OEA exhorta a Maduro a cancelar las elecciones de abril en Venezuela

Por Sara Barderas (dpa)

El Consejo Permanente de Los Estados Americanos (OEA) reunido en Washington. Foro: EFE / Confidencial

HAVANA TIMES – Tras ocho meses sin abordar el tema de Venezuela, la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó el viernes una resolución que insta a Nicolás Maduro a cancelar las elecciones presidenciales del 22 de abril y a presentar un “nuevo calendario” para unos comicios “con todas las garantías” democráticas.

El texto -puesto en Washington sobre la mesa por siete países entre los que estaban Estados Unidos y México- se aprobó con 19 votos a favor, uno más de los que eran necesarios.

Con Venezuela a la cabeza, cinco miembros votaron en contra. Hubo ocho abstenciones, entre ellas las de aliados tradicionales de Caracas como Nicaragua, Ecuador y El Salvador, y dos ausencias.

La reunión fue convocada a instancias de los países que presentaron la propuesta: Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, Panamá y Santa Lucía. Chile se unió posteriormente a ellos.

“Su único propósito es linchar a Venezuela”, dijo el viceministro venezolano para América del Norte, Samuel Moncada, que es también el representante principal del país ante la OEA. Durante la sesión, en la que se vivió un agitado debate, obtuvo un cerrado respaldo del embajador de Bolivia, el aliado más estrecho de Caracas en la organización.

La aprobación de la resolución incrementa la presión internacional sobre Maduro para que regrese a la senda democrática y constitucional de la que, según sus críticos, se ha apartado.

Además, devuelve a la OEA el tema venezolano, que en los últimos meses ha estado solo en manos del Grupo de Lima, creado después de que el año pasado fracasaran los intentos liderados por Estados Unidos y México por condenar a Maduro en la organización panamericana. Está integrado por 14 países americanos y aunque Estados Unidos lo apoya, no forma parte de él.

“La OEA ha permanecido callada demasiado tiempo. Debe actuar ahora porque el silencio es complicidad. Ha llegado el momento de que todos, incluido Venezuela, hagan lo correcto”, dijo hoy el embajador mexicano, Jorge Lomónaco, durante la sesión.

Ante los comicios anticipados al 22 de abril en Venezuela, en los que se han establecido vetos a una oposición que denuncia además falta de transparencia, la OEA exhorta al mandatario venezolano a fijar un nuevo calendario para un “proceso libre, justo, transparente, legítimo y creíble”, en el que participen todos los partidos y actores políticos “sin proscritos de ninguna clase”.

El texto aprobado llega después de que la oposición anunciara que no concurrirá a unos comicios que considera hechos a medida de Maduro y está en línea con lo que el Grupo de Lima exigió la semana pasada.

Como él, la OEA reclama observadores internacionales independientes, acceso libre e igualitario a los medios de comunicación y una autoridad electoral “cuya composición garantice su independencia y autonomía”.

“¿Qué pasa con esta resolución? Absolutamente nada”, manifestó Moncada en rueda de prensa tras el consejo permanente. “Las elecciones han sido ratificadas y tendremos elecciones presidenciales en Venezuela el 22 de abril”, añadió el representante venezolano, que consideró la resolución “resultado de la presión” del secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, en su reciente gira por el Hemisferio Occidental.

La de hoy fue la primera reunión de la OEA sobre Venezuela desde la Asamblea que la organización panamericana celebró en junio en México, donde el alineamiento de pequeños países caribeños con Caracas impidió la aprobación de un texto de censura a Maduro.

El tema venezolano generó de hecho un cisma el año pasado en la OEA y la presión llevó a Maduro a poner en marcha el proceso para que su país abandone la organización, lo que ocurrirá el año que viene.

La resolución aprobada hoy evitó la condena expresa de Maduro y su Gobierno. “Se limita a exhortar a corregir el rumbo”, dijo el embajador de México. “No cierra ninguna puerta”, manifestó por su parte el representante de Estados Unidos, Kevin Sullivan.

Una de las razones principales que impidieron aprobar resoluciones sobre Venezuela el año pasado fue la alineación con Caracas de algunos países caribeños que forman parte de Petrocaribe, una alianza petrolera creada por Hugo Chávez que les permite obtener crudo a precios bajos. En su reciente gira por el Hemisferio Occidental, Tillerson se comprometió en Jamaica a buscar vías para apoyarlos si se llega a aprobar un embargo petrolero a Venezuela.

El texto aprobado hoy solicita también al Gobierno de Venezuela que acepte la asistencia ofrecida por la comunidad internacional para evitar que se agrave la “situación humanitaria” y reitera “la voluntad” de apoyar medidas que permitan “el retorno al orden democrático y la paz social a través del ejercicio efectivo de la democracia”.

Los 19 países que apoyaron la resolución fueron Argentina, Bahamas, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Uruguay.

En contra votaron Venezuela, Bolivia, Dominica, Surinam y San Vicente y las Granadinas. Las abstenciones fueron de Belice, Ecuador, El Salvador, Haití, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves y Trinidad y Tobago.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *