En Ecuador, la Izquierda Democrática lleva candidato a la presidencia

Por Pedro Campos

“Ecuador tiene futuro”. “Necesita un partido del socialismo democrático” –Expresó el General Paco Moncayo, candidato presidencial de la Izquierda Democrática del Ecuador

Paco Moncayo. Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES — Acostumbrados como estamos a una sola prensa que únicamente menciona al presidente Correa en Ecuador, pocos cubanos saben que en ese país una coalición de 24 partidos y grupos de izquierda y centro, denominada Acuerdo por el Cambio, integrada por el Partido Izquierda Democrática, el movimiento indígena Pachakutik y el Partido Unidad Popular, entre otros, participan en la campaña electoral con vistas a las elecciones presidenciales del domingo 19 de febrero del presente 2017.

Su candidato es el general retirado Paco Moncayo, de Izquierda Democrática, quien dijo de sí mismo, “no soy un socialista burocrático, soy un socialista democrático”. Nacido en Quito en 1940, es hijo de abogado-congresista y ha sido reconocido como el héroe popular de la guerra contra Perú en El Alto Cenepa, en la cordillera de los Andes, 1994-95, la única victoria militar de Ecuador en el siglo XX. Además de sus estudios militares se graduó en Ciencias internacionales, en la especialidad en Economía e Integración.

Moncayo jugó relevantes papeles políticos en difíciles momentos de la historia reciente. Fue un actor decisivo en el derrocamiento de Abdalá Bucarán en 1997, cuando declaró en calidad de comandante de las Fuerzas Armadas que estas no interferirían en la política y actuarían profesionalmente.

Como militar llegó a ostentar el máximo grado de General de Ejército, los máximos cargos en las Fuerzas Armadas y recibió varias condecoraciones. Luego de retirado se incorporó activamente a la política del país, siendo elegido diputado, asambleísta, y en dos períodos aAlcalde de Quito, por el Partido Izquierda Democrática.

Su compañera de fórmula es Monserrat Bustamante, de 40 años de edad, guayaquileña académica y pedagoga especialista en Ciencias Empresariales y Mercadotecnia. Mujer, joven costeña y sin vinculación pública a la política.

Entre su programa destaca el interés por la unidad nacional y la superación de la división maniquea introducida en la sociedad ecuatoriana por el correismo, al tiempo que cuestiona la omnipresencia del Estado, al que se propone reducir drásticamente, al dejar solamente 16 de las actuales 50 entidades y Ministerios, como parte de un plan de austeridad.

Defiende como objetivo central de su programa, alcanzar la justicia social en el marco del ejercicio pleno de la libertad, con el desarrollo de una economía productiva y solidaria, junto a la promoción de la ética pública, la lucha contra la corrupción, la defensa y profundización de la democracia, el fortalecimiento de los municipios, la sociedad civil y poner a la sociedad en el centro de la vida pública.

Se propone generar casi medio millón de empleos desarrollando un inmenso programa de obras públicas con planes de reforestación, acceso de más de 3 millones de ecuatorianos al agua potable e impulso a los sectores agropecuario y turístico.

Es partidario de mantener la dolarización, beneficiosa para abrir el país al mundo, garantizar estabilidad monetaria y agilidad transaccional en el comercio internacional y de recibir préstamos de organismos financieros internacionales. Sostiene que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) debe bajar al 10% y que se debe crear un clima favorable para los negocios.

En tal sentido propone un pacto ético de responsabilidad fiscal con los empresarios para evitar evasión de impuestos, pero eliminando paralelamente el anticipo al impuesto a la renta. Igualmente propone reducir los aranceles e impuestos a la salida de capitales y devolver la autonomía al Banco Central del Ecuador (BCE).

Sugiere cambios a la discutida Ley de Comunicaciones y al Sistema de Salud y propone reformas en la Educación como incluir el bachillerato técnico, de manera que los jóvenes puedan trabajar al terminar esa etapa de la enseñanza.
Su plan incluye el combate al narco tráfico, pero sin acuerdos internacionales que menoscaben la independencia nacional como aquel que permitía a fuerzas militares estadounidenses utilizar la Base de Manta, pues no era necesario que fueran los gringos a hacer lo que los ecuatorianos saben y deben.
La candidatura de Paco Moncayo ha ido ascendiendo en las encuestas, llegando en la actualidad a ocupar el 4to lugar en las intenciones de voto, hasta con un 14 %, casi empatado en el 3er lugar, Lenin Moreno de Alianza País aparece en primer lugar con un 31%.

Las aspiraciones de Acuerdo por el Cambio son seguir creciendo en la intención de votos hasta llegar a quedar en segundo lugar en la primera vuelta electoral e ir a una segunda, con una amplia alianza entre las actuales fuerzas de izquierda democrática y el resto de los opositores al partido Alianza País de Rafael Correa.

Según analistas y ciudadanos ecuatorianos, la impronta política y militar de carácter nacional del general Paco Moncayo, su experiencia política, su marcado carácter afable y cooperativo, típico del ecuatoriano serrano,  su carisma, su labor al frente de la alcaldía de Quito, su probada honestidad y sus relaciones tanto con la izquierda como con el centro y la derecha, lo convierten en el candidato idóneo para derrotar al aspirante presidencial de Alianza País y alcanzar la unidad nacional fragmentada en los últimos años por las políticas estatalistas, populistas y voluntaristas de Rafael Correa.
—–

Nota: Se recomienda ver la entrevista de Carlos Rojas a Paco Moncayo en el programa televisivo Políticamente Correcto. Políticamente Correcto Paco Moncayo


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *