“Mitin de repudio” contra las Damas de Blanco en Cuba

HAVANA TIMES, 17 mar (dpa) — Simpatizantes del gobierno cubano realizaron hoy en La Habana una manifestación frente a la sede de las Damas de Blanco, cuando el conocido grupo opositor conmemoraba el noveno aniversario de la llamada “primavera negra” de 2003.

El llamado “mitin de repudio” tuvo lugar por la tarde durante unas tres horas en la calle Neptuno, en el barrio de Centro Habana. Las Damas de Blanco se habían reunido en la antigua casa de su fundadora, Laura Pollán, fallecida en octubre de 2011.

Según testigos, los simpatizantes del gobierno coreaban consignas a favor de la Revolución y llevaban banderas de Cuba y el Movimiento 26 de julio, la histórica agrupación de Fidel Castro.

Las mujeres del grupo surgido tras el arresto de 75 disidentes en abril de 2003 celebraban el noveno aniversario de la ola de detenciones conocida como la “primavera negra”, y estaban reunidas desde hace tres días en la casa de Pollán, premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2005.

Una decena de mujeres no pudo realizar la marcha que tenían prevista, contaron testigos. Efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) habían cerrado antes la calle a la circulación.

El “mitin de repudio” tuvo lugar pocos días antes de la llegada del papa Benedicto XVI en una visita pastoral a Cuba. Las tensiones con la disidencia han aumentado en los últimos días. Sectores de la proscrita oposición cubana exigen a Benedicto XVI que se reúna también con representantes suyos.

Las Damas de Blanco han pedido públicamente al Papa que les conceda “al menos un minuto” durante su visita. La nueva líder del grupo, Berta Soler, dijo hoy a dpa que tuvieron hace unos días una cita en el Arzobispado de La Habana para solicitar audiencia con Benedicto.

El representante de la Iglesia, monseñor Ramón Suárez Polcari, desestimó su petición, señaló Soler. “Nos dijo que el Papa tenía una agenda muy apretada y que no iba a ser posible”. La agrupación opositora le entregó también un DVD para el pontífice, agregó, en el que explican sus posiciones.

Un grupo de 13 disidentes ocupó el pasado martes una iglesia en La Habana en protesta contra el gobierno. Los miembros del proscrito Partido Republicano de Cuba, que pedían al Papa que abogue por sus reclamos, fueron desalojados dos días después del templo por pedido expreso de la jerarquía eclesiástica.

La visita de Benedicto XVI entre el 26 y el 28 de marzo a Cuba, la segunda de un pontífice católico tras la de Juan Pablo II en 1998, ha despertado expectativas en algunos sectores de la sociedad cubana.

La Iglesia, convertida en los últimos años en un importante interlocutor gubernamental, destaca sin embargo el carácter únicamente pastoral de la visita.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *