El periodista colombiano Luis Carlos Ayala sobrevive atentado

Luis Carlos Ayala

HAVANA TIMES – Las autoridades colombianas deben investigar exhaustivamente el atentado contra el periodista Luis Carlos Ayala y enjuiciar a los responsables, declaró hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

Cerca de las 8:30 p. m. del 20 de abril, un sujeto no identificado que se trasladaba en una motocicleta disparó e hirió levemente a Ayala, quien se desempeña como reportero gráfico freelance y con frecuencia colabora con el portal de noticias independiente Colombia Informa en la suroccidental ciudad de Cali, según versiones periodísticas y el testimonio del propio periodista, quien habló con el CPJ por aplicación de mensajería.

Ayala relató que se encontraba en casa de un amigo cuando un motorista dijo su nombre y comenzó a dispararle.

“Me empecé a correr hacia atrás, me empecé a mover para que no pudiera apuntarme, y soltó un disparo y me rozó el mentón.  Y después disparó otra vez y me rozó el brazo derecho”, declaró Ayala al CPJ, al tiempo que agregó que sus heridas eran superficiales y no necesitó tratamiento médico.

Ayala expresó que había denunciado el atentado ante la Fiscalía General de la Nación y que la Unidad de Protección Nacional, una entidad gubernamental, analizaba su caso para decidir si le otorgaba escoltas armados u otras medidas de seguridad.

“Las autoridades colombianas deben investigar exhaustivamente el atentado contra el periodista Luis Carlos Ayala y garantizar que los responsables rindan cuentas ante la Justicia”, declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, desde Nueva York. “Es vital que las autoridades colombianas redoblen sus esfuerzos para proteger a todos los periodistas del país, sobre todo en la región del Cauca, donde los periodistas han estado enfrentando mayores peligros, y garantizar que la prensa pueda trabajar en condiciones de seguridad”.

Ayala señaló que ha dedicado los últimos seis meses a trabajar en un proyecto periodístico independiente que da cobertura informativa a grupos indígenas y afrocolombianos que defienden sus tierras de intereses empresariales y grupos del narcotráfico en el departamento del Cauca, situado justo al sur de Cali.

El comunicador expresó que tales temas son “bastante delicados”, pero sostuvo que no había recibido ninguna amenaza por su trabajo.

La región del Cauca se ha vuelto particularmente peligrosa para el ejercicio del periodismo debido a las actividades de grupos que se disputan el control del territorio, según la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), con sede en Bogotá. En 2020, como mínimo un periodista, José Abelardo Liz, murió durante la cobertura de enfrentamientos en la localidad de Corinto; el CPJ investiga el motivo de la muerte de otro periodista, Andrés Felipe Guevara, hecho ocurrido en Cali.

El CPJ envió un mensaje de texto a la Fiscalía colombiana para solicitar una declaración, pero no recibió respuesta.

Lea más noticias aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *