El 71% de estadounidenses apoya la nueva política de EEUU hacia Cuba

Barack Obama.  Foto: telesurtv.net
Barack Obama. Foto: telesurtv.net

HAVANA TMES (dpa) – El 71 por ciento de los estadounidenses apoya la nueva política hacia Cuba anunciada en diciembre por el presidente de Estados Unidos Barack Obama, según una encuesta publicada hoy.

Siete de cada diez estadounidenses cree que los cambios en la política hacia la isla anunciados por Obama son “lo mejor para los intereses del pueblo estadounidense y del cubano”, mientras que el 29 por ciento lo considera “una concesión unilateral a la dictadura castrista”, según los resultados de la encuesta realizada por Benenson Strategy Group (BSG) y SKDKnickerbocker.

Por partidos, el 82 por ciento de los demócratas, el 71 por ciento de los independientes y el 57 por ciento de los republicanos apoya la nueva política hacia Cuba.

También la mayoría de estadounidenses (64 por ciento) apoya el fin del embargo a Cuba, mientras que el 36 por ciento considera que debería mantenerse.

El 74 por ciento de los demócratas, el 64 por ciento de los independientes y el 51 por ciento de los republicanos está a favor de que el Congreso levante el embargo económico y comercial a la isla.

Siete de cada diez estadounidense apoya la estrategia de relacionarse con Cuba a través del comercio, el turismo y la diplomacia para mejorar el historial malo en derechos humanos de la isla.

En cambio, tres de cada diez estadounidenses considera que mantener el embargo y no tener relaciones diplomáticas con Cuba presionará a La Habana para que mejore su historial en materia de derechos humanos.

Ric Herrero, director ejecutivo de la organización liderada por jóvenes cubano-estadounidenses CubaNow, cree que esta encuesta demuestra que hay “un fuerte apoyo bipartidista a la nueva política con respecto a Cuba”.

Herrero también destacó que la encuesta muestra que “los estadounidenses no se creen el argumento de que el embargo promueve la causa de la libertad política en Cuba”. El director ejecutivo instó al Congreso a “tomar nota” de la opinión de los estadounidenses y levantar el embargo a la isla.

Obama y el presidente cubano Raúl Castro anunciaron el 17 de diciembre de forma inesperada que Washington y La Habana retomarán las relaciones bilaterales, tras medio siglo de ruptura y enfrentamiento ideológico.

Como parte de este proceso, Washington y La Habana deberán transformar sus Secciones de Intereses que mantienen actualmente en embajadas y nombrar a un embajador.

A falta de relaciones diplomáticas directas, las “Secciones de Intereses” les permiten cumplir con servicios consulares y continuar las escasas relaciones bilaterales que mantenían hasta el acuerdo de diciembre, por ejemplo, en materia migratoria. Su personal tiene, sin embargo, serias restricciones de acción y desplazamiento por los respectivos territorios.

Un grupo de senadores demócratas y republicanos presentó en febrero un anteproyecto de ley para levantar el embargo. Y otro grupo presentó otro para eliminar las restricciones de viajes a la isla, de modo que los estadounidenses puedan viajar y hacer turismo en Cuba.

Sólo el Congreso puede aprobar el levantamiento total del embargo comercial a Cuba en vigor desde 1961, puesto que desde 1996 se convirtió en ley, mediante la iniciativa Helms-Burton.

Para realizar esta encuesta BSG entrevistó entre el 26 y 27 de febrero a 1.032 estadounidenses en todo el país.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *