El huracán “Irma” golpea al turismo en Cuba

Por Guillermo Nova (dpa)

Policía escolta un convoy de autobuses que transportan turistas evacuados. Photo: Adalberto Roque AFP/Getty Images/elnuevoherald

HAVANA TIMES – Un coche patrulla de la policía alerta con sus luces azules al resto de vehículos para que abran paso a una caravana con decenas de autobuses que llevan a miles de turistas evacuados de los hoteles situados en la costa norte de la isla hacia zonas seguras.

“Uno busca el sol y la tranquilidad y esto le sobrecoge”, dice a dpa Michael Brent, un turista canadiense que durante una parada mira atentamente las noticias en el televisor de una gasolinera en la central provincia de Villa Clara.

Más del 60 por ciento de los turistas alojados en hoteles situados en los cayos del norte de la isla son canadienses, que suponen los visitantes extranjeros más numerosos de la isla.

“Bueno, al menos nos llevamos una buena anécdota”, afirma intentando sacar algo positivo de la experiencia cuando todavía le quedan más de 250 kilómetros para llegar a su destino final, La Habana.

La Defensa Civil de Cuba movilizó a los turistas alojados en los 17 hoteles de los cayos hacia otros en lugares más seguros como La Habana y Varadero, mientras también los turistas nacionales volvieron a sus lugares de origen. Este viernes no debe quedar nadie alojado entre Cayo Guillermo y Cayo Coco.

“Ya he dado dos viajes a La Habana y no sé cuantos más me quedan”, afirma a dpa Yankier, conductor de la empresa TransGaviota que lleva a los turistas que estaban alojados en los hoteles de cinco estrellas en la Cayería Norte del país.

Los turistas fueron desalojados pero también los seis delfines del acuario de Cayo Guillermo que fueron transportados en helicópteros hasta la zona sur de la provincia de Cienfuegos, en lugares más seguros.

A pesar que las lluvias no habían comenzado en la zona central de la isla en la madrugada del jueves, las imágenes de destrozos que ha dejado “Irma” a su paso por las Antillas menores generan incertidumbre.

“Nos dijeron que no nos preocupáramos, que el país tiene experiencia en este tipo de situaciones, pero solo de pensar que eso viene hacia aquí, la verdad que uno se preocupa”, destaca Alex Grois, un canadiense que aprovecha para comprar botellas de agua, “por lo que pueda ocurrir”.

La incertidumbre es ahora en qué zona girará el huracán para continuar su camino hacia el norte, algo que no saben las autoridades cubanas. Lo más probable es que sea en las provincias centrales de Villa Clara y Ciego de Ávila, por lo que el epicentro no seguiría hacia las occidentales Matanzas y La Habana.

Actualmente más de 17.000 turistas se encuentran alojados en hoteles de Varadero, el mayor destino de sol y playa del país, situado en la occidental provincia de Matanzas, una zona a la que no llegaría el huracán si antes gira hacia Estados Unidos.

El plan de evacuación también incluye a los más de 350 clientes extranjeros que se encuentran alojados en casas particulares en Varadero.

“Estamos preparados para garantizar la evacuación de cualquier cliente, esté donde esté”, señaló a la televisión estatal Ibis Fernández, delegada del ministerio de Turismo de Cuba en Matanzas.

La mayoría de las cadenas hoteleras son gestionadas por empresas españolas, que controlan más del 80 por ciento de las habitaciones de alto estándar y especialmente los hoteles situados en zonas de playa.

La embajada y el consulado de España en La Habana activaron un plan especial para atender a los turistas españoles que se encuentran en la isla que inscriban sus datos para poder estar localizados en cualquier momento.

La diplomacia española también está en contacto con los directores de las cadenas hoteleras y las compañías aéreas españolas Iberia, Air Europa, y la de vuelos chárter Evelop que son las aerolíneas que realizan vuelos con regularidad entre ambos países.

La compañía estatal Cubana de Aviación suspendió todos sus vuelos tanto nacionales como internacionales.

En su primer boletín de la mañana del viernes, el Instituto de Meteorología de Cuba situó a “Irma” a 165 kilómetros de Punta de Maisí en la costa nororiental cubana con una categoría cuatro, “aunque con pocas diferencias de uno de categoría cinco”, alertó la televisión estatal.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *