Gobierno colombiano y ELN inician un nuevo intento de negociación

Foto: dpa/El Tiempo

HAVANA TIMES – El Gobierno colombiano y la guerrilla del ELN instalan hoy en Quito una mesa de negociaciones en busca del final de casi 53 años de confrontación armada, poco más de dos meses después de la firma de un acuerdo que permitirá la desmovilización y el desarme de las FARC.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha protagonizado procesos de paz con varios gobiernos, que siempre terminaron en el fracaso.

Incluso con la actual administración del presidente, Juan Manuel Santos, la negociación pudo haber empezado hace casi un año, aunque la partida se fue postergando por los secuestros realizados por la guerrilla.

Las partes entablaron contactos informales en enero de 2014 y en marzo del año pasado anunciaron en Caracas el final de la fase secreta del diálogo para pasar a una etapa pública de negociaciones en Quito.

Pero la negociación se enredó cuando el Gobierno condicionó el diálogo a la liberación de cerca de diez personas que estaban secuestradas entonces por el ELN con fines económicos.

Tras la paulatina liberación de varios de los secuestrados, las partes acordaron iniciar las negociaciones a finales de octubre en Quito, pero el diálogo nuevamente se truncó porque el grupo guerrillero se negó a dejar libre al ex congresista Odín Sánchez.

Las semanas pasaron sin una solución, hasta que los delegados de las partes anunciaron a mediados del mes pasado un acuerdo para instalar las negociaciones el 7 de febrero. El convenio incluía la entrega de Sánchez a una comisión humanitaria y la excarcelación de cuatro guerrilleros.

Las condiciones se cumplieron el jueves pasado, cuando Sánchez, que estaba secuestrado desde marzo de 2016, fue entregado al Comité Internacional de la Cruz Roja y a diplomáticos de Brasil, Cuba, Chile, Ecuador, Noruega y Venezuela, países designados como garantes de las negociaciones.

Por su parte, el Gobierno indultó a dos guerrilleros que tienen serios problemas de salud y ordenó la suspensión de la pena de prisión en el caso de otros dos miembros del ELN, que se sumarán a las negociaciones como “gestores de paz”.

Santos, Premio Nobel de Paz 2016, afirma que la culminación con éxito de un proceso de paz con el ELN, que representaría la desmovilización y desarme de sus cerca de 1.500 miembros, será el punto final del conflicto armado que empezó en 1964, teniendo en cuenta que está próximo el final de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) como grupo guerrillero.

Una agenda revelada hace algunos meses por el Gobierno y el ELN indica que el diálogo incluirá asuntos como la participación de la sociedad en la construcción de la paz, democracia para la paz, transformaciones para la paz, víctimas, fin del conflicto armado e implementación de los acuerdos.

El Gobierno ecuatoriano facilitó una hacienda de la Universidad Católica próxima a Quito para que los delegados del Gobierno y del ELN se aíslen en la primera fase del proceso. La instalación de la mesa de negociación será el martes, pero las discusiones propiamente dichas empezarán al día siguiente a puerta cerrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *