Maduro pide nuevos billetes y oposición lo acusa de crear caos

Los venezolanos enfrentan el nuevo caos con mas colas.  Foto: Caridad
Los venezolanos enfrentan el nuevo caos con largas colas en los bancos. Foto: Caridad

HAVANA TIMES – El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió hoy al Banco Central de Venezuela (BCV) acelerar la distribución de los nuevos billetes que circularán en el país, mientras la oposición lo acusó de crear un caos económicos al retirar el papel moneda de mayor demanda, reportó dpa.

Los nuevos billetes mejor adaptados para enfrentar a la escalada inflacionaria del país no salieron hoy, a pesar de los anuncios oficiales, lo que generó malestar y protestas en diversas ciudades.

La oposición advirtió que las protestas por las medidas del Gobierno han terminado produciendo una “situación de profundo malestar que se ha expresado en protestas populares espontáneas”.

El BCV pretendía simultáneamente poner a circular los nuevos billetes y a la vez retirar el de 100 bolívares, el más solicitado, pero la entrega de remesas del papel moneda a la banca se retrasó.

“Le dije al Banco Central que agilice la tarea de distribuir las nuevas monedas y billetes”, señaló Maduro en un acto de graduación de médicos en Caracas.

El BCV había prometido que desde hoy estaría circulando el billete de 500 bolívares, al que seguirían los de 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 bolívares. Sin embargo, los bancos no los recibieron y los cajeros automáticos de la red estuvieron inoperativos.

La situación se agravó con el retiro de la circulación del billete de 100 bolívares, el cual perdió todo valor por un decreto presidencial.

Los venezolanos vivieron una jornada en la que el billete de 100 no era aceptado, los de menor valor y aún vigentes (dos, cinco, 10, 20 y 50 bolívares) estaban escasos y los nuevos no aparecían.

Maduro justificó el salida de circulación de los billetes de 100 como la respuesta del Gobierno a las mafias colombianas que contrabandearon el papel y lo mantenían retenido en depósitos para restarle liquidez al sistema y presionar al alza el tipo de cambio en el mercado paralelo.

En el acto de graduación de médicos, el gobernante dijo que más de 300.000 millones de bolívares quedaron invalidados en poder de las mafias, ya que no podrán devolver los billetes al circulante en Venezuela, para lo cual se cerraron las fronteras con Colombia y Brasil hasta el domingo.

“Esto para evitar que las mafias sigan haciendo transacciones ilícitas con estos billetes. Hemos tenido una batalla relámpago estos días. Tuvimos que tomar medidas duras, radicales, para quemarle las manos a las mafias. Sigo agradeciendo el apoyo del pueblo”, señaló.

Maduro admitió que habrá “dificultades” mientras se supera la situación, pero era “obligatorio, ineludible, inevitable sacar de circulación el billete de 100” para responderle a las supuestas mafias de Cúcuta y Maicao, en Colombia.

Mientras, la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) acusó a Maduro de haber inducido un caos económico en el país, propiciando un boicot oficial al derecho de los venezolanos a usar su propio dinero.

“Retirar de circulación el billete de 100 bolívares, ha terminado produciendo una situación de profundo malestar que se ha expresado en protestas populares espontáneas, algunas de las cuales han terminado por afectar la precaria infraestructura comercial que presta servicio en barrios de varias ciudades”, dijo en una declaración.

Agregó que “las Navidades 2016, muy duras ya al estar signadas por la escasez, la carestía y el hambre, por la falta de alimentos y hasta de billetes de curso legal para adquirirlos, ahora están también afectadas por este caos que con violencia amenaza a la familia venezolana”.

La MUD instó al Gobierno a “rectificar con rapidez” las decisiones de índole económica y específicamente monetaria que “tanta ansiedad, incomodidad y molestia han generado en todos los venezolanos, particularmente en los más humildes”.

“Denunciamos ante el mundo que el pueblo ha sido sometido a una situación de caos inducido desde el Gobierno, con la adopción de medidas que han saboteado al aparato productivo generando escasez y carestía”, puntualizó.

Analistas afirman que el Gobierno aplicó la medida para presionar la baja en la cotización del cambio en el mercado negro, que había escalado hace dos semanas a 4.500 bolívares y que hoy marcó bajó a 2.500 bolívares.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *