Fidel Castro se reúne finalmente con “Los 5”

Fidel Castro con "Los Cinco"  Foto: Estudios Revolución
Fidel Castro con “Los Cinco” Foto: Estudios Revolución

HAVANA TIMES — El tan esperado reencuentro entre Fidel Castro y “Los Cinco” finalmente tuvo lugar el sábado 28 febrero, reveló el líder retirado en un escrito firmado en la noche del domingo.

Más de diez semanas desde el regreso de los últimos tres de los agentes a Cuba, el 17 de diciembre de 2014, el feliz encuentro tuvo lugar en la casa de Fidel en Punto Cero, y extiendió durante cinco horas, con fotos tomadas por Estudios Revolución.

Los Cinco cubanos fueron detenidos en 1998 y condenados en 2001 a largas sentencias. Su encarcelación en Estados Unidos se convirtió en una campaña nacional e internacional interminable por Fidel Castro durante los últimos años de su presidencia.

El líder cubano sostuvo que la misión de Los Cinco en los EE.UU. había sido la de reunir información sobre grupos planificando acciones terroristas contra Cuba y nunca fue a espiar a los militares estadounidenses.

A continuación el escrito de Fidel Castro:

Los recibí el sábado 28 de febrero, 73 días después que pisaron tierra cubana. Tres de ellos habían consumido 15 largos años de su más plena juventud al respirar el aire húmedo, maloliente y repugnante de los sótanos de una prisión yanki, después de ser condenados por jueces venales. Otros dos, que igualmente trataban de impedir los planes criminales del imperio contra su Patria, fueron condenados también a varios años de prisión brutal.

Fidel Castro con Gerardo Hernández, jefe del grupo de agentes.  Foto: Estudios Revolución
Fidel Castro con Gerardo Hernández, jefe del grupo de agentes. Foto: Estudios Revolución

Los propios organismos de investigación, ajenos por completo al más elemental sentido de la justicia, participaron en la inhumana cacería.

La inteligencia cubana no necesitaba en absoluto seguir los movimientos de un solo equipo militar de Estados Unidos, porque esta podía observar desde el espacio todo lo que se movía sobre nuestro planeta a través de la Base de Exploración Radioelectrónica “Lourdes”, al sur de la capital de Cuba. Este centro era capaz de detectar cualquier objeto que se moviera a miles de millas de nuestro país.

Los Cinco Héroes antiterroristas, que nunca hicieron daño alguno a Estados Unidos, trataban de prevenir e impedir los actos terroristas contra nuestro pueblo, organizados por los órganos de inteligencia norteamericanos que la opinión mundial sobradamente conoce.

Ninguno de los Cinco Héroes realizó sus tareas en busca de aplausos, premio o gloria. Recibieron sus honrosos títulos porque no lo buscaron. Ellos, sus esposas, sus padres, sus hijos, sus hermanos, y sus conciudadanos, tenemos el legítimo derecho a sentirnos orgullosos.

En julio de 1953, cuando atacamos el Moncada, yo tenía 26 años y mucho menos experiencia que la que ellos demostraron. Si estaban en Estados Unidos no era para hacer daño a ese país, o tomar venganza por los crímenes que allí se organizaban y abastecían de explosivos contra nuestro país. Tratar de impedirlos era absolutamente legítimo.

Fidel Castro con Los Cinco.  Foto: Esudios Revolución
Fidel Castro con Los Cinco. Foto: Esudios Revolución

Lo principal a su llegada era saludar a sus familiares, amigos y al pueblo, sin descuidar un minuto la salud y el riguroso chequeo médico.

Fui feliz durante horas ayer. Escuché relatos maravillosos de heroísmo del grupo presidido por Gerardo y secundado por todos, incluido el pintor y poeta, al que conocí mientras construía una de sus obras en el aeródromo de Santiago de Cuba. ¿Y las esposas? ¿Los hijos e hijas? ¿Las hermanas y madres? ¿No los va a recibir también a ellos? ¡Pues también hay que celebrar el regreso y la alegría con la familia!

Ayer, en lo inmediato, quería intercambiar con los Cinco Héroes. Durante cinco horas ese fue el tema. Dispongo desde ayer, afortunadamente, del tiempo suficiente para solicitarles que inviertan una parte de su inmenso prestigio en algo que será sumamente útil a nuestro pueblo.

Fidel Castro Ruz
Marzo 1 de 2015
10 y 12 p


8 thoughts on “Fidel Castro se reúne finalmente con “Los 5”

  • el 5 abril, 2015 a las 10:05 am
    Permalink

    mas que nada me llamo la antencion la manera como cierra su carta : “Dispongo desde ayer, afortunadamente, del tiempo suficiente”, quizas sea lo mas cercano que vamos a saber que efectivamente estuvo bastante grave en el ultimo anho .

  • el 4 marzo, 2015 a las 6:37 pm
    Permalink

    Je Je Je Los moderadores de Cubadebate necesitan pasar un cursillo para dares cuenta de cuando un comentarista ironize. Mi esposa dice que su esposa, Dalia, parece una bruja. Ja Ja Ja. !Esta en candela!

    Miren este comentario:

    JAN dijo:
    Que bien se ve el comandante!, y Dalia siempre tan elegante.

  • el 3 marzo, 2015 a las 9:40 pm
    Permalink

    Leo, en Tiempo de Canalla: Son sistemas consagrados a unificar a la sociedad a convertir a las personas en un coro.
    Resulta chocante en la entrevista de Fidel con los Cinco. Ja Ja Ja. Los cinco tios llegaron que parecen los
    integrantes de un combito, Ja Ja Ja Ja !Todos gastan el mismo tipo de guayabera blanca, de mangas largas, los mismos
    pantalones, los mismos tipos de calzado. Ja Ja Ja las mismas medias. Si les revisan los interiores, seguro que usan los
    mismos calzoncillos.

  • el 3 marzo, 2015 a las 7:06 am
    Permalink

    Lo que yo me pregunto es si las carceles de Estados Unidos son tan malas por que todos ellos lucen tan bien y rebosantes de salud y sin embargo Alan Gross lucia tan mal y esto a pesar de estar en un lugar especial con mucho mejor trato que el promedio de presos en cuba?
    La diferencia es abismal por lo que esto es clásica demagogia castrista.

  • el 2 marzo, 2015 a las 8:32 pm
    Permalink

    No se equivoque, “los inagotables” son los muchachones del Grupo “Photoshop Revolucionario” :D

  • el 2 marzo, 2015 a las 5:48 pm
    Permalink

    La foto inicial parece un montaje, El heroe ( o espia, como gustais llamarle) rodea con su brazo derecho a Fidel, y, se diria que es de goma pues logra estirar una mano y ponersela en el hombro a su compañero espia que tiene delante. Ni su brazo ni la posicion de su mano tienen dimensiones normales.

  • el 2 marzo, 2015 a las 3:24 pm
    Permalink

    Castro aprovecho para criticar las carceles americanas, malolientes y repugnantes. Asi de repugnante como saber que hasta inseminaron a uno de ellos y de verlo con su chaqueta Adidas. Qué cara!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *