El joven músico condenado a seis años por el 11J

tilda de “hueleculos” a funcionarios del Instituto Superior de Arte

El músico Abel González Lescay fue condenado a seis años de prisión por el 11J. Foto: 14ymedio

Abel González Lescay considera unos “descaraos” a los redactores de un comunicado que califica de campaña contrarrevolucionaria la movilización de los que piden su liberación

Por 14ymedio

HAVANA TIMES – El Consejo Universitario de la Universidad de las Artes (ISA) ha tildado de “campañas que pretenden desacreditar a la Revolución” la carta abierta difundida por el grupo #FreeAbelLescay. El colectivo pide que se revoque la sentencia contra el músico Abel González Lescay, alumno de composición musical en la institución y condenado a seis años de prisión por su participación en las protestas del 11 de julio en San José de las Lajas, Mayabeque.

La institución estatal considera que las campañas intentan “apelar a la empatía de estudiantes y profesores, simplificando los hechos por los cuales fue sancionado” Lescay, y, además, insiste en que se desconoce “el ordenamiento jurídico existente en el país, pues su caso se encuentra en proceso de revisión por el Tribunal Supremo Popular”.

El ISA afirma que, “promovidas por medios de prensa y operadores políticos”, estas campañas intentan “manipular la transparencia de los juicios acontecidos a raíz de los sucesos del 11 de julio de 2021” en los que, señala, hubo representantes de la institución que “asistieron al acto de juicio oral” y “dieron fe de la práctica de todas las garantías constitucionales”.

El músico ha agradecido a la institución el apoyo brindado y que no sea “la parte más represiva de la dictadura”, pero invita tanto al ISA como a Alma Máter a interesarse por saber qué dice la sanción ya que, quienes estuvieron en el juicio “podrán descubrir mentiras como en un jueguito de detective. Los demás leerán un texto literario tan absurdo que causa lo que llamamos ’empingue'”.

Lescay añade que no conoce ninguna campaña que intente desacreditar “a lo que llaman Revolución irrespetando el castellano” y califica a los redactores del comunicado de la institución de “descaraos” y “hueleculos”, aunque esgrime hacerlo con “buenas intenciones”.

Abel Lescay fue detenido en su casa –de la que fue sacado desnudo– el 12 de julio y fue torturado y amenazado de muerte durante seis días, según su testimonio. Tras ser liberado, el 18 de julio, llegaron jornadas “complicadas”, recordó entonces. “Es feo lo que sucede en la cárcel, y después en la calle te mantienes como envenenado un tiempo”.

El músico había contado en varias ocasiones que nunca tuvo problemas en ISA y que, de hecho al incorporarse al presente curso fue a hablar con el rector, quien se refirió a él como “un estudiante talentoso” y le brindó ayuda psicológica para recuperarse del impacto de esos días que pasó encarcelado.

La Fiscalía pedía para Lescay, juzgado el pasado 26 de enero, siete años de prisión por desórdenes públicos, desacato agravado de carácter continuado y desacato de la figura básica de carácter continuado, y estaba en libertad a la espera de su sentencia. Finalmente, la condena conjunta fue de seis años, cuatro por “desacato agravado”, dos por “desórdenes públicos” y uno por desacato de la figura básica.

La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) del ISA había publicado el pasado 8 de abril una declaración para “alertar” la utilización del nombre de varios estudiantes en la mencionada carta que, según expone, fue modificada después de circular en la institución “diciéndose que el estudiante sancionado había sido juzgado ‘únicamente por rapear en la vía pública'”.

“Esto no solo afecta la integridad pública de nuestros estudiantes, sino que manipula y utiliza sin escrúpulos su nombre y la imagen en función del interés de alimentar una campaña política en torno a los procesos judiciales a partir del 11 de julio”, dijo la FEU, que alegó también que el uso de varios nombres “fuera obtenido por un llamado a la sensibilidad” entre los jóvenes.

Tras conocerse la condena, decenas de ciudadanos se pronunciaron en defensa del músico en redes sociales y algunos de ellos crearon el movimiento #FreeAbelLescay, que publicó el pasado 6 de abril una carta dirigida a Miguel Díaz-Canel y otros dirigentes cubanos, en la que solicitaban la revocación de la pena.

Este lunes, el movimiento emitió un comunicado en el que denunció la presión ejercida sobre varios estudiantes firmantes de la carta. “Sabemos que han existido reuniones secretas con facultativos del Instituto Superior de Arte, además de presión y amenazas de expulsión”. La nota agrega que cualquier estudiante o individuo que, “de forma voluntaria haya decidido dar su apoyo a esta iniciativa cívica”, es libre de apoyarla o solicitar que se retiren sus datos de la misma.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.