Firma Australiana confía encontrar petróleo abundante en Cuba desde tierra

Por Pilar Montes

meo-logoHAVANA TIMES — Motembo, pueblo pequeño de la central provincia cubana de Villa Clara, cuyo significado en lengua indígena es “tierra de fuego”, está por superar la fama que tuvo hace 75 años, cuando entre 1936 y 1940 se sacaron de sus entrañas más de 17 millones de galones de petróleo ligero.

Hace apenas unos días, el 29 de julio, la compañía inversionista MEO Australia Limited, en el bloque 9 de prospección,  de la costa norte desde Cárdenas hasta Corralillo, cabeza municipal de la región, la firma australiana dio a conocer la sorprendente noticia que ese territorio guarda reservas estimadas en 8,200 millones de barriles de petróleo ligero de altísima calidad, aunque se encuentra entre 2 y 3.5 kilómetros de profundidad.

La compañía independiente de petróleo y gas tiene un portafolio de proyectos de exploración, evaluación y desarrollo en Cuba, también en Nueva Zelanda, así como en Ashmore Cartier y Golfo de Bonaparte en Australia.

De acuerdo con Peter Stickland, Director Administrativo y Principal Ejecutivo Operativo (CEO) del ente petrolero, entrevistado por Cuba Business Report, hace cuatro años la compañía buscaba inversiones en proyectos de grandes recursos poco explorados en tierra y Errol Johnsone, geólogo principal de MEO, quien antes trabajó con Exxon-Mobil, le dijo que “sólo hay en el mundo unos pocos lugares en tierra que tuvieran el potencial de Cuba”.

Lo más interesante de esta conversación, confesó Stickland, fue que Johnsone dijera que Cuba un día sería autosuficiente y se convertiría en exportador neto de combustible.

Después de tres años entre visitas de exploración y negociaciones, estas concluyeron en septiembre de 2015 cuando MEO firmó un contrato de participación compartida de la producción (PSC en inglés) con la contraparte Cuba Petróleo (Cupet).

Las primeras evaluaciones de MEO en el bloque 9 han mostrado que uno de tres depósitos detectados contiene, él solo, 8,183 millones de barriles, de los cuales se podrían recuperar 395 millones.

Stickland afirmó “luce prometedor y mejor de lo que esperábamos”. Una evaluación independiente realizada por expertos norteamericanos indicó un potencial de 4.6 mil millones de barriles.

Meo Australia, Cuba block-9
Meo Australia, Cuba block-9

Actualmente, dijo esa fuente, “Cuba produce cerca de 80 mil barriles diarios,  aproximadamente la mitad del petróleo que consume. Claro que tendrá un largo camino por delante para ser autosuficiente energéticamente, pero un estimado potencial libre de riesgos de 80 mil barriles diarios, no es imposible”.

Stickland agregó que Cuba tiene formaciones geológicas afines con el sistema petrolero del Golfo de México que tiene enormes recursos. “Si vemos a Louisiana, Texas, las reservas en tierra y en el mar así como los de México y se suma todo, ese volumen está en el orden de los 100 mil millones de barriles. Y Cuba es parte del arco del Golfo de México, pero ha estado sub-explorada durante 50 años. La oportunidad se presenta para darle una nueva mirada y para notros es muy excitante”.

Y para agilizar sus gestiones, la MEO contrató como su director de operaciones en Cuba a Rafael Tenreyro, ex director de Exploración de la Unión CUPET.

Todo empezó en 1881

El descubrimiento inicial lo realizó una familia china en 1881, residente en los alrededores, que al excavar un pozo en busca de agua, este se les incendió ante su asombro.

El inicio de la exploración petrolera en Cuba data de finales del siglo XIX, cuando ya existían algunas empresas operando en el país. En esa primera etapa el objetivo no era el petróleo tal cual, sino el asfalto, que se explota en superficie, como una mina a cielo abierto, explica  Osvaldo López Corso, director del Centro de Investigaciones del Petróleo (CEINPET).

“Se trata de que el crudo fluye hacia la superficie, allí se combina con el oxígeno y pierde propiedades, se hace más viscoso, más denso”, apuntó López Corso. Entre finales del siglo XIX y principios del XX se exportaban anualmente millones de toneladas de asfalto cubano hacia Estados Unidos.

Luego se abrieron algunos pozos en las inmediaciones de Villa Clara, en Matanzas y en Sancti Spíritus. Se descubrieron campos petroleros en Catalina, Cristales, Jarahueca… en la región central.

Entre las décadas de 1940 y 1950 se perforaron los pozos de Bacuranao y Cruz Verde, que también produjeron.

A partir de los años 60 empiezan a gestarse convenios con la URSS y el antiguo Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME). “Comenzaron a hacerse muchos trabajos geológicos, no sólo petroleros sino también regionales, de mapeo, de áreas con determinado riesgo sísmico, estudios de suelos, búsqueda de minerales no metálicos y sales, que realmente incrementaron muchísimo el conocimiento científico sobre Cuba”, abundó López.

“En los ‘70 se descubren los campos de Boca Jaruco y Varadero. Estos constituyen los dos yacimientos tipo de la Franja petrolera cubana, los más estudiados y donde está la mayor densidad de pozos perforados”.

En 1992, la actividad petrolera en Cuba se abre a la inversión extranjera. En 1996, la firma canadiense Sherritt decide perforar el primer pozo horizontal, en el yacimiento de Puerto Escondido. Los volúmenes de crudo se multiplicaron por 10 hasta alcanzar unos mil a 2,000 barriles diarios”.

El experto detalla que se hacen ahora perforaciones cercanas a los 7,000 metros de largo. O sea, que de cierta manera ya estamos produciendo petróleo costa afuera, porque los equipos de exploración se ponen muy cercanos a la línea de costa, y los pozos terminan a cinco o seis kilómetros”.

Esta práctica abarata notablemente las operaciones, pues así la perforación de un pozo puede costar entre 15 y 20 millones de dólares; en cambio, en el mar, el valor sería de 150 y hasta 200 millones de dólares, para extraer el mismo crudo, explica. “Por lo tanto, la estrategia de Cuba es tratar de explotar todo lo que se pueda desde tierra, para que el proceso sea más rentable”, concluyó Osvaldo López Corso.

Sin duda, aún falta un largo trecho para alcanzar la autosuficiencia, pero no deja de ser una esperanza fundamentada, en una etapa difícil para el país.


11 thoughts on “Firma Australiana confía encontrar petróleo abundante en Cuba desde tierra

  • el 16 septiembre, 2016 a las 9:49 am
    Permalink

    Yo soy cubano y vivo en Cuba, leo la prensa oficial del pais y jamás he oido hablar de ese descubrimiento de los australianos. Tengo la Gran Duda: se mantiene el secretismo en el pais ó todo eso que dice arriba es mentira de arriba a abajo. Ojalá fuera verdad y sin secretismo se dijera desde el punto de vista técnico, para cuando se planifica su explotación. Todos los patriotas cubanos soñamos con eso.

  • el 8 agosto, 2016 a las 11:42 am
    Permalink

    Digamos que es cierto…pero miren a Venezuela.

  • el 7 agosto, 2016 a las 5:51 pm
    Permalink

    Ojalá ojalá ojalá sea todo para bien del pueblo…y no de los sátrapas de siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *