HAVANA TIMES – El ex viceministro primero del Interior Pascual Martínez Gil, quien ostentó grados de general de división, murió de un infarto la pasada semana en el Hospital CIMEQ de La Habana, informó Café Fuerte.

Martínez Gil fue condenado a 12 años de cárcel en la Causa 2 de 1989, donde fue encausado su jefe superior y amigo cercano, el General José Abrantes, quien por su parte recibió una sentencia de 20 años y murió en la Prisión de Guanajay en 1991.

El antiguo jefe de Tropas Especiales del Ministerio del Interior, quien cumplió misiones internacionalistas en África, expresó su arrepentimiento durante aquel célebre juicio al decir “La mayor condena es no poder volver a estrechar la mano del Comandante en Jefe”.

De acuerdo con la nota, tras salir de prisión, Pascual se dedicó a actividades civiles en un restaurante particular, y posteriormente en una empresa extranjera radicada en la isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *