El gobierno venezuelano ocupa planta de transnacional Kimberly Clark

La toma de la empresa Kimberly Clark/Venezuela Foto: @rogertradicion
La toma de la empresa Kimberly Clark/Venezuela Foto: @rogertradicion

HAVANA TIMES – El Gobierno venezolano ocupó hoy una planta de la empresa transnacional Kimberly Clark, productora de artículos de higiene personal, que había paralizado sus operaciones por falta de materia prima, reportó dpa.

La instalación, ubicada en ciudad de Maracay, en la región norteña de Aragua, fue ocupada días después de que los directivos decidieran cerrar sus actividades por tiempo indefinido.

El ministro venezolano del Trabajo, Oswaldo Vera, anunció que a partir de hoy la planta de Kimberly-Clark “vuelve a abrir sus puertas, vamos a proteger a los trabajadores”.

El funcionario dijo que la ocupación fue ordenada por el presidente Nicolás Maduro y que se concretó luego que trabajadores de la empresa solicitaran al Gobierno reactivar la producción, entre otros de papel sanitario y pañales.

“El viernes esta empresa cerró sus puertas echando a las calles a miles de trabajadores y nosotros por orden del presidente de la república vamos a ocupar esta empresa y vamos a proteger a los trabajadores y trabajadoras de Kimberly Clark. Hoy arrancan las máquinas para reactivar esta empresa y comenzar la producción en Venezuela”, declaró a periodistas.

Vera aseguró que la ocupación de la empresa será temporal.

El ministro dijo que los empresarios que quieran acompañar el gobierno son bienvenidos, pero advirtió: “Ratificamos que empresa que sea cerrada, empresa que será abierta a los trabajadores”.

Los casi 1.200 trabajadores que fueron despedidos participaron en la reactivación de la producción. Según Vera, el Gobierno entregó materia prima para el reinicio de las operaciones.

“Kimberly Clark va a seguir produciendo para todos los venezolanos, ahora en manos de los trabajadores. Así como antes producían para sectores empresariales que se llevaban nuestras divisas, hoy les corresponde trabajar por el bienestar y por garantizar que esta producción sea para todos los venezolanos”, aseveró.

La planta tiene capacidad para producir 33 millones de pañales al mes.

El sindicato de trabajadores dijo que casi el 90 por ciento de las operaciones estaba paralizado. Kimberly Clark lo atribuyó a la falta de materia primas y de dólares para importar y el deterioro de las condiciones económicas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *