Obispos de Nicaragua se trasladan a Masaya bajo ofensiva del gobierno

Pobladores de Masaya hacen barricadas para protegerse de los ataques de los Policías y paramilitares del gobierno. Foto: laprensa.com.ni

 

HAVANA TIMES – Un grupo de obispos y sacerdotes católicos encabezados por el cardenal Leopoldo Brenes viajó hoy a Masaya, al este de la capital, para mediar en una ofensiva policial contra manifestantes civiles, informaron los religiosos.

Así lo informó en su cuenta de Facebook la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que monseñor Brenes preside, mientras fuerzas de la Policía y paramilitares fuertemente armados desarrollan una operación para disolver retenes y barricadas de manifestantes.

“Su Eminencia Cardenal Leopoldo José Brenes junto a Su Excelencia Monseñor Silvio José Báez y sacerdotes del Clero de la Arquidiócesis se trasladan a Masaya a mediar sobre la situación y a estar con el pueblo acompañándole. Pedimos a todos los fieles sus oraciones”, señaló el mensaje.

Por su parte, el obispo Báez advirtió a los organismos de derechos humanos internacionales que podrìa ocurrir “una masacre inimaginable”
en Monimbó, un barrio indígena donde centenares de pobladores civiles permanecen atrincherados en protesta contra el Gobierno.

“¡Que el mundo lo sepa! El Gobierno de Nicaragua se prepara con antimotines y paramilitares para perpetrar otra masacre en el indefenso barrio indígena de Monimbó, Masaya. ¡Presionen a Ortega, ayúdenos, Monimbó no se toca!
@[email protected]@[email protected]@USAmbNicaragua”, tuiteó Báez.

Según el activista de derechos humanos Alvaro Leiva, entre 400 y 600 policías y paramilitares fuertemente armados incursionaron hoy en Masaya, a 25 kilómetros de Managua, en una supuesta “operación limpieza” que comenzó hace tres días para quitar las barricadas.

Mientras, dirigentes de la opositora Alianza Cívica convocaron en rueda de prensa una “marcha de las flores” en apoyo a la población de Masaya, prevista para realizarse el próximo sábado en una céntrica zona de la capital.

La Alianza Cívica está integrada por estudiantes, empresarios y sociedad civil y se formó tras las protestas que se iniciaron el pasado 18 de abril contra el Gobierno de Daniel Ortega. La crisis ha dejado hasta ahora al menos 215 muertos y unos 1.500 heridos, según organismos de derechos humanos no gubernamentales.

“Seguimos exigiendo la renuncia de Ortega y no vamos a cesar. No podemos seguir con un presidente genocida que está matando al pueblo”, dijo el líder campesino Medardo Mairena, miembro de la coalición.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *