Nuevas detenciones de estudiantes en Venezuela

HAVANA TIMES (dpa) — Decenas de estudiantes venezolanos fueron detenidos hoy en una protesta en el este de Caracas que la fuerza pública disolvió con gases lacrimógenos, en la continuación de las manifestaciones contra el gobierno que comenzaron en febrero.

Brigadas antimotines de la Guardia Nacional (policía militarizada) detuvieron a unos 80 estudiantes en el municipio Chacao, en una escaramuza que dejó al menos cinco heridos.

La represión se llevó a cabo en momentos en que el diálogo entre el gobierno y la oposición para acabar con las protestas quedó congelado y se espera que una misión de cancilleres de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) permita reactivarlo.

El jefe del quinto comando de la Guardia Nacional, Manuel Quevedo, confirmó que al menos fueron detenidos 80 jóvenes en los desórdenes ocurridos al terminar una marcha hacia la oficina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en Chacao.

Los incidentes ocurrieron después que los estudiantes cambiaron la ruta de la marcha que fue convocada hasta la Fiscalía General, en el centro de Caracas, para exigir la liberación de sus compañeros detenidos en las manifestaciones.

Los estudiantes decidieron cambiar la ruta debido a que la plaza Brión, el punto de partida, fue ocupada por un cordón militar que evitó la concentración.

Tras marchar hacia el PNUD, un grupo de revoltosos lanzó piedras y petardos contra la sede del Ministerio de Turismo, lo que provocó la reacción de los soldados y policías que detuvieron a muchos de los presentes.

Un grupo de periodistas que cubría el incidente fue atacado con perdigones, lo que dejó tres reporteras heridas, dijeron las autoridades de Chacao.

El presidente de la Federación de Centros de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Juan Requesens, dijo que muchos estudiantes de varias universidades fueron arrestados, después que la policía arremetió con gases y perdigones.

El alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, señaló que las avenidas principales del municipio fueron ocupadas por militares y policías.

A la vez, el ministro de Turismo, Andrés Izarra, afirmó que el ataque contra la sede ministerial dejó daños materiales

“Una acción como esta se esperaba recayera sobre la sede del ministerio, por lo que ya estábamos preparados y habíamos tomado algunas medidas de previsión, como desalojo de los vehículos de las áreas más expuestas y medidas de seguridad básicas en caso de que se produjera un ataque”, señaló.

Agregó que de ninguna manera se trató de una manifestación pacífica.

“Es una protesta fascista y violenta que tiene como objetivo las instituciones del Estado, socavar el Estado democrático que impera en Venezuela”, aseveró.

Las protestas que comenzaron el 12 de febrero han dejado 42 muertos y más de 700 heridos. El gobierno afirma que su objetivo es sacarlo de poder por la fuerza.

Hace dos semanas, el presidente Nicolás Maduro dijo que las protestas fueron derrotadas, pero desde el jueves pasado recrudecieron, con los estudiantes reclamando derecho a marchar hasta el centro de Caracas, algo que ha sido virtualmente prohibido por el gobierno.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.