Gobierno y guerrilla de Colombia reanudan diálogo en Cuba

HAVANA TIMES – El gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) reanudan hoy en el capitalino Palacio de la Convenciones los diálogos de paz tras un breve receso después de tres días de trabajo, informa Prensa Latina.

En este cuarto intercambio ambas delegaciones continuarán debatiendo sobre el desarrollo agrario en ese país, el primero de cinco puntos de la agenda, para muchos el más complejo y difícil por la cantidad de subpuntos sensibles que toca.

Se espera que hoy se incorpore a la mesa el quinto miembro plenipotenciario del gobierno que faltaba por llegar a La Habana, el general retirado de la policía Oscar Naranjo, quien junto a otros cuatro representantes acompañan al ex-vicepresidente Humberto de la Calle en el proceso.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reconoció la víspera que el diálogo le obligará a “tomar decisiones complejas” que van a tener importantes consecuencias para el país, de acuerdo con EFE.

El pasado miércoles la guerrilla denunció en un comunicado las presiones policiales contra familiares de algunos de sus miembros.


One thought on “Gobierno y guerrilla de Colombia reanudan diálogo en Cuba

  • el 24 noviembre, 2012 a las 7:16 pm
    Permalink

    Traduccion de google:

    Si las FARC iban a llegar a un entendimiento correcto del socialismo viable, y emitir una razonable, paso a paso, programa máximo de la transformación de cuándo podrían mantener el poder del Estado, sería posible ganar la mayoría de los sectores de la población colombiana a la conciencia socialista en el corto plazo.

    Esta conciencia de las masas garantice la transición hacia una república socialista cooperativa, de una forma u otra.

    Por desgracia, las FARC ha sido arropado por la ideología monopolista de Estado, y por lo tanto es poco probable que alguna vez evolucionar y presentar un programa de corrección de la transformación socialista. Si no lo hace, quedará aislado de la gran masa del pueblo, y en última instancia será olvidado por la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *