Los planes de Correa para su nuevo mandato

Por Ramiro Carrillo

HAVANA TIMES (dpa) —  El presidente de Ecuador Rafael Correa, asume este viernes su nuevo mandato, con una propuesta de ampliar las transformaciones políticas y sociales que deriven en acabar con la pobreza en Ecuador y “profundizar” la revolución ciudadana, como califica a su gobierno.

Su programa de gestión hasta el 2017, fue expuesto a los ecuatorianos en 35 propuestas “para el socialismo del buen vivir”, con las que consiguió un mayoritario apoyo del 56 por ciento en las urnas en febrero para un nuevo período que asume este 24 de mayo, día patrio que recuerda la Batalla del Pichincha.

Correa, economista de 50 años, ha dirigido el Ecuador desde el 2007, con un apoyo popular sin desgaste, que ahora no sólo le otorgó cuatro años más de gobierno, sino que le facilitó una mayoría absoluta en la Asamblea Nacional con la que canalizará cuerpos legales que coadyuven “al cambio histórico que es la revolución ciudadana”, según dijo.

Antes de su posesión, Correa apuntaló su gabinete e hizo cambios, sobre todo en las áreas económicas. Además, ratificó a su canciller Ricardo Patiño, con quien mantendrá sus políticas internacionales, marcadas hasta ahora por la apertura de relaciones políticas y comerciales con países de fuera de la órbita occidental y el fortalecimiento de organizaciones regionales como UNASUR, CELAC y ALBA.

Correa, muy cercano a los gobiernos bolivarianos de América Latina y en especial con Venezuela y Bolivia, proclamó la necesidad de transformaciones de la ONU y la OEA, con énfasis en cambios al Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH), lo que le valió fricciones con funcionarios de este último organismo.

También tuvo un desencuentro con el Reino Unido, a raíz de acoger, hace un año, en su embajada en Londres, al creador del portal de denuncias Wikileaks, Julian Assange, cuyo asilo diplomático requiere aún el salvoconducto del gobierno británico, para que el periodista australiano, pueda salir a Ecuador.

En todos los foros internacionales el mandatario ecuatoriano ha señalado que el mayor reto de la humanidad hoy, es “lograr la supremacía del ser humano sobre el capital”, pues considera que en la globalización ya no existen países sino mercados y que todo se hace “en función del capital y no de los seres humanos”.

En lo interno, Correa cree que puede vencer la pobreza con una planificación de redistribución de la riqueza y está dispuesto a lograrlo, para lo cual ha sentado las bases de disminuir el desempleo y ampliar los beneficios de salud, educación y bienestar general para la población ecuatoriana.

Por el momento, su gestión de seis años, exhibe importantes logros y cifras y una palpable obra física que antes no vio el Ecuador. El desempleo bajó a 4,1 por ciento a fines del 2012, un récord en 25 años, la pobreza disminuyó un 26 por ciento desde el 2006 y la inversión pública en salud y en vivienda crecieron sustancialmente.

La coyuntura de un sostenido alto precio del barril de crudo en los mercados internacionales y el reforzamiento de recaudación de impuestos, favorecieron el logro de estos objetivos.

Pero no todos los vientos le han sido favorables, ya que en septiembre de 2010, afrontó una rebelión policial que buscaba mejoras sociales. El alzamiento de los gendarmes y de grupos de militares, derivó en la retención por horas del presidente Correa en un hospital policial. Fue liberado en una acción militar en la que fallecieron cinco personas y se registraron decenas de heridos. El hecho aún se investiga en varios procesos judiciales que buscan establecer la responsabilidad de la sublevación, que fue condenada a nivel internacional.

Otro importante foco de conflicto en su gobierno, ha sido su tensa relación con los medios de comunicación, cuyas fricciones llegaron a sonados juicios por afectaciones a la honra o por calumnias.

Este será su último mandato, no solo porque otra reelección no está permitida en la Constitución de Ecuador. “Si así no lo dijera la Constitución yo igual después de cuatro años me voy a mi casa” dijo Correa, tras ser proclamado ganador de los comicios presidenciales.

En la juramentación de su nuevo mandato estará acompañado de al menos doce jefes de Estado, vicepresidentes, cancilleres y 90 misiones de países y organismos internacionales.

Entre los mandatarios que estarán presentes en la asunción al nuevo período de Correa, están los de Perú, Ollanta Humala; Chile, Sebastián Piñera; de Haití, Michel Martelly; Costa Rica, Laura Chinchilla; Honduras, Porfirio Lobo;  Irán, Mahmud Ahmadineyad; de Venezuela, Nicolás Maduro; Bolivia, Evo Morales; República Dominicana, Danilo Medina; Colombia, Juan Manuel Santos y en representación de España el príncipe Felipe de Borbón.

La ceremonia de toma de posesión del nuevo período de gobierno de Correa se desarrollará a partir de las 10:00 horas (15:00 GMT) del viernes en la Asamblea Nacional. El gobierno y su agrupación política, Alianza País, han organizado adicionalmente una “posesión popular”, que se efectuará a la tarde en el parque Bicentenario de Quito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *