Interconexión eléctrica Panamá y Colombia estaría en riesgo

Mapa: vivecolombia.es
Mapa: vivecolombia.es

HAVANA TIMES (dpa) – El proyecto de interconexión eléctrica entre Panamá y Colombia estaría en riesgo si el gobierno de Bogotá mantiene su decisión de incluir a Panamá en una lista de “paraísos fiscales”, advirtió hoy el gerente de la panameña Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa), Iván Barría.

Luego de participar hoy en un simposio sobre el desarrollo del mercado energético nacional, Barría señaló que “si Colombia no excluye a Panamá de la lista de paraísos fiscales”, cambiarían las condiciones para ejecutar el proyecto energético binacional, debido a una nueva coyuntura.

Aclaró que “se espera la respuesta después del ultimátum”, de siete días, que el gobierno panameño dio a Colombia la noche del martes, para que cese la acción discriminatoria que perjudica la imagen internacional de Panamá, así como a empresas colombianas que operan en este país y se acogen al sistema tributario de este país.

Colombia incluyó este mes a Panamá en una “lista de paraísos fiscales”, después que este país se negó a firmar en plazo perentorio un acuerdo de intercambio de información fiscal, que el gobierno panameño considera “demasiado amplio, complejo y sin beneficios para este país de servicios”.

Barría previó que los planes de interconexión eléctrica serían aplazados si Colombia mantiene medidas económicas discriminatorias hacia Panamá.

El 25 de julio, los presidentes Juan Carlos Varela, de Panamá, y Juan Manuel Santos, de Colombia, anunciaron que en 2018 ambos países estarán interconectados eléctricamente y ejecutarán proyectos sobre seguridad fronteriza, turismo y fomento a las inversiones.

En esa oportunidad, Santos dijo en la capital panameña que “Colombia está muy interesada en realizar este proyecto (de interconexión eléctrica) a la mayor brevedad posible”. Una vez finalizada la interconexión, se proyecta disponer de una capacidad para transportar 400 megavatios.

La iniciativa abarca unos 614 kilómetros de líneas de alta tensión entre ambos países, e implica la inversión de unos 500 millones de dólares. El proyecto había sido descartado por el entonces presidente panameño Ricardo Martinelli, en 2013, bajo el argumento de “falta de recursos”.

Representantes de ambos gobiernos realizan intentos para resolver por la vía diplomática el diferendo económico, que amenaza con afectar las relaciones de buena vecindad y las inversiones conjuntas.

Previamente, Colombia frenó las importaciones de calzados y textiles provenientes de la Zona Libre de Colón (ZLC), en Panamá, por considerar que afectan a la industria colombiana. Sin embargo, Panamá interpuso una querella ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El flujo comercial entre los dos países supera los 440 millones de dólares anuales, con una balanza ampliamente favorable para Colombia y su sector industrial. En la actualidad, rige entre ambos países un Tratado de Libre Comercio (TLC).


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *