Obama y Castro: Un apretón de manos que tapa las diferencias

Por Isaac Risco

Raul Castro y  Barack Obama dando la mano en la Cumbre de Las Américas el 10 de Abril, 2015 en Panamá.  Foto: telesur.net
Raul Castro y Barack Obama dando la mano en la Cumbre de Las Américas el 10 de Abril, 2015 en Panamá. Observa Ban Ki Moon.  Foto: telesur.net

HAVANA TIMES (dpa) — El histórico apretón de manos entre Barack Obama y Raúl Castro deslumbró a la Cumbre de las Américas en Panamá, aunque sólo para cubrir momentáneamente las profundas diferencias que separan a los presidentes de Estados Unidos y Cuba.

Ambos mandatarios se vieron el viernes en la noche por primera vez las caras después del deshielo diplomático anunciado en diciembre.

Obama y Castro, que ya se habían saludado de forma similar hace 16 meses en Sudáfrica, escenificaron la nueva era entre ambos países con un nuevo apretón de manos, esta vez rodeados por casi todos los mandatarios latinoamericanos. El cruce fue grabado por las cámaras de televisión.

“Debo manifestar (…) nuestra gran alegría por este momento histórico que vivimos hoy”, dijo el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Manuel Insulza, poco después en el acto inaugural de la cumbre, celebrando la asistencia por primera vez de los 35 países del continente.

También el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, invitado a la cita, felicitó a Obama y Castro por su “liderazgo” en el proceso para retomar las relaciones entre ambos países tras más de medio siglo.

Las expectativas son enormes también de cara a la conversación que tendrán ambos presidentes el sábado, en la jornada final de la cumbre, pese a que no está programada una reunión bilateral formal para el encuentro.

Las diferencias entre ambos países, enemistados ideológicamente por más de cinco décadas, quedaron relegadas a un segundo plano durante la cumbre que cierra este sábado. Pero no olvidadas.

“Estados Unidos no puede presionar para que Cuba acepte una cosa que no se ha aceptado nunca”, recordó el analista cubano Esteban Morales en Ciudad de La Habana, en referencia a las exigencias de mayor apertura política y económica que se suelen oír en Washington.

El politólogo también apuntó a las habituales suposiciones en estos días de deshielo diplomático sobre la posibilidad de que empresas estadounidenses expropiadas tras la revolución de 1959 pidan indemnizaciones al Estado cubano.

Cuba también tiene “una cuentecita” que presentar, aseguró Morales a dpa. “En el momento en que Estados Unidos ponga sobre la mesa (el tema de) las compensaciones, nosotros vamos a poner sobre la mesa los costos del bloqueo”, auguró.

Ya durante una intervención ante todos los países latinoamericanos de la CELAC, Raúl Castro había formulado a finales de enero exigencias de que Washington debe compensar a La Habana por los daños del embargo, así como restituir la base naval de Guantánamo para llegar a una completa normalización de las relaciones bilaterales.

Pero también al margen de la cumbre se vieron las diferencias, centradas sobre todos en los derechos civiles, históricamente el principal punto de discordia entre ambos países.

Una delegación de activistas cubanos abandonó por la tarde el Foro de la Sociedad Civil, un evento paralelo al encuentro de mandatarios al que asistían activistas de todo el continente.

Los simpatizantes del castrismo se negaron a compartir el espacio con una veintena de disidentes cubanos que habían llegado a Panamá para estar en el foro. Durante los tres días que duró el evento celebrado en el Hotel El Panamá hubo protestas e incidentes entre ambos grupos.

Hay que “escuchar a todos”, pidió Obama ante ese mismo foro esta tarde, en lo que sonó como una crítica velada a los gobiernos de Cuba y Venezuela por el acoso a los opositores políticos.

“La sociedad civil constituye la conciencia de nuestros países (…), por eso las naciones fuertes no temen a los ciudadanos activos y acogen a los ciudadanos que hablan abiertamente, aunque no siempre tengan la razón”, agregó.

Al salir del evento, el presidente estadounidense se reunió todavía con más de una decena de activistas del continente, entre ellos dos disidentes cubanos. Manuel Cuesta Morúa y Laritza Diversent están entre aquellos opositores a los que el gobierno cubano califica como “mercenarios” pagados desde el extranjero para atacar a su país.

El encuentro tuvo lugar pocas horas antes del histórico apretón de manos entre Obama y Castro ante representantes de todos los países del continente. Una muestra más de diferencias que la inédita charla del sábado tampoco conseguirá borrar del todo.


11 thoughts on “Obama y Castro: Un apretón de manos que tapa las diferencias

  • el 15 abril, 2015 a las 3:44 pm
    Permalink

    Que Obama se atreva a decir lo mismo, (si de verdad va a ser consecuente con lo dicho en Panamá) delante de los afroamericanos respecto al KKK, que, en definitiva surgió también antes de que él naciera. sería curioso ver qué pasaría.

  • el 14 abril, 2015 a las 4:04 pm
    Permalink

    Los cubanos que no hemos perdido la memoria aun sentimos un poco de resquemor ante la posicion de Obama que dice no haber nacido cuando las atrocidades que la rev cometio, si Hitler viviera yo no le daria la mano y no pensaba nacer cuando murio. Por otro lado las atrocidades se siguen cometiendo. No obstante esto, tambien estoy de acuerdo de que algo nuevo suceda en la vida de mi pais, aunque creo que nada va a cambiar para el pueblo como no ha cambiado en China para millones de habitantes. Es como que cambiar de posicion una estatua puede aliviar el tedio de verla siempre mirando al mismo punto. Obama se va, otros vienen y veran que hacen, pero en Cuba se mueren los Castros y queda el PCC soldado a una Constitucion que a su vez esta soldada al PCC en un horrible mecanismo diabolico de invariabilidad.

  • el 12 abril, 2015 a las 8:53 am
    Permalink

    La noticia mas significativa es la que se esta tratando de ocultar; La Encuesta realizada por Univision. No fue nada secreta, lo que no fue publica. Me la juega al canelo que Raul la leyó. Y ahí van los comentarios; “Obama es un hombre honesto”, “el no tiene culpa”, “le pido perdón”, etc. Era de esperar el apoyo masivo al Presidente Obama, (80%), pero también es significativo que a estas alturas 1 de cada 5 cubanos en la Isla, no estén de acuerdo con la “estrategia” americana. Estos son mas raja tablas que los mismos raja tablas. Están en la nomenclatura y en todas partes, al sol y en la sombra. Crean todo tipo de dudas, criticas y peligros donde no los hay, pero en el fondo ven mas peligros en la perdida de sus posiciones de poder que en otra cosa.

    Dado el lugar y el momento no correspondía a Obama hacer critica a los disturbios locales, (mas bien matonismo) de la sociedad civil oficialista. Pero si lo hizo la Jacobson, que es como si fuera el. Y los comentarios fueron bien críticos. No se que paso, pero al tercer día, paro la violencia. Vean el video del tercer día. Cara a Cara, frente a los insultos de “¡mercenarios, mercenarios!, ¡Gusanos, Gusanos!, la otra sociedad civil les contestaba; !Respeto, ¡Respeto! ¡Democracia! ¡Respeto! Si, Raúl estuvo muy bien, pero su sociedad civil frente a la opinión publica mundial, quedaron como unos culos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *