Esperando Año Nuevo con antimotines en la puerta

Asedio policial contra opositores y familiares de presos políticos

Esthela Rodríguez (al centro) madre de Edward Lacayo, ‘la Loba’. // Foto: Cortesía

Karen Lacayo, hermana del reo político Edward Lacayo, denuncia que la Policía no permite que ella ni su mamá salgan de la casa

Por Cinthya Torrez (Confidencial) 

HAVANA TIMES – El régimen orteguista mantuvo el asedio contra opositores y familiares de presos políticos hasta el último día de 2020. La mañana de este jueves 31 de diciembre, antimotines agredieron física y verbalmente a la madre del reo político Edward Lacayo, denunció su hija Karen Lacayo.

Antimotines llegaron a la casa de Lacayo, en Monimbó, Masaya, a las seis de la mañana y rodearon la vivienda. Estelita Rodríguez, madre de Karen y Edward, se dirigía a la venta a comprar un fresco, pan y leche, pero al abrir el portón de su casa fue agredida, relató Lacayo a CONFIDENCIAL. “Dos antimotines aventaron el portón y aventaron a mi mamá, golpearon a mi mamá”, dijo.

El golpe fue en el brazo izquierdo donde, según Lacayo, su mamá tenía una herida cicatrizada que, con el aventón, se lastimó. Además de la agresión física, los agentes antimotines también le dijeron palabras soeces. Hora y media después de lo ocurrido, un tío de Lacayo llegó a la casa para ver a su mamá, pero la Policía no lo dejó entrar, narró.

Lacayo llamó a las organizaciones de derechos humanos a que constaten su situación, “que vengan aquí y que nos miren que nosotros estamos secuestrados en nuestra propia casa”, denunció.

Los antimotines llegaron a las 6 de la mañana y rodearon la casa del preso político Edward Lacayo, denunció su hermana, Karen Lacayo. Foto: Cortesía

El asedio que sufre la familia del preso político conocido como “La loba” se ha mantenido por un mes. Los antimotines llegan a las seis de la mañana y se retiran a las dos de la tarde, pero siempre dejan a una patrulla con policías que se retira cerca de las ocho de la noche. Lacayo denunció que no la dejan salir ni a ella, ni a su progenitora.

A Lacayo le preocupan las repercusiones del asedio policial en la salud de su mamá, al ser una adulta mayor de 68 años y padecer de diabetes e hipertensión. A ello se suman los problemas económicos que atraviesa la familia. “Aquí nosotros estamos sin trabajo. La estamos pasando muy mal”, dijo Lacayo, que mantiene la demanda por la libertad de su hermano.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunció la agresión contra la madre de Lacayo y exigió el cese de la represión y que se respete la integridad de los familiares del reo político.

Más asedio contra oposición

Unas cinco patrullas de la Policía rodearon el hotel donde se desarrollaría la juramentación del comité departamental del Caribe Norte de la opositora Coalición Nacional (CN) en Bilwi, programada para este miércoles 30 de diciembre, relató Nancy Henríquez, miembro de la CN por parte del partido Yatama.

Debido a la presencia policial cambiaron el lugar de reunión, pero al nuevo local también llegaron unas siete patrullas y oficiales en motocicleta, aseguró Henríquez.

La juramentación se realizó pese al asedio de la Policía. Durante todo 2020, el régimen orteguista ha mantenido en Nicaragua el asedio contra excarcelados políticos, líderes de la oposición, críticos a su Gobierno y familiares de presos políticos. A varios de ellos les ha impuesto casa por cárcel o ha limitado su circulación sin ningún tipo de justificación legal.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *