Falleció el periodista independiente Mario Hechavarría Driggs

Vicente Morin Aguado

Mario Hechavarría Driggs. Foto: www.miscelaneasdecuba.net

HAVANA TIMES – Este domingo 11 de noviembre nos sorprendió el lamentable deceso del colega Mario Hechevarría Driggs, periodista independiente con al menos dos décadas de ejecutoria profesional, Mayito, así le tuteábamos, dejó un largo historial abordando la vida social cubana desde  la óptica que algunos especialistas del medio han calificado la otra cara de la luna.

Dejamos a los médicos los pormenores de una pérdida física irrecuperable, nos sorprendió por lo repentino a pesar de saberlo enfermo. El 20 de septiembre del presente firmó en su blog La Santanilla lo que fuera tal vez su último escrito, titulado El Silencio cómplice de los artistas corderos, denuncia contra el decreto ley 349, mordaza a la creación artística independiente en Cuba ante el cual callan indolentes numerosos creadores cubanos.

Mario sobresalió al abordar con frecuencia los temas sociales de un tejido humano donde abundan los traumas del evidente fracaso que caracteriza al proyecto llamado Revolución. Su estilo puede caracterizarse al contraponer la manipulación mediática estatal comunista con los hechos censurados pero evidentes.

El espíritu católico-cristiano de Mayito sobresale en sus reportes, abarcadores de toda la prensa digital opositora al sistema Partido-Estado. No faltaron su voz, imágenes y palabra impresa en Radio y Tv Martí, diversas agencias noticiosas como Hablemospress, sin olvidar su blog personal.

Sin proceder de medios universitarios en cuanto al ejercicio profesional, su afán diario de superación alcanzó altas cotas, entre otras el diploma de graduado de un curso académico auspiciado por la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

Su fuerte radicó siempre en la búsqueda acertada de la noticia, de los personajes sencillos del pueblo que sin proponérselo son relevantes para entender lo que sucede realmente en un país. Siempre fue oportuno, directo y claro en sus críticas, sin obviar la ética correspondiente.

Deja dos hijos junto a su esposa, que le recordarán, igual que hacemos colegas y amigos, en calidad de excelente padre de familia y vecino sin provocar quejas a su alrededor.

Lamentablemente faltará el escozor de La Santanilla, permanente reacción ante lo que oficialmente se oculta pero está ahí, erosionando irremediablemente nuestra sociedad. Se aprecia que su labor va multiplicándose a pesar de la creciente censura, de la represión que siempre combatió.

Sin temor a error, Mario Hechavarría Driggs califica entre los más activos reporteros independientes cubanos de la última década. Llegue a familiares y amigos este mensaje de quiénes colaboramos repetidamente con su quehacer.

Vicente Morín Aguado: [email protected]


One thought on “Falleció el periodista independiente Mario Hechavarría Driggs

  • el 13 noviembre, 2018 a las 5:24 pm
    Permalink

    Lamentable la pérdida de quien a su manera tan vivaracha marcó un espacio entre los amigos…fue agradable trabajar junto a él en estos últimos seis meses realizando materiales en la calle…con la voz de los que no tienen a donde quejarse…eso era Mario, un divulgador de los desajustes del sistema cubano…que Dios lo acoja en la gloria…el se lo merece por ser uno de nosotros…sensilla gente cubana….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *