Expectativa en Colombia y Nicaragua por decisión de CIJ

Mapa: infobae.com
Mapa: infobae.com

HAVANA TIMES (dpa) – Gran expectativa reinaba hoy en Colombia y Nicaragua por la decisión que anunciará mañana en La Haya la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en torno a dos demandas presentadas por Managua contra Bogotá por un litigio en el mar Caribe.

La CIJ citó para este jueves a las partes para dar a conocer su postura sobre si intervendrá en este caso, como pide Nicaragua, o se declara incompetente, como lo solicita Colombia.

El tribunal se pronunciará sobre dos excepciones preliminares planteadas por Nicaragua para ampliar su plataforma continental extendida y para que Colombia acate plenamente una sentencia emitida en La Haya en noviembre de 2012.

Mediante dicha sentencia, la CIJ otorgó a Nicaragua unos 90.000 kilómetros cuadrados de territorio en el mar Caribe, que hasta entonces estaban bajo soberanía colombiana, al tiempo que ratificó la tutela de Bogotá sobre siete cayos del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Desde entonces Colombia afirma que tiene dificultades para cumplir la sentencia con el argumento de que la modificación de sus fronteras terrestres y marítimas solo puede ser aprobada por el Congreso y tras un tratado bilateral con el otro país implicado.

Poco después del fallo de 2012, Colombia anunció su retiro del Pacto de Bogotá, suscrito en 1948 y mediante el cual reconocía la jurisdicción del tribunal de La Haya.

Según el agente de Colombia en este caso, Carlos Gustavo Arrieta, el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos espera que la CIJ se declare incompetente para decidir sobre las demandas.

Arrieta dijo que los argumentos presentados por Colombia apuntan a que la CIJ se tenga que declarar al margen porque el país ya no suscribe el Pacto de Bogotá.

“Lo que Colombia está esperando es que mañana la Corte diga que no tiene competencia para la demanda que inició Nicaragua en la que solicita la extensión de su plataforma continental, ni la demanda que presentó en la que asegura que Colombia incumplió con el fallo de La Haya en 2012”, dijo Arrieta a la cadena de radio colombiana RCN.

“La Corte reconoció en 2012 a Nicaragua la plataforma continental que es a la que todo país tiene derecho y que se extiende hasta 200 millas de su costa. Algunos países pueden extender esa plataforma hasta 350 millas y eso es lo que ha hecho Nicaragua pidiendo 150 millas adicionales, pero a nuestro juicio eso no tiene ningún fundamento”, agregó.

Una opinión contraria expresó el jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio Avilés, quien dijo que confía en que la CIJ aceptará estudiar las dos demandas.

“Esperamos que mañana la Corte determine que puede conocer las demandas que ha hecho nuestro país”, dijo el alto jefe militar en declaraciones a periodistas en Managua.

Avilés recordó que el Gobierno de Nicaragua está esperando “que Colombia cumpla ese fallo”, en referencia a la sentencia que emitió el tribunal hace más de tres años.

El jefe castrense señaló que si bien Colombia renunció al Pacto de Bogotá, las demandas de Nicaragua fueron entabladas cuando el país sudamericano todavía formaba parte del mecanismo internacional.

Las fricciones entre los dos países datan de los años 80 y crecieron en 2001, cuando Nicaragua presentó una demanda ante la CIJ tras desconocer el tratado bilateral Esguerra-Bárcenas, mediante el cual entregó a Colombia en 1928 la soberanía del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

El tribunal ratificó la soberanía colombiana sobre las islas en
2007 y en 2012 estableció que siete cayos del archipiélago seguirán bajo jurisdicción de Bogotá, aunque corrió hacia el este el punto que Colombia consideraba como límite y entregó a Nicaragua unas 200 millas náuticas.

Dos de esos cayos quedaron enclavados en aguas bajo soberanía nicaragüense, lo que ha sido considerado desde entonces por el gobierno colombiano como una “contradicción”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *