Humala y su viaje a Cuba el viernes

Divergencias por intención, pero permiso del Congreso esperado

Ollanta Humala. Foto: vtv.gob.ve

HAVANA TIMES (dpa) — Parlamentarios peruanos reaccionaron hoy en forma discrepante ante el sorpresivo pedido de permiso presentado por el presidente Ollanta Humala para ir a Cuba esta semana, aunque todos coincidieron en que la verdadera razón del viaje es la situación del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Para el socialcristiano Luis Galarreta, el posible viaje a La Habana, donde Chávez enfrenta su enfermedad, es “inconveniente”
porque contribuye a “legitimar” la situación que se da en Venezuela ante la imposibilidad del presidente de posesionarse mañana para un nuevo mandato.

Galarreta dijo que aunque personalmente es contrario al presidente venezolano, al que llamó “dictador”, considera que el Perú debe mantenerse al margen de la polémica y no alinearse con ninguna de las partes.

Por el contrario, el centrista Johnny Lescano afirmó que sería “mezquino” negarle a Humala la posibilidad de ver a Chávez y expresarle a nombre del Perú su pesar por la situación.

Según Lescano, la solidaridad con un presidente extranjero es buena para el Perú, independientemente de las discrepancias que se puedan tener con ese gobernante.

El pedido de permiso por parte de Humala tomó por sorpresa al Congreso, pues no había hasta ahora indicio de que quisiera ir a Cuba. Para justificar el viaje, que se realizaría el viernes y sábado, el mandatario argumentó que quiere examinar con el gobierno de la isla el estado de las relaciones bilaterales.

Palacio de Gobierno añadió que no se descarta que en medio de esa visita Humala intente ver a Chávez. No obstante, para los analistas es claro que el punto central es Venezuela, en especial porque podría coincidir con otros mandatarios latinoamericanos.

El presidente peruano fue considerado un chavista en el inicio de su carrera política, pero después fue variando y desde que está en el poder desarrolla un gobierno liberal-conservador que guarda una relación cordial pero distante con Caracas.

La Comisión Permanente del Congreso debatirá mañana el posible permiso. Para analistas, los antecedentes permiten descontar que el Legislativo dará un sí y el viaje se realizará.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *