Nicaragua bajo vigilancia por tormenta tropical Bonnie

Por el National Hurricane Center

Por Confidencial

HAVANA TIMES – El potencial ciclón tropical Dos se encuentra ya en el suroeste del mar Caribe y se espera que sus vientos se fortalezcan en su camino hacia Nicaragua y Costa Rica hasta convertirse en la tormenta tropical Bonnie, la segunda formada en lo que va de año en la cuenca atlántica. El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) emitió el miércoles una vigilancia de huracán y de tormenta tropical para zonas de Nicaragua y Costa Rica, respectivamente.

En un boletín emitido a las 06:00 a.m. (hora de Nicaragua), el NHC indicó que el sistema, que empezó su trayectoria en la parte sur de las islas de Barlovento y siguió por el Caribe cerca de las costas de Venezuela y Colombia, se encuentra a unas 710 millas —1140 kilómetros— de Bluefields, en el Caribe Sur nicaragüense.

El sistema presenta vientos máximos sostenidos de 40 millas por hora (65 km/h) y se mueve a 20 millas por hora (31 km/h) en dirección oeste.

Según la trayectoria pronosticada, este jueves se moverá a través del suroeste del mar Caribe, y cruzará el sur de Nicaragua o el norte de Costa Rica el viernes por la noche y emergerá sobre el este del Océano Pacífico el sábado y puede reforzarse hasta llegar a ser huracán sobre sus aguas.

Una vez suspendidas las alertas relativas a las costas caribeñas de Venezuela y Colombia, queda en efecto una vigilancia de huracán para un área que va desde la frontera entre Nicaragua y Costa Rica hasta la laguna de Perlas, en el primero de esos dos países, y un aviso de tormenta tropical para la isla colombiana de San Andrés.

Paso por Centroamérica

Bajo vigilancia de tormenta tropical están desde Limón (Costa Rica) hacia el norte hasta la frontera entre Nicaragua y Costa Rica y desde el norte de Laguna de Perlas a Sandy Bay Sirpi, en Nicaragua.

Los vientos máximos se van a fortalecer de aquí al viernes, mientras que el sistema se acerca a Centroamérica.

Se espera un debilitamiento mientras el sistema atraviesa Centroamérica, pero se prevé un reforzamiento el sábado una vez que se mueva sobre el Océano Pacífico.

La probabilidad de formación de un ciclón es del 90%, tanto para el pronóstico de 48 horas como en el de cinco días. Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hacia afuera hasta 80 millas (130 km).

El paso del fenómeno se va a hacer sentir en el norte de Colombia y más intensamente en Nicaragua y Costa Rica con lluvias, que podrían dar lugar a inundaciones repentinas, vientos y marejada ciclónica.

Las autoridades de las instituciones que conforman el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) han informado, a través de medios del Gobierno nicaragüense, que tienen listos más de 300 centros de albergue, en caso de que sea necesario realizar evacuaciones.

Ejército suspende zarpes

La marejada podría aumentar los niveles del mar hasta en tres pies (0.9 metros) por encima de los niveles normales de marea a lo largo de la costa inmediata de Nicaragua cerca y al norte de donde el centro toca tierra.

El Ejército de Nicaragua, a través de la Fuerza Naval, suspendió este miércoles los zarpes en los 11 puertos más importantes del país, ante la amenaza que representa el disturbio atmosférico.

Las Fuerzas Armadas nicaragüenses informaron que “no emitirán zarpes a las embarcaciones que tengan como destino mar abierto, bancos de pesca, comunidades costeras, islas o cayos adyacentes, hasta nuevo aviso”.

Los zarpes fueron suspendidos de forma indefinida para los puertos de Bluefields, Corn Island, El Bluff y Puerto Cabezas, ubicados en el litoral Caribe (este), así como a las terminales marítimas Corinto, Potosí, Puerto Sandino y San Juan del Sur, en el Pacífico (oeste-suroeste), más los que se encuentran en el Gran Lago de Nicaragua: Granada, Moyogalpa y San Carlos.

Además, recomendaron a las embarcaciones que se encuentran en labores de pesca “tomar todas las medidas de seguridad, y de ser necesario trasladarse a puerto seguro, esto con el fin de evitar hechos que lamentar”.

En lo que va de la actual temporada ciclónica en el Atlántico, que se inició el 1 de junio y, según los servicios meteorológicos, va a ser más activa de lo normal, solo se ha producido una tormenta con nombre, Alex, que se formó el 5 de junio cerca de la península de Yucatán con los remanentes del huracán Agatha, el primero formado este año en el área del Pacífico. Alex causó lluvias en Yucatán y el occidente de Cuba y el sur de Florida.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.