Fallece Monseñor Carlos Manuel de Cespedes García-Menocal

HAVANA TIMES — “En horas de la mañana del viernes 3 de enero de 2014, falleció en esta capital monseñor Carlos Manuel de Céspedes García-Menocal. Sacerdote, pensador y ensayista de talla mayor, su vida estuvo signada por un profundo compromiso con la Iglesia y con Cuba, sus dos grandes amores”, anunció la revista Espacio Laical en una nota de prensa.

“Con su partida a la Casa del Padre se pierde no solo a un dedicado pastor y a un gran patriota, sino también a una mente brillante, que supo dar claves imprescindibles para la inculturación del Evangelio en nuestra tierra.

“Desde hace apenas un mes el cardenal Jaime Ortega, Arzobispo de La Habana, lo había nombrado oficialmente Asesor Eclesiástico de la revista Espacio Laical, cargo que ejercía in pectore desde hacía casi una década. Su metáfora Casa Cuba -de matriz abierta y raigambre democrática- siempre sintetizó las líneas maestras que han guiado a nuestra publicación. Su partida deja un vacío imposible de llenar.

“A quienes nos sentimos sus hijos, solo nos queda refrendar públicamente el compromiso con la construcción de una nación más plena y justa.”


7 thoughts on “Fallece Monseñor Carlos Manuel de Cespedes García-Menocal

  • el 7 enero, 2014 a las 1:38 am
    Permalink

    Pues oppiano ahi te das cuenta la clase de perla que fue, una persona en privado y otra diferente para el publico, no wonder admiraba al Che. Parece que por ahi iba la cosa.

  • el 6 enero, 2014 a las 8:56 pm
    Permalink

    MIranda, te suscribo y recalco…”El Padre de la Patria Carlos Manuel de Cespedes ya le caera a palos por su cabeza cuando llegue alla en el cielo. “, porque no se vale , tanto justificar, y tanto falso perdón, y lo estoy diciendo “suave”, en honor a ese cariño que le profeso, NO SE VALE, NO SE VALE…

  • el 6 enero, 2014 a las 12:38 am
    Permalink

    YO , conocí a otro Carlos, muy diferente, al “Carlos público”, o político…

  • el 5 enero, 2014 a las 8:55 pm
    Permalink

    El pueblo cubano no defendio el derecho a la fe religiosa, como hizo Polonia, por eso ahora tiene que conformarse con lo que ha habido. A un cardenal Ortega que mas militante del tirano no pudo haber sido, y el Padre Carlos Manuel estuvo rayando en la misma linea.

    Quien le dijo al padre Carlos Manuel que su mision era la de estar declarando que si no queria ver a Cuba metida en un neoliberalismo?, porque no dijo que tampoco queria verla metida en esa nauseabunda dictadura?, un siervo de Dios a la cabeza de la iglesia tiene que tener clara que su mision “no es parte de este mundo”, respetando las leyes del Cesar pero firmemente con la verdad en la boca, El legado del Padre Carlos Manuel fue el de tratar a una tirania de mas de cinco decadas con todos los pan~os tibios que pudo encontrar, y su pariente El Padre de la Patria Carlos Manuel de Cespedes ya le caera a palos por su cabeza cuando llegue alla en el cielo.

  • el 5 enero, 2014 a las 7:56 pm
    Permalink

    YO , lo conocí, del 81, al 95, su “etapa de El Ángel”, después, …me fui, y no me tocó esa etapa de él, de “definición por el modelo castrista”, pero lo seguí, …porque hoy no has terminado de decir “¡Ay!”, y ya está en la red…no coincido contigo, porque no tienes un sistema sociopólitico, definido, no hay más que de dos, uno muerto, otro que aunque imperfecto, …se perfecciona, me decido por ese, por este, …he vivido los dos, aquel engendro satanoide, y este, y mil veces, me quedo con este. Jamás entenderé a la Iglesia, ni a los sacerdotes, aprobando una continuidad, de aquello…porque soy católico, porque soy anticomunista, y contrarrevolucionario, eso está tan imbricado en mi…y se lo debo, principalmente, a esa iglesia, que hoy no vacila, en arrodillarse ante el tirano. NO puedo entender a un sacerdote, que elija admirar al Che, mucho menos a los Castros…dónde quedaron las enseñanza de León XIII, de Pío IX, de Pío XII, …dónde quedó la ofensa de Covadonga, …los comunistas están excomulgados, desde Pío XII, y con eso me quedo.Igual los socialistas, …no puedo cambiarlo. He admirado mucho a Carlos, y lo he querido, pero para esa parte suya, tan ” “Ad hoc””, con el régimen, tengo mi respuesta, …que no publicaré aquí , primero porque soy su amigo, y luego, porque ausente, ya no me podría responder.

  • el 5 enero, 2014 a las 7:44 am
    Permalink

    Estimado Licario:
    Yo también tuve la oportunidad de conocerlo e incluso trabajé con el padre Carlos dentro de la iglesia. Al igual que tú, muchas veces no entendía algunas de sus actitudes, ideas y propuestas pero confiaba en él y me dejaba abandonar en su experiencia de vida. Gandi tiene una frase que actualmente comparto “Tenemos que ser el cambio que queremos para el mundo” y esto lo vivió Carlos Manuel con toda entereza. Ocurre muchas veces, querido compatriota, que repetimos el modelo que criticamos. Esto es extensible para todos los roles que tenemos en nuestra vida. Piensa cuánto criticamos a nuestros padres y nos dijimos a nosotros mismos que no íbamos a hacer lo mismo. ¿Qué ocurre después? Que nos sorprendemos al ver que sin querer los repetimos. Veo que tu dolor, posible daño, maltrato, incomprensión y potencial resentimiento hace que te conviertas en un extremista absolutista que solo mira lo negro y blanco, al igual que muchos socialistas castristas de Cuba.
    Yo he sido dañado y jodido por ese sistema totalitario y hegemónico que tenemos en Cuba. Gracias a Carlos Manuel y a otras personas pude comprender que la principal herramienta de daño psicólogico de los sistemas totalitarios y hegemónicos es llenarnos de resentimiento, impotencia y extremismo. El Padre Carlos luchó contra esto y sinceramente creo que es la mejor opción. Como bien dijiste estamos divididos por el dolor de estar separados pero también nos divide principalmente una visión de la vida muy antagónica e irreconciliable. Este es el principal cambio que debemos dar en nosotros para realmente lograr una Cuba “con todos y para el bien de todos”
    Yo al igual que el Padre Carlos Manuel no quiero una Cuba metida en el neoliberalismo. Si existe un espacio en Cuba donde podamos convivir la totalidad de los cubanos con sus variados puntos de vista, con un ejercicio cívico libre y con un diálogo constructivo pues yo me apunto. Ni el capitalismo, ni el socialismo, ni ningún sistema político actual cumple mis expectativas. Aunque, si debiera elegir te diría que prefiero cambios lentos y paulatinos que realmente permitirán un cambio de conciencia que es necesario para crear esa sociedad cubana plural.
    Buen hermano, para terminar te diría que si analizamos la proyección del pensamiento, , y no digo valores, que tienen muchos cubanos tristemente concluiría que no existe algo más parecido a un socialista estatal que un disidente medio. Hoy por hoy, no apoyo ninguna de estas opciones.
    Hoy doy gracias al Padre Carlos Manuel por haberme permitido comprender este fenómeno. Yo seré un testimonio de su legado para nuestra casa Cuba. Saludos

  • el 4 enero, 2014 a las 5:58 pm
    Permalink

    Su alma se lleva demasiados secretos , actos que no comprendimos de él, imaginamos, que quizás pudo haber cumplido bien con Dios, pero le falló a los cubanos, por lo menos en apariencias, nunca se sabe bien,… era pro-dictadura (a pesar de sus ilustres apellidos libertarios, se decantaba por el continuismo castrista.), o eso vimos; los que lo conocimos, sabemos de su capacidad, cultura y espiritualidad, desperdiciada, en serle fiel a una Iglesia TAN COBARDE Y TRAIDORA, …¿amó a Cuba?, como siempre me decía. No lo sé…yo sólo sé que no amábamos la misma Cuba.

    No puedo olvidar sus recientes declaraciones, para la revista , dicen que católica Espacio Laical, y que TANTO ME DOLIERON Y DECEPCIONARON (tanto o más que cuando dijo que admiraba al Che, qué te pasó Carlos, que te pasó…):

    “Quienes me conocen bien, saben que el último camino, el del neoliberalismo, no es el que yo deseo para la Casa Cuba, sino más bien, el primero, el de un socialismo más participativo y democrático, al que parece nos desean conducir los actuales cambios en lento proceso de realización”,

    Será muy difícil , perdonarnos TODO, entre cubanos, incluso a los amigos,…nos han dividido mucho, DIOS SABE QUE SÍ.

    Lo demás se lo dejamos a Dios, el Justo Juez, y no nos concierne. R.I.P. P.Carlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *