Nicaragua: Preso político Freddy Quezada aislado

Catedrático universitario Freddy Quezada.

Por 100% Noticias

HAVANA TIMES – El profesor universitario y filósofo Freddy Antonio Quezada, fue declarado culpable por el delito de “incitación al odio”, en un juicio virtual. Este sábado se cumple un mes de ese juicio que organismos de derechos humanos consideran ilegal.

Quezada, fue secuestrado desde el 29 de noviembre de 2023 por criticar a la dictadura sandinista en sus redes sociales.

“Exactamente hoy tiene un mes y no hemos recibido notificación alguna, a pesar de que mis familiares han ido a la Defensoría y han hablado con el abogado, pero no tiene la resolución”, dijo Adriana Quezada, hija del profesor,  a 100% Noticias.

Según la dictadura, el catedrático universitario incitó al odio por dos publicaciones que hizo en su muro de Facebook.

“Nosotros asumimos que es una publicación que hizo sobre Monseñor Álvarez cuando lo exhibieron en la modelo, y al día siguiente llegaron por él”, asegura su hija. 

Han pasado 87 días desde la detención del docente universitario, sociólogo de profesión, quien cumplirá 65 años el próximo 21 de marzo. Este es su segundo presidio político, el primer encarcelamiento lo vivió en la década de los 70, por criticar a otro dictador, Anastasio Somoza. 

“Mi papá ha sido catedrático, sociólogo de carrera desde que tengo uso de razón. Trabajó en la Universidad Centroamericana (UCA), en la Upoli, en UAM, en la Paulo Freire y su último trabajo fue en la UNAN, donde estuvo como 10 años enseñando en Filología y Comunicación y lo despidieron en el 2018 por su por su opinión política”, detalla Adriana, la hija menor de Quezada.

Adriana vive en Panamá desde donde informa sobre las arbitrariedades cometidas por el régimen de Ortega en contra de su padre.

“Mi padre padece diabetes y aunque no depende de insulina, debe guardar una dieta especial. Tiene sordera de un oído, y en los últimos cinco años le han practicado varias operaciones”, comentó. 

La familia de Quezada no lo ha visto físicamente, no les han permitido visitas al centro penitenciario de Tipitapa, “Jorge Navarro”, donde aparentemente lo tienen preso pues ahí fue que se realizó el juicio vía zoom. Una práctica que ya se ha utilizado con otros presos políticos como el líder juvenil Jason Salazar.

“Según las palabras del mismo abogado defensor de oficio ni siquiera él lo ha visto, no sabe quién es, no sé cómo lo está defendiendo. Deducimos nosotros  que está en el Penitenciario pero nadie nos confirma. Fuimos al Ministerio de Gobernación para solicitar una autorización de visita familiar y no se ha recibido ninguna respuesta y vamos en un ciclo de ir a Auxilio Judicial, Distrito 3, Ministerio Público, Ministerio de Gobernación, Modelo y bueno la Defensoría que ahí fue donde se encontró lo del juicio”, relató la hija de Quezada.

En la Modelo los funcionarios no han recibido ninguna paquetería para el maestro, ni medicinas, por lo que temen que se encuentre en aislamiento.

“No sabemos nada acerca de las condiciones de salud. Esto quiere decir que lo tienen aislado, pues es lo que asumimos. Simplemente por un derecho a la libertad de expresión. Mi papá es un filósofo, personaje activo en debates, análisis y escritor. Lo tienen encerrado sin número de caso, no hay número de expediente, parecería irreal. Es el mundo al revés, porque hasta a los delincuentes de verdad les permiten el contacto con su familia, ¿Por qué a él no?”, reprochó Adriana Quezada.

Añadió “estamos consternados por sus condiciones básicas humanas, muy preocupados por su condición de salud, esto va a tener un impacto en su condición física, incluso mental y eso es lo que nos preocupa muchísimo”, dijo Adriana Quezada, quien lamenta que no se respeten las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, en favor de su padre y que fueron ignoradas por el Estado de Nicaragua.

El pasado 15 de febrero la Unidad de Defensa Jurídica (UDJ), denunció el recrudecimiento de los patrones represivos en las detenciones arbitrarias perpetradas por el Estado de Nicaragua durante los últimos seis meses (agosto 2023 – enero 2024) contra las personas privadas de su libertad por motivaciones políticas.

El organismo resaltó el aumento de las “desapariciones forzadas” en el último trimestre y destacó los casos más recientes: el de Broklyn Rivera (29 de septiembre de 2023), Freddy Quezada (29 de noviembre de 2023) y Carlos Bojorge (1 de enero de 2024).

“En los tres casos, las autoridades han negado dar información sobre el paradero fidedigno de ellos. Se ha impedido toda comunicación entre los detenidos y sus familiares o abogados. De tal manera que no se tiene certeza de sus condiciones de detención, ni constatación de su estado de salud y vida”, señala el informe.

Como parte de una extensión de la tortura sicológica a los familiares, “los funcionarios penitenciarios” recomendaron buscar a las personas detenidas políticas “en las morgues”, incrementando la zozobra de ellos, lo que constituye otro tipo de tortura”, añade el documento.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.