Nicas en EE.UU. enfrentan “limbo migratorio” por TPS

Alrededor de 4250 nicaragüenses en Estados Unidos temen ser deportados si no se renueva el Estatus de Protección Temporal en 2022

Por Katherine Estrada Téllez (Confidencial)

HAVANA TIMES – Los migrantes nicaragüenses bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS) en Estados Unidos temen una deportación, luego que fracasaran las negociaciones políticas entre la Administración del presidente Joe Biden y los abogados migratorios que demandan la renovación de dicho estatus.

Esta situación mantiene en vilo a alrededor de 337 000 migrantes, de los cuales 4250 son nicaragüenses. “Lamentablemente el Gobierno de Biden no quiso llegar a ningún acuerdo en cuanto a las propuestas que los abogados estaban dando y obviamente se acabaron las negociaciones… Este es el limbo migratorio en el que estamos”, explicó Carolina Sediles, voluntaria en la Alianza Nicaragüense Americana para Derechos Humanos (Nahra, por sus siglas en inglés) y una de las beneficiarias del TPS.

Carolina Sediles se acogió bajo el Estatus de Protección Temporal creado por el Gobierno estadounidense en 1999 luego del paso del Huracán Mitch en Nicaragua.

El TPS es un beneficio migratorio temporal, que incluye un permiso de trabajo y residencia legal, otorgado por el Departamento de Seguridad Nacional a extranjeros que abandonaron sus países debido a desastres por fenómenos naturales o conflictos armados.

En 2018, la Administración del entonces presidente Donald Trump ordenó el fin del TPS para ciudadanos de Sudán, Nicaragua, El Salvador y Haití. Las familias beneficiadas por el programa interpusieron demandas en los tribunales para que el TPS no terminara. Las cortes fallaron a su favor, pero el Gobierno de Trump apeló.

Hasta ahora, las demandas han mantenido vivo el TPS, pero sin una nueva extensión, mientras que el estatus de protección tiene como fecha de caducidad el 31 de diciembre de este año. Para los migrantes de Sudán y Haití se rediseñó el estatus, pero no se sabe si se logrará lo mismo en el caso de los ciudadanos de El Salvador, Nicaragua, Nepal y Honduras.

“Tepesianos” mantienen la esperanza

Los “tepesianos” —como se les llama popularmente a los beneficiados con la protección— esperan buena voluntad por parte de la Administración Biden y tienen la esperanza de que se les renueve el TPS como sucedió con otras nacionalidades. “Lo que sigue es esperar a que las cortes del Noveno Circuito decidan si van a escuchar a los abogados (en pro de la renovación del TPS) que estaban intentando llevar a corte la decisión del ex presidente Trump…si no (escuchan el caso) deberemos buscar otras alternativas o agarrar las maletas e irnos”, advirtió Sediles en una entrevista con el programa Esta Noche.

Muchos de los beneficiados tienen más de dos décadas de vivir en Estados Unidos, como es el caso de Sediles, quien llegó a Estados Unidos en 1998, mismo año en que el huracán Mitch causó estragos en Nicaragua. Tiene un hijo de 21 años que nació en EE. UU. y estará apelando y tramitando su residencia en el país a través de una petición familiar.

“Hay personas que, como mi caso, van a tener que esperar el proceso de petición familiar y no van a tener que estar sufriendo por el TPS. Es bueno que la gente se informe también, porque muchas veces la incertidumbre es por falta de información”, aconsejó. Sin embargo, no todos los nicas bajo TPS tienen opciones.

Explicó que aún no se sabe cuándo será la decisión final por parte del Gobierno estadounidense. “Si las autoridades deciden escuchar el caso en una corte y no han llegado a un acuerdo para el 30 de noviembre, se extiende el TPS por otro nueve meses más, pero, si deciden no escuchar (el caso) nos atenemos a los 120 días que la ley nos da para estar en el país”.

La lucha por un rediseño del TPS para nicaragüenses

Sediles indicó que, en conjunto con otras organizaciones de migrantes, se trabaja para pedir se diseñe un TPS que sea más amplio para los nicaragüenses, en especial para los que entraron a Estados Unidos después de 2018.

“Hay soporte de parte de congresistas que enviaron una carta a la Administración de Biden pidiendo que se asignara un TPS para los nicaragüenses por la situación política, para que tengan un alivio temporal, que es necesario; porque de hecho ya están aquí, y que no tengan que pasar por un proceso de asilo, porque ya sabemos que la mayoría viene por la situación económica (derivada de la crisis sociopolítica), por los desastres naturales que han habido”, subrayó.

Hasta el momento la Casa Blanca no ha emitido ningún comunicado sobre la situación de los “tepesianos”; sin embargo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), indicó a la Voz de América que no comentaba sobre litigios en curso, pero aseguró que “los titulares actuales de TPS de El Salvador, Nepal, Nicaragua y Honduras estarán protegidos durante los próximos meses”, haciendo referencia a noviembre y diciembre.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share