El artista Luis Manuel Otero en huelga de hambre y sed

Luis Manuel Otero Alcántara creó un “garrote vil” para denunciar las políticas represivas del régimen cubano.

HAVANA TIMES – El 16 de abril un operativo policial y personas vestidas de civil entraron en la sede del Movimiento San Isidro en la Havana Vieja, el objetivo era llevarse a Luis Manuel Otero Alcántara, quien en esos momentos realizaba un performance titulado Garrote Vil.

Vestido de blanco, atadas sus manos a la espalada, sentado en un garrote construido por él mismo, Luis Manuel había pasado horas delante de la cámara que lo vigila. Una vez detenido Otero, volvieron a entrar a la casa-taller y se llevaron varias obras realizadas por el artista. Todo eso puede verse en un video que circuló en las redes sociales.

Desde el momento en que lo liberaron, Luis Manuel intentó violar el cerco policial que le mantienen durante las 24 horas del día, para exigir la devolución de sus obras o la indemnización que merece si fueron dañadas.  Cada vez que intentaba salir la policía lo detenía nuevamente.

Al octavo día, en el calabozo a donde fue conducido, se encontró con dos presuntos delincuentes que lo violentaron durante horas con gritos, ofensas y amenazas. Cuando salió de allí, Otero pensó que no tenía sentido seguir en ese juego de desgaste; en su cuerpo manda él. Y decidió empezar una huelga de hambre y sed que ya lleva tres días.

No se trata solo del robo de las obras ni de la pasión de un artista por su trabajo. Se trata de un ser humano que siente sus derechos fundamentales constantemente vulnerados. Hace años Luis Manuel sufre acoso policial por defender la libertad de creación, de expresión y de movimiento.

En noviembre pasado estuvo en huelga, en el mismo lugar, acompañado de varios activistas y amigos, por lo que su cuerpo ya ha vivido el deterioro que sucede minuto a minuto durante la ausencia de agua y comida.

En esta ocasión la preocupación de las personas que lo quieren y admiran es doble, pues está solo. El gobierno se ha encargado de aislarlo: lo han cortado el acceso a internet y no siempre le permiten recibir o hacer llamadas telefónicas.

Además, el barrio San Isidro está militarizado, por lo que sus amigos o vecinos no pueden llegar hasta él; quienes lo han intentado, han sido detenidos.

El MSI ha hecho públicas sus demandas:

1- Levantamiento del cerco policial en el que permanece Luis Manuel Otero Alcantara, desde el mes de noviembre de 2020., así como la erradicación del estado de sitio como práctica para impedir el libre tránsito de los y las artistas, periodistas y activistas.

2- Devolución de las obras de arte que le fueran robadas a Luis Manuel Otero Alcantara e indemnización correspondiente por el daño que les han ocasionado a las mismas.

3- Respeto al ejercicio de las libertades artísticas de manera plena de las y los artistas cubanos

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *