Nicaragua: Dictadura ordena nuevas allanamientos y arrestos

 a seis días del cuarto aniversario de la Rebelión de Abril

Con globos y banderas azul y blanco, decenas de nicaragüenses protestan frente a nutrido grupo de antimontines en 2018.   Foto: Archivo/ Carlos Herrera

Cuatro músicos y productores arrestados, siete propiedades allanadas y tres viviendas asediadas en Masaya, Managua, Nueva Segovia y Madriz

Por Confidencial

HAVANA TIMES – A seis días de conmemorarse el cuarto aniversario de la Rebelión de Abril de 2018, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo ordenó una nueva ola represiva contra opositores, líderes comunitarios y músicos y productores de Managua, Nueva Segovia, Tipitapa, Masaya y Somoto. CONFIDENCIAL contabilizó —según el reporte de organizaciones de la sociedad civil y líderes comunitarios— que este martes 12 de abril se registraron cuatro arrestos, siete allanamientos y tres asedios a viviendas.

La nueva ola represiva también ocurre a pocos días desde que la vicepresidenta y vocera del régimen, Rosario Murillo, incrementó sus ataques públicos, a través de sus intervenciones de mediodía en los medios oficialistas, en contra miles de disidentes y opositores a su régimen, a quienes advirtió que “no habrá perdón ni olvido”.

Por la tarde de este martes 12 de abril, el régimen orteguista mandó a detener en Managua a al menos cuatro músicos y productores que participaron, el pasado 2 de abril, del concierto del 15 aniversario de la banda Monroy y Surmenage, un evento en el que supuestamente se elevó una crítica contra el régimen Ortega-Murillo, a través de una de las canciones interpretadas.

La canción que aparentemente disgustó al régimen orteguista se titula “En el ojo del huracán”, que incluye entre sus estrofas frases como: “un grito fuerte en abril”, “todos gritan presente” y “en la lluvia se acercan, mueren de par en par”.

Según un reporte de 100% Noticias, en el concierto también se dijo: “abril no se olvida”, en alusión a las protestas sociales que fueron reprimidas por el régimen Ortega-Murillo en abril de 2018.

Josué Monroy, vocalista de la banda Monroy y Surmange, se conoce que fue detenido la tarde de este martes en su vivienda ubicada en Altamira, Managua. En un video que circuló a través de las redes sociales se aprecia el momento en que oficiales de la Policía irrumpen en la vivienda del cantante.

CONFIDENCIAL confirmó que el régimen de Daniel Ortega también detuvo este martes al productor musical Leonardo Canales, director de La Antesala, y a Xochilt Tapia y Salvador Espinoza, gerentes de Saxo Producciones y managers de las bandas Monroy y Surmenage y Milly Majuc.

Tapia y Espinoza se encontraban con su hijo de cinco años en el momento de la detención, y los policías dejaron al menor en la casa de una vecina, dijo a CONFIDENCIAL una fuente cercana a los productores.

Allanamientos y amenazas es Masaya

Los allanamientos ejecutados por la Policía del régimen orteguista iniciaron desde las 8:00 a. m. de este martes en el departamento de Masaya. CONFIDENCIAL documentó los allanamientos en las viviendas de María Andrea José, madre de Darwin Potosme -asesinado por la represión orteguista en junio de 2018- e integrante de la Asociación de Madres de Abril (AMA); y de la ciudadana Yolanda González, perseguida desde 2018 por participar de las protestas sociales.

La vivienda de otra de las integrantes de AMA que habitan en Masaya también fue allanada, pero por temor a represalias decidió no divulgar públicamente.

En el allanamiento de la casa de María Andrea José, el grupo de oficiales de la Policía no presentó orden judicial y amenazaron a las siete personas que se encontraban en el lugar.

“Nos dijeron que los dejáramos entrar, que si no nos iba a ir peor”, denunció uno de los familiares de María Andrea en entrevista con CONFIDENCIAL.

El grupo de agentes de la Policía, a bordo de cinco patrullas y siete motocicletas, llegó cerca de las 9:00 a m. a la vivienda de María Andrea José, aduciendo que buscaban “propaganda política”.

“Nos dijeron: `vamos a revisar la casa porque recibimos una denuncia. Ustedes tienen aquí propaganda política. Están organizando una misa en la Iglesia San Miguel´”, relató.

Luego de más de una hora revolviendo los enseres de la vivienda, los oficiales decidieron irse pero, antes de hacerlo, fotografiaron a todos los que estaban en la vivienda, incluso a un menor de edad, y los amenazaron diciéndoles que si los miraban en la misa, que supuestamente se está organizando en la Iglesia San Miguel Arcángel, los “levantaban y se los llevaban presos, donde están los otros tranqueros”.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunció el “abuso policial” contra la familia Potosme y recordó “al régimen que es derecho de los nicaragüenses conmemorar a sus familiares muertos”.

Además, exigió el “cese la represión y respete la integridad física y psicológica” de los familiares de las víctimas asesinadas en el contexto de las protestas sociales.

Policía allana en busca de “papeletas”

La vivienda de la ciudadana Yolanda González también fue allanada este martes por más de una docena de oficiales de la Policía, que “buscaban papeletas” que supuestamente serían “utilizadas en una misa en la Iglesia San Miguel Arcángel de Masaya”.

El allanamiento inició a eso de las 8:30 a.m. y culminó a las 10:00 a. m. Fue presenciado por González, su hija de 23 años y cuatro menores de edad que entraron en pánico al ver al grupo de policías. En esas más de dos horas, la Policía revisó y revolvió todo dentro de la vivienda, pero no encontró las supuestas papeletas.

En los últimos cuatro años González ha tenido tres allanamientos. El primero ocurrió en octubre de 2020, cuando fue relacionada con supuesta portación ilegal de armas, tras la detención del exconcejal sandinista Benjamín Gutiérrez Collado. Tres meses más tarde, el 15 de enero de 2021, la vivienda nuevamente fue allanada y ella fue retenida durante cuatro horas por la Policía de Masaya, señalada otra vez de supuestamente portar armas de forma ilegal.

En este tercer allanamiento, la Policía no presentó orden judicial y no se llevó ningún bien de la vivienda, como ocurrió en los anteriores allanamientos, en los que sustrajeron dinero y enseres de la propiedad. Sin embargo, amenazaron con un nuevo encarcelamiento y criminalización contra Gutiérrez, en caso que ella asista a la misa que supuestamente se está convocando en la Iglesia San Miguel Arcángel.

Allanamientos en Madriz y Nueva Segovia

CONFIDENCIAL también confirmó con líderes comunitarios, que solicitan omitir su identidad por temor a represalias, el asedio en las viviendas de tres opositores de Tipitapa y el allanamiento en dos viviendas de opositores de Somoto, integrantes de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) y la Alianza Cívica por la Unidad Nacional (ACUN), respectivamente.

También se contabilizó dos allanamientos en Jalapa y Wiwilí, Nueva Segovia, en las viviendas de dos integrantes de la UNAB.

Las fuentes indicaron que en Jalapa, Nueva Segovia, a uno de los opositores incluso “lo visitaron oficiales de la Policía en su puesto de trabajo” y lo obligaron a firmar un documento donde se comprometía a “no pegar papeletas, no hacer pintas, ni actos de terrorismo contra Nicaragua”.

Los opositores a los que se le allanó su vivienda en Somoto y Wiwilí también fueron presionados para firmar el documento que llevaban los oficiales de la Policía.

El Monitoreo Azul y Blanco divulgó una alerta en la que señalan que este martes recibieron “denuncias a nivel nacional de un incremento de la represión relacionado con la cercanía del 18 y 19 de abril” y llamaron a la población a “tomar medidas de seguridad y protección”.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.