Grupo descontento se separa de partido oficialista venezolano

marea-socialistaHAVANA TIMES (dpa) – El grupo Marea Socialista, que ha expresado desacuerdo con el desempeño del gobierno del presidente Nicolás Maduro, oficializó hoy su separación del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), creado por el fallecido mandatario Hugo Chávez en 2008.

Marea Socialista dijo que quiere defender el legado de Chávez y enfrentar las “desviaciones” del gobierno, al que acusa de no darle interés a la lucha contra la corrupción.

Asimismo, señaló que planea presentar candidatos propios a las elecciones legislativas de este año, aunque está en proceso para ser admitido como partido político.

Los dirigentes de Marea Socialista dicen estar identificados con el “chavismo real”, se quejan de la falta de crítica interna y rechazan el predominio del sectarismo en el PSUV, cuyo líder actual es el presidente Maduro.

Esta es la primera división del PSUV desde su creación en marzo de 2008.

El grupo espera su aprobación como partido político por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), la cual solicitó en noviembre del año pasado.

Sus principales dirigentes son los ex ministros de Chávez Jorge Giordani y Héctor Navarro, además del portavoz Nicmer Evans, quienes han expresado su descontento con el PSUV y con Maduro.

Evans dijo que en el CNE existen solicitudes de inscripción como partidos políticos por parte de otros cuatro grupos, los cuales no han sido legalizados por “presiones” del PSUV.

Evans describió la salida al ruedo político de Marea Socialista como “la revolución dentro de la revolución (bolivariana)”.

En su cuenta de Twitter, Marea Socialista llamó a las bases del PSUV a luchar en defensa del legado de Chávez y reiteró sus acusaciones de que hay un “desfalco” en las arcas públicas.


4 thoughts on “Grupo descontento se separa de partido oficialista venezolano

  • el 5 mayo, 2015 a las 10:56 am
    Permalink

    Al dijo: “vía utópica pacifica al socialismo” es decir que al socialismo hay que llegar mediante la violencia, los fusilamientos y las expropiaciones. Así de simple para que las masas te teman y no te exijan elecciones democráticas una vez en el poder. No sabia que Hitler había dejado un manual de gobernabilidad.

  • el 5 mayo, 2015 a las 3:12 am
    Permalink

    El drama de los trotskistas como Marea Socialista es su sempiterno oportunismo, y su visión “pedagógica” de esperar a que todas las masas comprendan las desviaciones de sus dirigentes, para ellos mostrar la vía “correcta”.

    SI MS se pretende revolucionaria, ha debido estar delante y no detrás de las masas; no para seguirlas sino para empujarlas hacia arriba y hacia adelante; entonces cuando ven que su estrategia política se desmorona bajo el peso de la realidad, salen diciendo que fueron errores (“errores” que siempre cometen). Lo que pasa es que en política no se cometen “errores”, a menos que se quiera reconstruir el mismo esquema que ya había fracasado.

    Después de 15 años atados al chavismo (o comiendo de él, como dice bobo) , estos pajaritos “tarde piaron”. Solo se les pudiera creer si, desde un comienzo, hubieran roto y formado tienda aparte y distinta al reformismo chavista, que desde su mismo nacimiento estuvo y sigue siendo en gran parte tele-guiado por el estalinismo de los Castro.

    En el Chile de Allende, los guevaristas del MIR se suicidaron porque no entendieron el esquema de la socialdemocracia de la UP, cual era de entregar desarmada a las masas a la jauría fascista, una vez hecho el trabajo de ilusionarlas con una utópica vía pacifica hacia el socialismo — o “en democracia y libertad”, como proponen los reformistas de Syriza en Grecia. El mismo drama histórico se repitió en el golpe de Estado, esta vez fallido, que se desarrolló en Venezuela en 2002, cosa que seria muy largo desarrollar en este tema.

  • el 4 mayo, 2015 a las 7:34 am
    Permalink

    Maduro y su piquete estan comiendo solo y eso crea descontento.

  • el 4 mayo, 2015 a las 12:38 am
    Permalink

    Se marearon los socialistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *