NicaraguaNoticias

Lula comprometido con la integración latinoamericana

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva ofrece un discurso ante el Parlamento durante su investidura, en Brasília (Brasil). Foto -Jarbas Oliveira / EFE

“No vamos a tolerar la degradación del medioambiente”, afirma en su primer discurso tras ser investido presidente de Brasil

Por EFE / Confidencial

HAVANA TIMES – El nuevo presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se comprometió este domingo en su discurso de toma de posesión a “retomar la integración” en América Latina para tener “un diálogo activo y altivo” con las otras regiones del mundo.

“Retomaremos la integración a partir del Mercosur, con la revitalización de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y otras instancias soberanas” que existen en Latinoamérica, declaró ante el Parlamento después de haber jurado como nuevo presidente de Brasil.

También garantizó que su Gobierno fortalecerá la cooperación con el foro BRICS, que Brasil integra junto con Rusia, India, China y Suráfrica, y tenderá puentes con África y el mundo en desarrollo, sin descuidar sus relaciones con Estados Unidos o la Unión Europea (UE).

Romper aislamiento

Lula dijo que Brasil “romperá el aislamiento al que fue sometido en los últimos años”, durante el Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, y “volverá al mundo” con las banderas de la democracia y el combate al hambre y la pobreza.

Brasil “vuelve a ser un país soberano”, que asumirá todas sus responsabilidades sobre la Amazonía y pondrá a toda su diplomacia al servicio de la defensa de la democracia, “amenazada alrededor del planeta por un extremismo autoritario”, afirmó.

También expresó su “convicción de que la política en sus más elevados sentidos es el mejor camino para la construcción de consensos” y la superación de conflictos.

“Negar o criminalizar la política es el camino de la tiranía”, sostuvo.

La ceremonia de investidura se celebró bajo estrictas medidas de seguridad, debido a amenazas de activistas del bolsonarismo más radical que exigían un golpe militar para mantener al líder de la ultraderecha en el poder.

En el Parlamento, estuvieron presentes delegaciones de medio centenar de países y todo el cuerpo diplomático acreditado en el país.

Entre los asistentes, figuraron el rey de España, Felipe IV, y los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Bolivia, Luis Arce; Colombia, Gustavo Petro; Chile, Gabriel Boric; Paraguay, Mario Abdo Benítez; Uruguay, Luis Lacalle Pou; Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y Alemania, Frank-Walter Steinmeier.

Promete defender la Amazonía

Lula hizo un fuerte alegato en defensa del medioambiente en su primer discurso en el cargo y prometió acabar con la deforestación ilegal en la Amazonía y proteger a los pueblos indígenas.

“No podemos admitir que (la Amazonía) sea una tierra sin ley, no vamos a tolerar la degradación del medioambiente que tanto mal ha hecho a nuestro país”, afirmó el líder del Partido de los Trabajadores, en un pronunciamiento ante el Congreso, en Brasilia.

Lula, de 77 años, manifestó que Brasil “puede estar en la primera línea global” y que, para ello, iniciará “una transición energética adecuada” que tenga por objetivo “eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero”.

“Brasil no necesita deforestar para aumentar su frontera agrícola”, insistió.

En los cuatro años de gestión del ya expresidente Jair Bolsonaro, defensor de la explotación de minerales y madera en reservas indígenas, los datos de deforestación e incendios se han disparado en el mayor bosque tropical del planeta.

Lula subrayó que los brasileños pueden vivir “sin derribar” los árboles o “sin invadir los biomas”, aunque al mismo tiempo dijo que incentivarán la regularización de tierras para su uso productivo sostenible.

Asimismo, salió en defensa de los pueblos indígenas, que según diversas organizaciones ecologistas han sido abandonados por la anterior administración.

Según Lula, “nadie conoce mejor” los bosques “que quien estaba aquí en tiempos inmemoriales”, en alusión a los pueblos originarios, y dejó entrever que retomará la demarcación de tierras indígenas, paralizadas durante los cuatro años de mandato de Bolsonaro, líder de la extrema derecha brasileña.

“Cada tierra demarcada es una nueva área medioambiental (…) Vamos a revocar todas las injusticias contra los pueblos indígenas”, sentenció.

Uno de los 37 ministerios que tendrá el Ejecutivo de Lula será el de Pueblos Indígenas, que liderará la activista y diputada Sônia Guajajara, una de las líderes indígenas más reconocidas en el ámbito internacional.

Lula asumió este domingo la Presidencia de Brasil por tercera vez, después de haber gobernado en dos periodos consecutivos, entre 2003 y 2010.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times