El papa Francisco habla de “reconciliación” y “esperanza” al llegar a Cuba

Raul Castro habló del papel de Francisco en el deshielo con EE.UU.

Por Isaac Risco

El papa Francisco y Raúl Castro en el aeropuerto Jose Martí de La Habana.
El papa Francisco y Raúl Castro en el aeropuerto Jose Martí de La Habana.  Foto: Roberto Suárez/juventudrebelde.cu

HAVANA TIMES (dpa) — El papa Francisco inició hoy su histórica visita a Cuba hablando de “reconciliación” y de “esperanza” para la isla tras el deshielo con Estados Unidos.

Varias de las primeras palabras de Francisco tras pisar tierra cubana estuvieron dedicadas al acercamiento entre los dos países en que el propio Francisco es visto como mediador, aunque el pontífice también pidió más espacios para la Iglesia en la isla.

En su saludo Francisco quiso recordar también a “todos los cubanos dispersos por el mundo”. Justo antes había enviado sus saludos también al histórico ex presidente cubano Fidel Castro, retirado del poder desde 2006.

“Desde hace varios meses, estamos siendo testigos de un acontecimiento que nos llena de esperanza: el proceso de normalización de las relaciones entre dos pueblos, tras años de distanciamiento”, dijo Francisco en el aeropuerto de La Habana.

“Es un signo de la victoria de la cultura del encuentro, del diálogo”, sostuvo. Cuba y Estados Unidos retomaron sus relaciones diplomáticas el 20 de julio.

Raúl Castro acudió a la terminal a recibir al pontífice, acompañado por el cardenal Jaime Ortega, el máximo representante de la Iglesia en Cuba. Varios niños fueron los primeros en saludar al papa.

El Papa pronunció un discurso al llegar a Cuba.
El Papa pronunció un discurso al llegar a Cuba.  Foto: cubadebate.cu

El papa argentino trasladó sus “sentimientos de especial consideración y respeto” a Fidel Castro a través de su hermano Raúl al iniciar su mensaje. El saludo lo extendió inmediatamente también a los “cubanos dispersos por el mundo”, así como a todos aquellos que “por diversos motivos, no podré encontrar”.

La frase fue interpretada como una alusión a la proscrita oposición política cubana, a la que aparentemente no verá en la isla.
Varios disidentes pidieron antes del viaje que Francisco los reciba.

Raúl Castro, por su parte, destacó una vez más el papel del pontífice en el deshielo con Washington. “Hemos agradecido su apoyo al diálogo entre los Estados Unidos y Cuba”, dijo el líder cubano, que tomó primero la palabra para dar la bienvenida al pontífice.

En sus palabras, Castro criticó también el capitalismo y volvió a condenar el “cruel” embargo que Estados Unidos impone a la isla desde los años 60.

Debido a su discurso crítico con los excesos capitalistas, su defensa de los pobres y de un estilo de vida austero, Francisco es visto en varios países de la región como un “papa de izquierdas”.  Jorge Bergoglio es el tercer pontífice católico que visita Cuba.

Durante su discurso, Francisco pidió además más libertades para la Iglesia en la isla después de los espacios ganados ya tras las visitas de Juan Pablo II en 1998 y Benedicto XVI en 2012.

“Hoy renovamos estos lazos de cooperación y amistad para que la Iglesia siga acompañando y alentando al pueblo cubano en sus esperanzas y en sus preocupaciones, con libertad y todos los medios y espacios necesarios” dijo. Más adelante señaló asimismo que orará ante la virgen para que el país transite por “caminos de justicia, paz, libertad y reconciliación”.

La visita pastoral del pontífice genera también grandes expectativas políticas, ya que Francisco hará un recorrido simbólico de Cuba a Estados Unidos durante nueve días en su primera visita a ambas naciones.

Raúl Castro en el recibimiento al papa Francisco.
Raúl Castro en el recibimiento al papa Francisco.  Foto: cubadebate.cu

Jorge Bergoglio oficiará mañana una misa en la simbólica Plaza de la Revolución de La Habana, tal y como hicieron sus predecesores. El evento para el que se espera a decenas de miles de asistentes es su principal acto de masas en la isla.

Además de Raúl Castro, al acto asistirá la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, invitada especialmente para la ocasión. Francisco tendrá por la tarde un encuentro oficial con el presidente cubano.

Aunque no está en la agenda oficial, el Vaticano considera probable que el pontífice se reúna también con el ex presidente Fidel Castro. El histórico líder cubano vive desde hace años retirado de los focos públicos, pero suele ver a personalidades extranjeras a su paso por Cuba. En 2012 acudió a un encuentro con Benedicto XVI.

Francisco viajará el lunes a Holguín, en el este de la isla, donde celebrará otra misa a cielo abierto. El martes cierra su visita a Cuba en Santiago, la segunda ciudad del país. Desde ahí volará directamente a Estados Unidos.


16 thoughts on “El papa Francisco habla de “reconciliación” y “esperanza” al llegar a Cuba

  • el 23 septiembre, 2015 a las 3:10 pm
    Permalink

    De ésos, jorgealejandro, quedan muy pocos en Cuba. La gran mayoría son la copia al papel carbón del peor de los descarados que ha dado la historia.

  • el 22 septiembre, 2015 a las 7:18 pm
    Permalink

    Realmente a los únicos que se les ocurrió la farsa y el circo de que un creyente pudiera militar en un partido que, por principios niega la existencia de Dios, es a los hipócritas y oportunistas que han llevado a Cuba al desastre, porque eso no lo concibe nadie que sea creyente de veras. En su momento el Cardenal lo dejo dicho por escrito. Eran otros tiempos

  • el 22 septiembre, 2015 a las 7:13 pm
    Permalink

    Cierto, Miranda, se encaja muy difícilmente que un Papa que hable de “libertad de espíritu” vaya después a darle la mano a un tirano que ha estado en las antípodas de eso.

    Y, por cierto, eso que dijo Aleida Guevara, me lo dijeron a mí personalemente varios militantes en 1998 cuando SS. juan Pablo II fue a Cuba, entre ellos una señora madre de un amigo mío (Él está ahora aquí en Miami) que juró, al ver al Sagrado Corazón en la plaza, que no iria a un acto allí nunca más.

    Tengo que reconocerles que tenían toda su razón. Eran coherentes

  • el 22 septiembre, 2015 a las 11:18 am
    Permalink

    Isidro, no captaste bien, me parece un hombre clave. Me gusta el Papa Francisco, “a pesar de ser Argentino”.

  • el 22 septiembre, 2015 a las 8:38 am
    Permalink

    Jaja…Miranda…Es lugar común considerar que la persona que no está involucrado directamente en un problema, tiene más luces para divisar la solución del entuerto.

    Conste, eso sí, que no me refería a ti. Si somos justos, creo que muchos cubanos “evolucionamos” de un modo u otro cuando vivimos por algún tiempo fuera de la Isla. Y es lógico: nos rodea un nuevo ambiente en todos los sentidos. Pero quise destacar asimismo el hecho de que alguna gente que hasta ejercieron la represión ideológica contra otros estando en Cuba (y tuve que sufrirlos en carne propia), cuando la abandonan, con frecuencia se erigen en campeones de la democracia. Más papistas entonces que Francisco.

  • el 21 septiembre, 2015 a las 9:37 pm
    Permalink

    Isidro, no sé si te entendí bien, pero te voy a contestar según lo que entendí, bien sabes que yo siempre he estado lejos, pero acuérdate que también muy cerca por haber dejado seres queridos allá en la Isla, y si pienso como pienso es porque aun cuando estábamos “dentro”, el cristal de mi familia siempre estuvo muy CLARO, nosotros sí que no tuvimos que alejarnos a tierras seguras para obtener la “clarividencia” de verdaderamente saber qué clase de fichas se habían apoderado del país, y de lo que les esperaba a los cubanos.

  • el 21 septiembre, 2015 a las 7:24 am
    Permalink

    Miranda:

    En trances como éste, me viene a la mente ese verso del Soneto a mamá, de Joan Manuel Serrat. que reza: “…de lejos dicen que se ve mas claro…”

    También advierto esta “clarividencia” en muchos compatriotas, incluidos unos cuantos cuyos nombres me reservo, y que en mis años mozos me echaron pa’ lante como un carrito de helados (a mí y a otros rebeldes) porque no era “suficientemente combativo”, “escuchaba música norteamericanas en emisoras de EE.UU.” o me reunía con “gente con problemas ideológicos”. Lo fantástico del caso es que esos “clarividentes” obtuvieron esa facultad en cuanto se ubicaron en sitios como Miami, Madrid o Paris.

  • el 20 septiembre, 2015 a las 9:57 pm
    Permalink

    El papa da su opinion y nosotros damos la nuestra. Nadie ha dicho que el no tiene derecho a decir lo que le convenga, es su derecho. Lo que pasa que es difícil digerir que un clérigo le mande: “sentimientos de especial consideración y respeto”, jajaja, al tirano que se ha pasado tantas décadas hablando pestes de la iglesia, y de haberla tenido prohibida por tantas décadas, Por eso Aleida Guevara con toda coherencia dice que son unos hipócritas, partida de payasos, semejante circo de poner al Cristo al lado del Che, que debe estar revolcándose en su mismísima tumba. Yo partidaria de ese régimen estaría metida abajo de una piedra de la vergüenza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *