Ferrer anuncia el fin de la huelga de hambre de Unpacu

tras el levantamiento del cerco policial a su sede en Santiago de Cuba

Ferrer explicó que en caso de que el levantamiento del operativo alrededor de su vivienda fuera solo un engaño de las autoridades, la huelga se reanudaría. (Captura / 14ymedio)

Por 14ymedio

HAVANA TIMES – El líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), José Daniel Ferrer, confirmó este sábado el fin de la huelga de hambre que llevó a cabo durante 21 días y junto a varios activistas de la organización opositora. El cese del ayuno se informó tras el levantamiento del cerco policial a la sede.

A través de un video difundido en la red social Facebook, el exprisionero político explicó que en caso de que el levantamiento del operativo alrededor de su vivienda fuera solo un engaño de las autoridades, la huelga se reanudaría.

El líder de la organización opositora también contó que a pesar de haber puesto fin a la huelga seguía sintiéndose mal de salud, con vómitos desde la mañana de este sábado, por lo que había necesitado un suero para recuperarse de los largos días de ayuno.

El pasado viernes y después de 26 días, el cerco policial alrededor de la sede de la Unión Patriótica de Cuba fue levantado. La retirada de la Seguridad del estado ocurrió un día después de que el arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García, visitó a los huelguistas. “La retirada de la Seguridad del estado ocurrió un día después de que el arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García, visitó a los huelguistas.”

La visita del religioso a la sede de Unpacu se realizó tras un creciente reclamo para que la Iglesia católica intercediera por los huelguistas para preservar sus vidas, una demanda que en los últimos días ha sido apoyada por otros opositores y desde el exilio cubano.

La huelga de hambre exigía el fin del cerco represivo contra la sede del grupo disidente en Santiago de Cuba y recibió el apoyo de numerosas organizaciones internacionales y políticos. El Parlamento Europeo instó al Gobierno cubano a parar de forma inmediata la represión y las detenciones arbitrarias contra los miembros de la Unpacu.

Desde hacía casi un mes, la Seguridad del Estado y la policía impedían que activistas de la organización opositora entregaran alimentos y medicinas a las familias necesitadas en el reparto Altamira. En solidaridad con los huelguistas, se sumaron al ayuno decenas de personas dentro y fuera de la Isla.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, acusó al régimen de Cuba de aplicar el “terrorismo de Estado a quienes piensan distinto” y le hizo responsable de “la salud y el bienestar” de los activistas de derechos humanos en huelga de hambre.

“Es hora de que la democracia retorne a Cuba”, dijo Almagro, quien resaltó que ya son “varias generaciones de cubanos” que no tienen derechos ni libertades debido a un régimen “autoritario”.

Lea más noticias desde Cuba aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *