La logística en el colimador de empresarios húngaros en Cuba

Por Pilar Montes

Hungría-Cuba foro de negocios.
Hungría-Cuba foro de negocios.

HAVANA TIMES — El Comité Empresarial Cuba-Hungría reactivó esta semana las decaídas relaciones comerciales entre ambos países, con interés marcado de los magyares en la logística de la salud y la introducción de tecnología húngara de implantes y cirugía bucal en Cuba.

El Comité Empresarial organizado por la Cámara de Comercio de Cuba tuvo presentaciones a cargo del organismo cubano en salones del Hotel Nacional ante una decena de hombres de negocios del país este-europeo sobre la Ley 118 de Inversión Extranjera y las oportunidades abiertas al capital foráneo en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel.

De acuerdo con Attilas Tamas, director general de Mega-logistic Zrt. de Hungría, Cuba tiene logros significativos en numerosos ámbitos, destacando especialmente la investigación y desarrollo en la salud pública y el sistema de protección social.

Acorde con ese proceso, la empresa húngara dice estar dispuesta a transferir tecnología en ambas direcciones. “Estamos seguros que entre nuestra firma y los socios cubanos podremos establecer relaciones muy fructíferas para ambas partes”, dijo Tamas.

La empresa ZIGG Biotechnology Developing and Engineering Studio Co., creada hace cinco años, dijo estar convencida que la calidad no es un privilegio de las grandes transnacionales reconocidas. Una empresa mediana como la ZIGG, cuyo funcionamiento es más flexible, también puede fabricar productos que satisfagan los criterios más exigentes.

Otra de las firmas interesadas en los negocios con Cuba es la Denv-Air Kft., representada por Tamas Gyenese, director gerente. En este caso, la empresa húngara lleva más de 10 años en el mercado cubano, suministrando compresores Denv-Air, segunda marca más usada en Hungría.

“En Cuba, dijo Gyenese, se pueden encontrar nuestros equipos en clínicas estomatológicas, talleres de óptica, en el complejo lácteo Niña Bonita, en Marina Varadero, en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, en el astillero Astimar y minas a cielo abierto.”

Más recientemente, ante la exigencia del mercado cubano, Denv-Air empezó a trabajar con productos Honda en la línea de jardinería para instalaciones turísticas de todo el país.

Entre 1972 y 1989, Cuba, como parte del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) mantenía relaciones con los países de Europa del Este, incluyendo a Hungría. Los cubanos de esa época recuerdan la ayuda del científico húngaro Pataki que halló la cura para una plaga que azotó las plantaciones de piña, así como los ómnibus húngaros que transitaron las principales ciudades cubanas.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *