OEA analizará si convoca a los cancilleres por situación en Venezuela

Por Sara Barderas (dpa)

OEA escudo. Foto: telesurtv.net

HAVANA TIMES – La Organización de Estados Americanos (OEA) decidirá mañana miércoles, en una reunión extraordinaria del Consejo Permanente, si convoca a los ministros de Exteriores de los países miembro para abordar la situación en Venezuela, donde la oposición mantiene la protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Un grupo de 16 países de la OEA, entre ellos Argentina, Brasil, México y Estados Unidos, forzó hoy con una petición conjunta la convocatoria de esa reunión urgente del Consejo Permanente en la sede de la organización en Washington “considerando la preocupación creciente” en el país latinoamericano.

De llegar a aprobarse la convocatoria de los cancilleres que buscan esos 16 países, sería una escalada en la presión al Gobierno de Maduro y podría suponer un paso más hacia una posible aunque complicada suspensión de Venezuela en la organización panamericana.

El presidente de turno del Consejo Permanente, el embajador de Bolivia ante la OEA, Diego Pary, citó mañana miércoles a las 16 horas (20 GMT), dos horas después de lo que proponían los solicitantes en su petición. Se estima que el encuentro puede durar horas.

Los países solicitantes de la reunión urgente del Consejo Permanente, según consta en el documento que registraron en la OEA, son Argentina, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Honduras, Jamaica, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, Estados Unidos y Uruguay.

Para que del encuentro salga la convocatoria de una reunión de consulta de los ministros de Exteriores hacen falta al menos 18 votos, es decir, los 16 países solicitantes tienen que sumar un mínimo de dos más.

El embajador de Argentina ante la OEA, Juan José Arcuri, dijo a dpa que a lo largo de este martes se sumó un país más, Bahamas, a los 16, por lo que faltaría uno para poder convocar a los cancilleres.

La petición, presentada en inglés por la misión de Argentina en nombre de todos los firmantes, habla de una “preocupación creciente”

por la situación en Venezuela e invoca el artículo 61 de la Carta de la OEA, que permite la convocatoria de una reunión de consulta de los ministros de Exteriores “con el fin de considerar problemas de carácter urgente y de interés común para los Estados americanos”.

“Debe ser interpretado como un esfuerzo político adicional en la búsqueda de un diálogo interno”, dijo Arcuri, que rechazó que se trate de un movimiento injerencista. “Es tratar de dar una mano amiga, tendida, objetiva para tratar de descomprimir” la situación, aseguró.

La situación en Venezuela es motivo de enfrentamiento en el último año dentro de la organización, donde un grupo de entre 14 y 18 países  -un número que fluctúa según los documentos que se presentan- presiona al Gobierno de Maduro para que fije un calendario electoral y libere a los políticos presos. Venezuela y países aliados como Bolivia y Nicaragua rechazan esa actuación como una injerencia.

El secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, presentó en marzo un informe sobre Venezuela en el que recomienda suspender al país en la organización si Maduro no convoca elecciones y libera a los “presos políticos”, ante la “ruptura total” del orden democrático.

De llegar a celebrarse la reunión de cancilleres que piden los 16 países, los ministros de Exteriores no podrían suspender a Venezuela en la organización. En sus declaraciones a dpa, Arcuri negó que ese sea el propósito de los países que firmaron la petición.

Los procedimientos de la OEA prevén no obstante que los ministros puedan acordar acciones diplomáticas, como por ejemplo la creación de una misión para Venezuela.

Eso, según se desarrollen las cosas, podría ser un paso más hacia la posible suspensión ya que el Consejo Permanente aprobó el 3 de abril una resolución expresando “profunda preocupación por la grave alteración inconstitucional del orden democrático en Venezuela”.

El Gobierno de Maduro considera que la reunión de aquel día y la resolución aprobada en ella son nulas porque, defiende, violaron las normas de la OEA.

Llegar a una suspensión de Venezuela en la OEA como ocurrió con Honduras tras el golpe de Estado de 2009 es complicado.

Tras el fracaso de unos hipotéticos esfuerzos diplomáticos sería necesario el voto de 24 países para convocar una Asamblea General extraordinaria y en ella serían necesarios de nuevo dos tercios de los votos para suspender a Venezuela.

El movimiento de este grupo de 16 países dentro de la OEA tiene lugar mientras la oposición venezolana mantiene sus protestas en las calles contra el Gobierno de Maduro.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, cifró hoy en 30 los muertos en las últimas tres semanas en esas protestas. Las últimas cuatro víctimas mortales se produjeron esta semana, según indicó.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *