Matan al periodista mexicano Gustavo Sánchez en Oaxaca

El periodista Gustavo Sánchez

HAVANA TIMES – Las autoridades mexicanas deben realizar una investigación pronta, exhaustiva y transparente sobre el homicidio del periodista Gustavo Sánchez Cabrera, declaró hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Cerca de las 8 a. m. del 17 de junio, dos sujetos no identificados que se trasladaban en auto cerca de la localidad de Morro Mazatán, en el sureño estado de Oaxaca, chocaron contra la motocicleta en que Sánchez viajaba acompañado de su hijo de 15 años, según versiones de prensa y un reporte de la Policía Municipal de Tehuantepec, al cual el CPJ tuvo acceso.

Sánchez y el hijo cayeron de la motocicleta, y los sujetos salieron del auto y mataron a disparos a Sánchez, según las fuentes citadas. El reporte policial indica que, como mínimo, 15 cartuchos de bala calibre 9 milímetros se habían encontrado en la escena del crimen, y el medio digital Animal Político informó que el periodista había recibido al menos un impacto de bala en la cabeza. 

Su hijo sufrió heridas leves por la caída de la motocicleta, pero no le dispararon, de acuerdo con las versiones de prensa citadas. 

Sánchez, reportero del medio digital que publica en Facebook Panorama Pacífico, de la costera ciudad oaxaqueña de Huatulco, estaba incorporado a un programa de protección federal, pues había sobrevivido a un atentado contra su vida en 2020, de acuerdo con las fuentes citadas.

“El asesinato del periodista Gustavo Sánchez, quien estaba bajo protección federal, demuestra la alarmante incapacidad del Gobierno mexicano para proteger a los miembros del gremio periodístico”, declaró Jan-Albert Hootsen, representante del CPJ en México. “Las autoridades mexicanas no solamente deben esclarecer si Sánchez fue muerto por su trabajo y enjuiciar a los responsables del crimen, sino que deben revisar con urgencia sus programas de protección para periodistas y personas defensoras de derechos humanos”.

En un comunicado difundido el 17 de junio, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca declaró que había abierto una investigación sobre el homicidio, pero no ofreció detalles sobre posibles pistas ni sobre el móvil del ataque. El CPJ llamó en reiteradas ocasiones al fiscal general del estado de Oaxaca, Arturo Peimbert, para obtener una declaración, pero nadie respondió.

Sánchez cubría noticias sobre la política y la delincuencia en la región del istmo de Tehuantepec para Panorama Pacífico y para su página personal de Facebook Noticias Minuto a Minuto, la cual tenía unos 600 seguidores. Recientemente había publicado noticias sobre inundaciones y protestas en la región, homicidiosdenuncias de corrupción contra funcionarios locales. 

Sánchez había sobrevivido a un atentado contra su vida perpetrado el 13 de julio de 2020, cuando sujetos no identificados le dispararon cerca de Morro Mazatán, y había recibido tratamiento en un hospital local, según las fuentes citadas y un video que Sánchez grabó en esa época. 

Varios medios noticiosos también informaron que Sánchez había recibido amenazas de muerte en los últimos meses, pero no precisaron en qué consistieron las amenazas.

Enrique Irazoque Palazuelos, titular de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación federal, confirmó al CPJ que Sánchez se había incorporado a un esquema de protección del Mecanismo de Protección para Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, una institución federal bajo la supervisión de Irazoque, tras el atentado del año pasado contra el comunicador. 

Irazoque confirmó las versiones de que Sánchez debía haber recibido protección policial en las semanas anteriores a su muerte y en el momento de su muerte, pero declaró que aún no se le había otorgado la protección. Según Irazoque, él ha iniciado una investigación interna sobre los motivos por los cuales Sánchez no había recibido la protección que el mecanismo le había asignado. 

Irazoque agregó que había enviado una carta a la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México el 18 de junio, en la cual solicitaba recomendaciones sobre cómo tratar el caso.

Ni el medio para el que trabajaba Sánchez ni sus familiares respondieron a las llamadas telefónicas del CPJ para obtener una declaración.

México es el país más violento del hemisferio occidental para el ejercicio del periodismo, según datos del CPJ. El 10 de marzo, el periodista Jorge Molontzín desapareció en el norteño estado de Sonora. El CPJ también investiga el homicidio del periodista Benjamín Morales, cuyo cadáver fue encontrado en Sonora el 3 de mayo, con la finalidad de esclarecer si su muerte está relacionada con su trabajo periodístico. 

Lea más noticias aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *