Obama descarta sanciones contra Venezuela

HAVANA TIMES (dpa) — El gobierno de Estados Unidos descartó hoy la aplicación inminente de sanciones contra el ejecutivo venezolano de Nicolás Maduro, pese a los esfuerzos en este sentido del Congreso norteamericano.

“No es el momento de aplicar sanciones contra Venezuela”, zanjó la secretaria de Estado adjunta para Asuntos Hemisféricos, Roberta Jacobson, en un encuentro con periodistas en Washington, un día después de que la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobara un proyecto de ley que contempla sancionar a funcionarios venezolanos implicados en la represión de las protestas sociales que se suceden desde febrero.

El Senado de los Estados Unidos está contemplando una legislación similar. Pero para convertirse en ley deberá ser sancionada por el presidente, Barack Obama, quien hasta ahora se ha mostrado reticente a aplicar sanciones contra el gobierno de Maduro.

Jacobson consideró que existen otras “herramientas” disponibles que pueden ser más efectivas en estos momentos que las sanciones y mostró la disposición de Washington a ayudar a que el diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana tenga sus frutos.

“Las sanciones son una herramienta, no un punto final”, dijo Jacobson, quien reiteró que “las sanciones en cualquier situación, ya sea que estemos hablando de Urcania o de Birmania (…) son una herramienta para mover a los actores de una disputa hacia una resolución”.

Jacobson subrayó que no son necesarias leyes como las contempladas en el Congreso puesto que el ejecutivo tiene ya “la autoridad y los mecanismos para imponer sanciones de cualquier tipo, ya sea de visados o bienes”, pero insistió en que no creen que sea éste el momento más adecuado para hacerlo.

La máxima responsable para América Latina de la diplomacia estadounidense dijo que no obstante, todas las opciones están sobre la mesa.

“Quizá en un momento creamos que las sanciones sean la acción necesaria para mover a las partes a llegar a una solución”, añadió Jacobson.

La responsable para América Latina consideró que son los propios venezolanos los que tienen que dialogar y resolver sus problemas.

Jacobson consideró que en este sentido las sanciones pueden ser “contraproductivas” y utilizadas como “una distracción sobre el verdadero problema, que es que los venezolanos necesitan hablar entre sí en un diálogo incluyente con resultados”.

Según Jacobson, la aprobación de sanciones “estimularía al gobierno venezolano a enmarcar este problema de nuevo como uno del gobierno estadounidense tratando de derrocar el gobierno venezolano”, lo que, según ella, “no tiene ningun sentido”.

La llamada Ley Protección de Derechos Humanos y Democracia Venezolana, aprobada el miércoles por la Cámara de Representantes, tiene como objetivo “castigar a funcionarios del régimen de Maduro que han participado en actos de intimidación y violencia contra el pueblo de Venezuela que sólo busca la libertad a través de medios pacíficos”.

El proyecto de ley “niega visas para entrar a los Estados Unidos, bloquea propiedades, congela bienes, y prohíbe transacciones financieras de miembros del régimen de Maduro que han cometido graves violaciones contra los derechos humanos de los ciudadanos de Venezuela”.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.