Finalmente: Cuba derrota Holanda 4-0

Por Ray Otero*

Tres hombres claves en el choque de este miércoles ante Holanda, de izquierda a derecha Stayler Hernández (#15), Johan Moncada (#1) y Yadiel Hernández (#22).
Tres hombres claves en el choque de este miércoles ante Holanda, de izquierda a derecha Stayler Hernández (#15), Johan Moncada (#1) y Yadiel Hernández (#22).

HAVANA TIMES – Al menos por el momento un respiro llegó a la afición cubana cuando esta tarde de miércoles el elenco que representa a Cuba en el 14to Torneo de Puertos de Rotterdam, terminó venciendo el hechizo holandés y se alzó con un muy necesitado triunfo de 4-0 para ascender al primer lugar del tradicional torneo europeo.

Un zurdo, no del todo promocionado por años en Cuba, el isleño Wilber Pérez, volvió a dar a Cuba un triunfo ante rivales empeñados en vencer a la isla caribeña, y esta vez completó 7 1/3 de entradas con solo 4 hits permitidos, 7 ponches propinados sin limpias concedidas, pese a sus 6 boletos regalados, para alzarse con su primera victoria del torneo.

Wilber se encargó con su curva de marear a la batería holandesa, que usualmente lo hace bien ante lanzadores de velocidad cubanos. En el octavo, ya con un out, cuando el siniestro permitió el cuarto sencillo de los holandes en el choque, un indiscutible del jardinero derecho Gianison Boekhoudt, y caminó al designado Bryan Engelhardt para aumentar una amenaza Naranja, el mentor Yovany Aragón no esperó mucho y llamó al brazo joven del derecho Raciel Iglesias, quien terminó la entrada primero ponchando al peligroso Dwayne Kemp y después dominando al emergente Cuba de Quintin en roletazo a las manos del inicialista Alex Malleta.

Pese al triunfo cubano el choque resultó muy tenso desde el inicio.

Los abridores Pérez por Cuba y Orlando Yntema por Holanda se liaron a ceros por siete capítulos y Cuba solo pudo capitalizar en la parte alta de la octava entrada cuando el mentor Aragón acertó con cada cambio realizado a la ofensiva.

Esa entrada la abrió el receptor Morejón con boleto y el joven y rápido Andy Ibáñez salió a correr en la inicial para acto seguido llegar a segunda por el bien ejecutado sacrificio de Arruebarruena – a veces el buen béisbol es muy simple -, llegó entonces el cambio de Guillermo Heredia por Yadiel Hernández, y Yadiel respondió con la que a la postre resultó decisiva en el choque, una anotada por Ibáñez tras el disparo al centro del matancero.

El derecho Leon Boyd – hombre que generalmente en sus últimas salidas ha dominado a los elencos cubanos – salió a lanzar y permitió un doble de Stayler Hernández que llevó a Yadiel a tercera para que anotara empujado por el roletazo al cuadro de Yulieski. Cuba ganaba 2-0.

Con esa ventaja llegaron los nacionales al noveno en donde el elenco supo dar calma a su afición al anotar otras dos.

El relevista Arshwin Asjes fue la víctima del ataque cubano que se inició por imparables consecutivos de José M. Fernández y Yasmani Tomás. Pudo haber hecho falta un batazo largo pero el mentor Aragón volvió a apostar por el juego pequeño y así llegó el joven Johan Moncada por el fornido Yosvany Peraza, para hacer avanzar a los corredores con el sacrificio. Del resto se encargaría el inicialista sustituto de Cuba, Eriel Sánchez, y la mala dirección de Holanda que con la primera desocupada decidió lanzarle al veterano bateador. Eriel se encargó de halar una pelota hacia el izquierdo para con indiscutible poner dos anotaciones en la pizarra que pesaban un mundo y colocaban el score final.

En el noveno Iglesias no cedió pese al triple de Stijn van der Meer abriendo la entrada. El joven de 23 años terminó el choque dominando al receptor Bas Nooij en roletazo a sus manos y llevándose por la vía del ponche a Shaldimar Daantij y Michael Duursma para así apuntarse su segundo salvamento del torneo.

El choque resultó un buen triunfo de Cuba que mostró recuperación después de haber caído 7-0 ante los mismos holandeses dos jornadas atrás y conociendo que el elenco no está produciendo ofensivamente lo que de sus jugadores se espera. Además, los antillanos esta vez ni siquiera contaron con su cuarto hombre, el inicialista José Dariel Abreu, quien salió lesionado en el partido anterior ante Holanda y necesita descanso.

La victoria provocó el ascenso de Cuba al primer lugar de la etapa clasificatoria del torneo cuando los antillanos deban enfrentar en los tres restantes choques dos veces a Taipei de China y una a Curazao. Precisamente Taipei de China marcha empatado con Cuba en la primera posición al vencer esta tarde por segunda vez 5-2 a Curazao.

Holanda, con la derrota ante Cuba, descendió a la tercera posición y solo le restan dos choque pendientes, uno ante Taipei y otro ante su verdugo del martes, Curazao.

Por su parte los muchachos de Taipei serán los rivales de los antillanos este jueves en el único encuentro programado para la jornada y que dará inicio a la 1:30 de la tarde, hora de Cuba y del Este de los Estados Unidos.

Por Cuba es probable la presencia del derecho Vladimir Baños en el montículo.
—–
(*) Leer los reportajes de Ray Otero en Baseballdecuba.com.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *