Justicia ecuatoriana le prohíbe al vicepresidente salir del país

Jorge Glas. Foto: andes.info.ec

HAVANA TIMES – La Justicia ecuatoriana dictó hoy impedimiento de salida del país contra el vicepresidente, Jorge Glas, mientras dura el proceso por supuesta corrupción en el caso de la constructora brasileña Odebrecht.

El juez Miguel Jurado acogió el pedido del fiscal general, Carlos Baca, quien se abstuvo de solicitar prisión preventiva contra Glas por estimar que no hay riesgo de fuga debido a que siempre atendió a las citaciones y está rodeado de personal de seguridad, además de que como vicepresidente debe movilizarse libremente por el país.

El vicemandatario, que asegura ser víctima de persecución política y mediática, perdió la confianza del presidente Lenín Moreno desde que apareció como sospechoso, por lo que, aunque conserva el cargo, se le tiene prohibida cualquier función de gobierno.

Según investigaciones de la Fiscalía a partir de “delaciones premiadas” de ex ejecutivos de Odebrecht, Glas, quien en el momento de los supuestos delitos era vicepresidente de Rafael Correa y ministro coordinador de Sectores Estratégicos, uso este último cargo para favorecer ilegalmente a la empresa brasileña.

El supuesto intermediario en los sobornos fue el empresario Ricardo Rivera, tío de Glas que está en arresto domiciliario desde julio.

Glas, a quien se considera uno de los principales alfiles políticos de Correa, su gran amigo personal desde la niñez, afirma que desde su despacho no notó irregularidades, que jamás recibió dinero ilegal y que desconocía las actividades de su tío.

La audiencia de hoy, denominada de “vinculación” en ls términos de la Justicia ecuatoriana, fue posible en el caso del vicepresidente después de que la Asamblea Nacional (Legislativo) diera permiso, pues por su cargo tiene derecho a esa protección.

El propio Glas, que dice que quiere probar su inocencia ante los tribunales, les pidió a sus compañeros en el partido oficialista Alianza País, que forman mayoría absoluta en el Congreso, que voten por el “sí” para allanar el camino.

En principio contra Glas solo hay señalamientos por asociación ilícita, figura relativamente menor que podría pagarse incluso con libertad condicional, pero eso podría cambiar en la próxima audiencia, dentro de un mes, cuando Baca formule cargos.

La oposición y sectores oficialistas que afirman que se debe ser duro contra la corrupción sugieren que Baca use figuras como concusión, cohecho, lavado de activos y/o enriquecimiento ilícito, lo que podría significar hasta 15 años de cárcel.

En la audiencia de hoy también tomaron la palabra Baca y el abogado de Glas, Eduardo Franco, quien aseguró que la Fiscalía no tiene ninguna prueba válida contra su patrocinado, un ingeniero eléctrico de 47 años que no asistió porque no estaba obligado a hacerlo.

Jurado ordenó además prisión preventiva para los venezolanos Alexis Arellano y Freddy Salas, ex funcionarios de la petrolera venezolana PDVSA, y los ecuatorianos Diego Cabrera y Ricky Dávalos, también “vinculados” hoy.

Asimismo, dictó arresto domiciliario para el ex gerente de Abastecimiento de la petrolera ecuatoriana Petroecuador Ramiro Carrillo y el ex contralor general Carlos Polit, ahora prófugo.

En el caso de cuatro ex ejecutivos brasileños de Odebrecht, el juez no dictó medidas de aseguramiento como prisión preventiva u otra medida similar por la ayuda que han prestado y porque algunos están detenidos por la Justicia de su país.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *