Jimmy Carter regresa a Cuba

Por Circles Robinson

Jimmy Carter en Cuba en el año 2002. Foto: Annemarie Poyo/The Carter Center

HAVANA TIMES, 25 de Marzo —El ex presidente estadounidense Jimmy Carter (1977-1981) realizará su segundo viaje a  Cuba a partir del próximo lunes 28 de marzo en respuesta a una invitación del gobierno de la Isla.

Carter y su esposa Rosalynn harán una vista de tres días en la que se entrevistarán con el presidente Raúl Castro y otros funcionarios cubanos.

Durante su primera visita en el 2002,  Carter recorrió la Habana con el entonces presidente Fidel Castro y además se dirigió a la población cubana desde la Universidad de la Habana.

Jimmy Carter es el único presidente estadounidense que ha visitado Cuba. En aquel momento intercambió ideas y puntos de vista con Fidel Castro.

Los Carter viajarán a Cuba bajo el auspicio del Centro Carter, organización no-gubernamental fundada en 1982 con sede en Atlanta, Georgia.

Según un comunicado de prensa del Centro Carter, el ex presidente tiene como objetivos “informarse sobre las nuevas políticas económicas y el próximo congreso del Partido, y debatir vías para mejorar las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba.”

La nota no hace mención a si Carter abordorá el caso de el ciudadano estadounidense Alan Gross,  a quien un tribunal en la Habana sentenció recientemente a  15 años de cárcel por “Acciones contra la Independencia y la Integridad Territorial del Estado.”

Gross fue detenido mientras distribuía ilegalmente equipos de telecomunicaciones, hecho al que el Departamento de Estado se ha referido como ayuda humanitaria. La  secretaria de estado Hillary Clinton ha convertido el caso de Gross en el asunto más importante en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, las cuales no han logrado la mejoría que algunos esperaban durante el mandato del presidente Obama.

One thought on “Jimmy Carter regresa a Cuba

  • Sólo en condición de “ex” se concibe hoy la visita de un mandatario estadounidense a la Isla. En consonancia con esa tendencia, quizás Obama se pasee por La Habana dentro de unos años, tras ser barrrido por la esperada resaca republicana, admitiendo para entonces que durante su período en la Casa Blanca se pudo alcanzar una normalización en las relaciones, pero que, una vez más, “factores ajenos a su voluntad” se lo impidieron. Así seguirán por los siglos de los siglos, perdiendo las oportunidades de eliminar lo que para los poderes al uso en EEUU viene siendo la última frontera de la Guerra Fría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *