Expertos cuestionan estudio de ataques a diplomáticos de EEUU en Cuba

La Embajada de Estados Unidos en La Habana. Foto: cartasdesdecuba.com

 

HAVANA TIMES (dpa) – Una decena de neurólogos y otros científicos especialistas en el cerebro han cuestionado una investigación en la que se apoyó el Gobierno de Estados Unidos para considerar que 26 de sus diplomáticos sufrieron un ataque de origen desconocido y aseguran que esta contiene errores, reportó dpa.

El “Journal of the American Medical Association” (JAMA), una prestigiosa publicación de la comunidad médica estadounidense, publicó hoy cuatro cartas distintas de expertos que cuestionan la investigación que, comisionada por el Gobierno norteamericano, realizó un equipo de la Universidad de Pensilvania.

El Gobierno de Donald Trump asegura que desde noviembre de 2016, en total 26 diplomáticos que trabajaban en Cuba y familiares sufrieron trastornos de salud por unos ataques de origen desconocido que les causaron pérdida de audición, mareos, zumbidos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultades para dormir, entre otros síntomas.

Como respuesta a esos ataques -no acusa a Cuba de ellos pero sí responsabiliza a su Gobierno de no proteger a los diplomáticos estadounidenses como le obliga la Convención de Viena-, el Departamento de Estado retiró a más de la mitad de su personal de la embajada en La Habana y expulsó de Washington a 15 diplomáticos cubanos como medida de reciprocidad.

Los científicos críticos que enviaron sus cartas al JAMA señalan, entre otras cosas, que la investigación del equipo de la Universidad de Pensilvania interpretó mal resultados de pruebas, desechó explicaciones psicológicas para los síntomas y pasó por alto trastornos comunes que podrían haber provocado malestar en los afectados.

“Es necesaria más investigación”, señalan Gerard J. Gianoli, del Ear and Balance Institute en Lousiana, y otros dos expertos, que indican que los resultados apuntan más a daños en el oído interno que a una conmoción.

Los resultados del estudio del equipo de la Universidad de Pensilvania “reflejan una interpretación incorrecta de los resultados de las pruebas objetivas cognitivas”, señalan por su parte Robert Shura, neuropsicólogo clínico en Carolina del Norte, y otros dos expertos.

En su alerta de viaje sobre Cuba, el Departamento de Estado tiene enlazado el artículo sobre esa investigación publicado en febrero en el JAMA, el cual concluye que los diplomáticos tenían lesiones similares a conmociones cerebrales causadas por un daño extendido a las redes cerebrales.

Pese a que sigue sin saberse el origen de este tipo de problemas de salud, Estados Unidos continúa calificándolos de “ataque”. Inicialmente habló de “ataques acústicos”, pero el Departamento de Estado dijo después que consideraba otras posibilidades, como un ataque “viral”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *