Empresa española niega ataques contra estadounidenses en su hotel Capri en La Habana

No recibió quejas

Por Guillermo Nova (dpa)

HAVANA TIMES – La cadena española NH, propietaria del hotel NH Capri, aseguró que no recibió ninguna reclamación de clientes por los supuestos ataques acústicos que sufrieron diplomáticos de Estados Unidos destinados en la isla.

“No hemos tenido ninguna queja de ningún cliente”, afirmó a dpa Ramón Aragonés, consejero delegado de la cadena hotelera española NH.

Washington denunció que más de una veintena de sus funcionarios destinados en La Habana sufrieron unos supuestos ataques acústicos en sus residencias oficiales. Algunos medios norteamericanos señalaron también al Hotel NH Capri de La Habana como uno de los lugares de los misteriosos ataques a ciudadanos de Estados Unidos.

“Al año recibimos más de 600.000 comentarios de todos nuestros hoteles, por medio de distintas plataformas, y los analizamos todos”, señala Aragonés quien afirma “que no ha llegado un solo comentario de esta naturaleza”.

“No sé exactamente en que consiste ese sistema para que la gente sea afectada, pero entiendo que no puede ser tan selectivo para que afecte solo a los americanos. ¿Afectaría a todos los clientes, no?”, dijo el consejero delegado de la cadena NH en entrevista con dpa.

Los misteriosos ataques causaron a los diplomáticos náuseas, mareos y pérdida de audición entre otros síntomas.

Estados Unidos no culpó directamente a Cuba como causante de las agresiones pero si responsabilizó de no proteger al personal diplomático tal y como marca la Convención de Viena.

El Gobierno cubano negó cualquier tipo de responsabilidad en los incidentes y puso en duda la veracidad de las acusaciones de los ataques acústicos.

El hotel NH Capri de La Habana tenía tan solo un 25 por ciento de clientela norteamericana. “La diversificación de clientes nos ha hecho que no dependamos tanto del cliente norteamericano”, afirmó a dpa Eduardo Bosch, director para América de NH Hotel Group.

Desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, el presidente estadounidense ha tenido un fuerte discurso anticastrista y frenó la política de deshielo impulsada por su antecesor Barack Obama, aunque sin llegar a romper las relaciones diplomáticas.

El sector turístico cubano es uno de los principales objetivos de Trump por ser estratégico para la economía de la isla. El pasado junio anunció el endurecimiento de las condiciones de viajes a la isla para los norteamericanos, que no puede hacer turismo pero viajan para encuentros culturales, académicos o religiosos entre otros.

“En Estados Unidos no todo el mundo piensa igual, por lo que dependerá mucho de la ideología de la gente”, señala Ramón Aragonés, quien considera que el mercado estadounidense no es de gran peso para su cadena hotelera y que a pesar de las dificultades seguirán visitando la isla, aunque se reduzcan las llegadas.

Entre las medidas de Trump contra la economía cubana está la prohibición a las empresas norteamericanas de hacer negocios con compañías militares gestionadas por las Fuerzas Armadas de Cuba.

Dentro de la lista de casi 180 empresas cubanas con las que están prohibidas el comercio se encuentran las principales hoteleras como el Grupo Gaviota, que tiene más de 29.000 habitaciones repartidas en 62 hoteles por todo el país.

“Algunos hoteles de La Habana se volcaron en el turismo norteamericano y ahora tienen un problema”, afirmó Aragonés.

El hotel NH Capri está gestionado por NH Group pero pertenece a la cadena cubana Gran Caribe, que no está incluida en el listado de empresas prohibidas por la Oficina para el Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos.


One thought on “Empresa española niega ataques contra estadounidenses en su hotel Capri en La Habana

  • el 25 noviembre, 2017 a las 2:01 pm
    Permalink

    La cadena española NH, propietaria del hotel NH Capri…?????? no me lo cuentes…!!! malamente comparten la administración.

    y esto le quedó al compañerito Aragonés de etiqueta: “En Estados Unidos no todo el mundo piensa igual, por lo que dependerá mucho de la ideología de la gente”.

    Parece que ya se acostumbró a que en Cuba TODO EL MUNDO TIENE QUE PENSAR IGUAL, LES GUSTE O NO.

    y por cierto, seguramente también va a negar que haya droga, jineteras y trapicheo de cuanta cosa se pueda trapichear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *