Ministerio de Educación busca como enfrentar ausencia escolar en Nicaragua

Estudiantes salen de su colegio luego de terminar la jornada este lunes, en Managua. Foto: EFE || Confidencial

 

 

Ministerio de Educación prepara estrategia a implementar si los estudiantes continúan faltando a clases en colegios públicos

Por Ivette Munguía  (Confidencial)

HAVANA TIMES – Aunque el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo insiste en aparentar que la pandemia del coronavirus no ha tenido ningún impacto en Nicaragua, el Ministerio de Educación (Mined) ya está preparando la estrategia a implementar si los estudiantes continúan faltando a clases en colegios públicos, mientras que los colegios privados ya están autorizados para llevar clases en línea.

Una maestra de primaria consultada por CONFIDENCIAL afirmó que en el regreso a clases, este lunes después del periodo de vacaciones de Semana Santa, la asistencia en colegios públicos no llegó ni a la mitad, pero mejor que la semana previa a las vacaciones, cuando los padres de familia dejaron de enviar a los estudiantes a la escuela.

La fuente aseguró que si las inasistencias continúan los maestros “no van a poder desarrollar los planes de clases”. Actualmente el Mined se encuentra en una disyuntiva porque existe la posibilidad de implementar clases en líneas, como se está haciendo en los colegios privados, pero los colegios púbicos no están preparados para eso.

Estudiantes salen de su colegio luego de terminar la jornada este lunes, en Managua. Foto: EFE || Confidencial

Un documento del Mined, filtrado a Artículo 66, dice que las herramientas que podrían utilizarse serían: WhatsApp, para organizar grupos de aprendizaje; Facebook y Twitter para “asignar a cada estudiante una cantidad de tweets semanales donde compartan con sus compañeros enlaces interesantes”, y el Canal 15 de TV, en el que transmitirán clases en vivo.

Por otro lado, la fuente explicó que también existe la posibilidad de “anticipar las vacaciones intercemestrales y de fin de año”, de forma que tengan sus vacaciones mientras dura la emergencia sanitaria causada por el coronavirus.

Hasta el momento el régimen no ha implementado medidas de distanciamiento social como recomienda la Organización Mundial de la Salud para frenar la infección por coronavirus. Este lunes la mayoría de los estudiantes que regresaron a las aulas lo hicieron sin medios de protección, como mascarillas o guantes, según constató la agencia Efe.

El asesor presidencial en temas de educación, Salvador Vanegas, dijo a medios oficiales que en los colegios públicos activaron los protocolos del Ministerio de la Salud relacionados con las medidas de prevención ante el covid-19, entre ellos el lavado de manos.

Una cantidad considerable de estudiantes no acudieron al reinicio de clases por decisión de sus padres, que prefieren que sus hijos pierdan clases en vez de exponerlos a un posible contagio del coronavirus.

Universitarios también

Los estudiantes de las universidades públicas también fueron citados por el Consejo Nacional de Universidades (CNU) para reanudar las clases este lunes.

Los estudiantes de Nicaragua, en todos sus niveles, salieron de vacaciones el pasado 3 de abril, con motivo de la Semana Santa, y la mayoría fue citada para regresar este lunes, sin embargo, los alumnos de diferentes facultades de universidades estatales advirtieron que no harían presencia hasta que la pandemia esté controlada.

Estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) luego de terminar su jornada de clases. Foto: EFE || Confidencial

La actitud de los estudiantes ha sido tomada por las autoridades del CNU como un acto de rebeldía política, según han advertido algunos integrantes de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), compuesta por alumnos que exigen se respete la Ley de Autonomía Universitaria frente a los intereses del presidente Daniel Ortega en los centros de estudio.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos, así como médicos y otros científicos, han expresado su preocupación por la forma en que Ortega maneja la crisis sanitaria, con base en que no es posible que el coronavirus SARS-coV-2, que causa la enfermedad de covid-19, se comporte en Nicaragua de una manera distinta a la del resto del mundo.

El régimen de Ortega hasta ahora únicamente reconoce diez casos de covid-19, incluyendo dos muertos, niega que haya transmisión local comunitaria y sigue sin precisar el número de pruebas que ha realizado hasta ahora.

Nicaragua, a diferencia del resto de países de Centroamérica, no ha decretado ningún tipo de emergencia por la pandemia, ni ha ordenado la suspensión de las clases.

Tampoco ha restringido de forma oficial la entrada ni movilidad en su territorio a ningún viajero y sus autoridades han dicho que no establecerán ningún tipo de cuarentena.

 

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.