Eurodiputados: Faltan condiciones para elecciones en Nicaragua

Foto: Tomada del sitio web del Parlamento Europeo.

Europarlamentarios advirtieron que “seguirán del lado del pueblo de Nicaragua” y que ejercerán mayor presión sobre el régimen de Daniel Ortega

Por Ana Lucía Cruz (Confidencial)

HAVANA TIMES – A menos de ocho meses para las elecciones generales de noviembre próximo, en Nicaragua “no existen las condiciones” para realizar unos comicios democráticos, libres, justos y transparentes, señalaron eurodiputados de una delegación del Parlamento Europeo para las relaciones con los países de América Central.

Durante una audiencia celebrada este lunes, advirtieron que “seguirán del lado del pueblo de Nicaragua” y que ejercerán mayor presión sobre el régimen de Daniel Ortega.

La eurodiputada Tily Metz, encargada de presidir la audiencia, indicó que en Nicaragua “queda mucho camino por delante antes de tener elecciones libres y transparentes”, por lo que seguirán “muy de cerca todo el procedimiento para las elecciones”.

Alicia Homs, eurodiputada del Partido Socialista Español (PSOE), señaló que el régimen de Ortega parece “más preocupado por acallar a todo el que disienta y ahondar su deriva autoritaria”.

Subrayó que, con las elecciones, el Gobierno nicaragüense “tiene la una oportunidad de corregir el rumbo”. “Si está del lado de los ciudadanos en Europa tendrá un socio dialogante, pero si como todo parece indicar Ortega ha emprendido un camino del que no quiere dar marcha atrás, no nos va a quedar otra opción de redoblar la presión”, sentenció. 

Homs destacó que la Unión Europea “estará del lado de los ciudadanos y ciudadanas de Nicaragua y las semanas que vienen serán decisivas”, por lo que recomendó a las distintas fuerzas  opositoras “se unan bajo una única candidatura para las elecciones” y dejar “de un lado” sus diferencias con el fin de “conseguir para el pueblo de Nicaragua” resultados “históricos”.

La europarlamentaria Soraya Rodríguez, con amplia experiencia en temas de medio ambiente, igualdad, desarrollo y derechos humanos, afirmó que como parlamentarios “no vamos a contribuir de ninguna manera a blanquear unas elecciones que no sean realmente democráticas, libres y donde la oposición no tenga la oportunidad de participar”.

Delegación de nicaragüenses

Durante la audiencia, con el fin de actualizar la situación de los derechos humanos en Nicaragua frente a los comicios, estuvieron presentes Wendy Flores Acevedo, presidenta del colectivo de derechos humanos Nicaragua Nunca Más; y Dora María Téllez, historiadora, exguerrillera Sandinista y representante de la Unión Democrática Renovadora (Unamos). Así como Félix Maradiaga, precandidato a la Presidencia desde la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), y Medardo Mairena, líder del Movimiento Campesino.

Irana Venerio Fernández, embajadora de Nicaragua ante el Reino de Bélgica, el Gran Ducado de Luxemburgo y la Unión Europea, también fue invitada a la audiencia. Sin embargo, no respondió a la solicitud de los parlamentarios europeos, quienes lamentaron su ausencia pues aseguran que habían muchas preguntas por responder.

Flores resaltó que las gestiones del Parlamento “son más necesarias que nunca”, y denunció que las violaciones a los derechos humanos continúan, que hay más de un centenar de personas detenidas por ser disidentes y “nos acercamos a los tres años de no tener justicia para las más de 300 personas asesinadas en el marco de las movilizaciones y sin tener condiciones para el retorno de las más de 100 mil personas que se fueron al exilio”.

La activista señaló que en Nicaragua “permanece un estado de excepción de facto, que impide la libre movilización y expresión, en el marco de una campaña que descalifica a activistas y opositores, señalados como terroristas, traidores a la patria y de realizar lavado de dinero”.

En ese sentido, señaló a la Policía Nacional, al Ministerio Público y al Poder Judicial de utilizar “el sistema legal para criminalizar a los activistas, defensores, defensoras de derechos humanos, periodistas y opositores, quienes continúan sufriendo de restricción a su libertad individual”.

Mairena denunció también la persecución que persiste contra los excarcelados políticos, la casa por cárcel de facto que el régimen de Ortega ha impuesto contra más de 100 opositores, la persecución en el campo y la “falta de condiciones para unas elecciones”.

Maradiaga recordó la ausencia de “reformas electorales”, que cumplan con un “consenso de los principales grupos de oposición (alcanzado) en septiembre de 2020, mismo que se ajusta a las recomendaciones hechas por la OEA”.

Dijo que “de no darse esas condiciones” en las elecciones, “instamos desde ya (a la UE) a que no se reconozca la legitimidad de ningún Gobierno que no nazca de la voluntad popular”.

La ex guerrillera Dora María Téllez advirtió que el régimen de Ortega actualmente tiene “un fraude en marcha”, y resaltó la “inhabilitación de la capacidad de la  oposición de organizarse, de movilizarse, de expresarse, en restringir la posibilidad de los nicaragüenses de salir a las calles”.

“Acciones contundentes”

Los eurodiputados y opositores nicaragüenses coincidieron que en Nicaragua es urgente la realización de reformas profundas en el Sistema Electoral, y recordaron los acuerdos firmados por Ortega —en marzo de 2019— en el marco de una mesa de diálogo con la oposición, y el plazo que fue dado por la OEA, hasta mayo próximo, para ver cambios sustanciales que permitan la realización de elecciones justas, libres, transparentes y observadas.

Sin embargo, el Gobierno de Nicaragua sigue sin dar señales de cumplimiento a las solicitudes de los organismos internacionales, por lo que Téllez alertó  que “el régimen de Ortega no entiende con palabra dulces” y que se requiere de “mensajes contundentes desde la Unión Europea, el Parlamento Europeo, los países de Europa, que manden el mensaje claro a Ortega de que no van a haber aceptación del régimen que surja de unas elecciones fraudulentas como las que ya están en marcha”.

Téllez destacó la importancia de las “presiones diplomáticas y las sanciones”, pues indicó que “Ortega ha demostrado que lo único que le duele son las sanciones individuales a él o a su familia, esas son las que le duelen porque son las cosas de las que se lamenta, entonces, si queremos alterar este fraude en marcha es indispensable que se proceda en este sentido”.

Con información de Efe

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *