El tabaco cubano “ha sufrido el mayor golpe de su historia”

Casa de cura completamente desplomada en San Juan y Martínez. (Cubadebate)

Se han dañado el 90% de las alrededor de 12.000 casas de cura natural y se mojaron unas 11.000 toneladas del producto

Por 14ymedio / EFE

HAVANA TIMES – El huracán Ian ha supuesto un “golpe demoledor” para el cultivo del tabaco más selecto de Cuba, informó la prensa oficial, que hablan de grandes daños materiales y la pérdida de miles de toneladas de materia prima.

Ian – con categoría tres, intensas lluvias y vientos de hasta 200 kilómetros por hora– provocó un daño masivo, “tanto en toneladas como en calidad de un cultivo que aporta cada año cientos de millones de dólares por concepto de exportación”, según el diario oficial Granma.

El medio digital Cubadebate dio cuenta asimismo de la destrucción de gran parte de la infraestructura del sector tabaquero en Pinar del Río, la provincia donde se cultiva gran parte del tabaco cubano y de donde proviene la materia prima de los habanos más cotizados.

El delegado de Agricultura de Pinar del Río, Víctor Fidel Hernández, dijo a Granma que “se trata del mayor golpe que ha sufrido la infraestructura tabacalera a lo largo de su historia”.

En la principal región productora de tabaco del país se han dañado el 90% de las alrededor de 12.000 casas de cura natural, donde se almacenan las hojas de tabaco para su secado.

Estas adversidades provocaron además que “se mojaran alrededor de 11.000 toneladas de tabaco” que estaban en proceso de cura, por lo que muchas de ellas tendrán que ser descartadas.

Las casas de cura y otras instalaciones deberían repararse para la próxima cosecha, que estaba previsto que se iniciase este 20 de octubre. Para eso estiman que serán necesarios unos 170.000 metros cúbicos de madera y 600 toneladas de puntillas.

Este golpe al sector se produce en un momento ya delicado para el sector tabaquero cubano. La empresa estatal cubana de tabacos produjo de enero a junio menos de la mitad de lo planificado, por falta de insumos básicos, problemas logísticos y averías, entre otros.

La situación, continuación de la experimentada en 2021, ha provocado “inestabilidad” en la “distribución en la red de ventas minoristas” del tabaco dentro de Cuba, reconocía este agosto Granma.

El tabaco, que emplea a unos 200.000 trabajadores – 250.000 en el pico de la cosecha– es una de las mayores fuentes de ingresos para Cuba.

La producción pasó de 32.000 toneladas en 2017 a 25.800 en 2020, según datos oficiales y tuvo, en 2021, uno de sus peores años para el campo cubano en la última década, aseguró recientemente el ministro de Agricultura, Ydael Pérez Brito.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.

Seguir y compartir:
Pin Share