Nicaragua: Estudiantes detenidos podrían enfrentar penas máximas por cargos inventados

HAVANA TIMES – Al menos 24 dirigentes estudiantiles del Movimiento 19 de Abril (M19A), que encabeza las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y están encarcelados en Nicaragua, podrían enfrentar hasta 68 años de prisión por los delitos imputados, reportó dpa.

La mayoría de los centenares de encarcelados son jóvenes que han sido acusados por de terrorismo al amparo de una ley hecha a la medida del Gobierno y aprobada en junio -tres meses después de iniciada la crisis política- por el Congreso unicameral que domina el gobernante Frente Sandinista. La ley facilita la acusación de terrorismo para cualquier acto de protesta contra el gobierno de Ortega y Murillo.

Se trata de estudiantes, todos menores de 30 años, que están a la espera de juicios o ya están siendo procesados con imputaciones de entre cuatro y ocho delitos por los que podrían recibir sentencias de entre 31 y 68 años de prisión, señaló “El Nuevo Diario”.

Uno de los últimos apresados y procesados es el dirigente del M19A de Masaya (suroriente), Yubrank Suazo, estudiante de psicología de 27 años, a quien acusan de terrorismo, secuestro, asalto, tenencia ilegal de armas, incendio y otros graves delitos.

Suazo, quien cuenta con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), podría recibir una sentencia de entre 44 y 68 años de prisión, aunque las leyes nicaragüenses estipulan un tiempo máximo en prisión de 30 años, añadió el rotativo.

Días antes también fue detenido y judicializado el estudiante de periodismo Edwin Carcache, de 27 años y miembro de la opositora Alianza Cívica que dialogaba con el Gobierno de Daniel Ortega, a quien la CIDH también otorgó medidas cautelares.

Junto a Carcache son acusados otros cuatro jóvenes por terrorismo y otros delitos que le supondrian penas de hasta 44 años de cárcel, añadió el diario.

Otros de los detenidos, Levis Rugama, fue descrito por el rector de la Universidad Americana (UAM, privada), Ernesto Medina, como “el estudiante que todo profesor quisiera tener”.

“Su inteligencia y sencillez es la mejor muestra de que todo lo que dice el régimen en contra de los estudiantes que protestan es una soberana mentira. Levis Rugama es un estudiante ejemplar, su lugar y el de todos sus compañeros está en la universidad y no en las mazmorras del régimen”, dijo Medina a través de Facebook.

Dirigentes estudiantiles de las provincias de Matagalpa, Estelí (norte), Masaya, León y otras zonas del país también guardan prisión tras ser detenidos ilegalmente, a la espera de juicios, que según familiares han sido “fabricados”.

El diario “La Prensa” informó que este lunes arribaría a Managua un diplomático de la embajada de Bélgica, situada en Panamá, junto a un funcionario de la Unión Europea (UE), quienes harían gestiones en favor de la líder estudiantil Amaya Coppens, de nacionalidad nicaragüense-belga, secuestrada semanas atrás en León y recluida en las celdas de El Chipote, en la capital.

Federico Coppens, padre de la estudiante, cuestionó la acusación policial de posesión de armas de fuego en contra de su hija, pues los testigos indican que “al momento del arresto no la llevaron con armas” y que se trata de “acusaciones montadas” por la policía.

En un reciente tuit la CIDH dijo con que las detenciones más recientes de líderes estudiantiles, su misión en Nicaragua “observa la continuidad de un patrón de represión selectiva, con arrestos arbitrarios e ilegales”.

Nicaragua vive desde abril la peor crisis política de las últimas décadas, que inició con una protesta estudiantil y que según ONG de derechos humanos ha dejado 481 muertos, en su mayoría jóvenes manifestantes producto de la acción de policías y paramilitares. El Gobierno reconoce 198 decesos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *