Ometepe: Oasis de Paz de nuevo escena de represión policial

Una gran cantidad de antimotines se trasladaron a Ometepe para reprimir a la población. Courtesía / Confidencial

HAVANA TIMES – Todo comenzó cuando unos pobladores nicaragüenses de la comunidad de Equipulas, Ometepe sacaron una bandera nacional y reclamaron libertad para su oprimido país. 

La pequeña protesta sucedió en la noche del 19 de abril, a dos años del levantamiento cívico que meses después logró sofocar el régimen de Daniel Ortega a base de sangre y fuego.

Quedaron más de 325 muertos y miles de heridos a manos de paramilitares y policías del gobierno y también más de mil presos y alrededor de 100,000 personas forzados a ir al exilio.

Ometepe, antes conocido como Oasis de Paz en su publicidad turística, fue brutalmente atacado y ocupado por fuerzas paramilitares y policiales en octubre del 2018.   

Que dice la Policía

Para justificar su presencia en este poblado campesino del municipio de Moyogalpa, la Policía emitió un comunicado aduciendo que recibieron una llamada de una persona que se identificó únicamente con las iniciales R.P.F señalando que un “grupo de sujetos es estado de ebriedad agredieron con piedras varias viviendas”, reportó Confidencial.

Según la Policía, cuando llegaron al lugar fueron recibidos a pedradas, lo que motivó que los agentes detuvieran en un primer momento a tres personas, entre ellos Edwin Javier Mora Cajina, Edmon Mora Romero y Leyla Edith Mora Martínez.

En la mañana del lunes decenas de antimotines fueron enviados por ferry desde Rivas para reforzar la Policía local de la Isla en su cacería e intimidación a los pobladores que se oponen al gobierno Ortega-Murillo.

El saldo del asalto policial

Yonarqui Martínez (segunda de la izquierda), en las afueras del denominado nuevo Chipote con familiares de los secuestrados en Ometepe.  Photo: Roberto López / La Prensa

Según el diario La Prensa, “Luego de la represión de este lunes, se reportan nueve ciudadanos, seis hombres y tres mujeres, secuestrados por las fuerzas represivas del régimen, sin que sus familiares tuviesen información concreta sobre su paradero. Lo único que sabían gracias a activistas por los derechos humanos es que habrían sido llevados hasta Managua.”

Fue por la tarde del martes que se supo que los secuestrados, a excepción de uno, fueron llevados al temido centro de interrogación El Chipote. Entre los apresados están tres personas heridas por la fuerza policial.

En Managua, en la tarde de este martes, la abogada de presos políticos y defensora de derechos humanos, Yonarqui Martínez, se presentó a las oficinas de El Chipote, junto a familiares de los detenidos a preguntar por su situación legal. Les informaron que todos los secuestrados están retenidos en calidad de investigación, a excepción de Leyla Martínez, que está embarazada, ya fue liberada y entregada en Ometepe, informó La Prensa.

Cinco de los detenidos fueron llevados a los Juzgados, donde se le impidió el acceso a los abogados y se les pretendió imponer abogados de oficio. Dos de los pobladores golpeados están hospitalizados con resguardo policial incluyendo un señor de 68 años, notó Confidencial.

 

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.