Efectivos militares paraguayos agreden y detienen al periodista Roberto Esquivel

Soldados de Paraguay. Foto de archivo: Jorge Adorno / Reuters

HAVANA TIMES – Las autoridades paraguayas deben investigar exhaustivamente la detención y la agresión de que fue objeto el periodista Roberto Esquivel y garantizar que los responsables rindan cuentas ante la Justicia, declaró hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

El 18 de julio, efectivos paraguayos detuvieron a Esquivel, un periodista freelance local, en la ciudad de Bella Vista Norte, cerca de la frontera con Brasil, mientras informaba sobre los efectos del cierre de los comercios del país ante la pandemia de la COVID-19, según informaciones de prensa y un comunicado del Sindicato de Periodistas del Paraguay.

En un video de la detención que fue compartido en las redes sociales, se observa que unos cinco efectivos agarran a Esquivel en la calle y lo colocan en la parte trasera de un camión. Posteriormente Esquivel declaró a los medios locales que los efectivos lo habían esposado, le habían cubierto la cabeza con un pasamontañas y lo habían golpeado sin explicación. El periodista sufrió moretones en el rostro, el torso y un brazo, según versiones periodísticas.

Los efectivos trasladaron a Esquivel a la comisaría local, donde lo detuvieron brevemente y luego lo liberaron sin formularle cargos, según Marta Ezcurra, presidenta del Foro de Periodistas Paraguayos, quien habló con el CPJ por vía telefónica.

“Las autoridades paraguayas deben actuar para identificar y llevar ante la Justicia al personal militar responsable de la injustificada detención y agresión de que fue objeto el periodista Roberto Esquivel”, declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, desde Nueva York. “Los periodistas deben poder informar sobre los efectos de la COVID-19 sin temor a ser agredidos por las fuerzas de seguridad”.

Al momento de su detención, Esquivel documentaba los efectos económicos de la pandemia para publicar las noticias en sus cuentas de redes sociales, declaró Ezcurra. Esquivel con frecuencia publica noticias locales en su página de Facebook, donde tiene unos 4000 seguidores, y también es colaborador de medios noticiosos locales, agregó Ezcurra.

Tras su liberación, Esquivel publicó un reportaje en video en su página de Facebook sobre los comercios locales que habían cerrado sus puertas en Bella Vista Norte.

Luego de la liberación del periodista, el Ejército Paraguayo publicó un comunicado que afirmaba que los efectivos habían visto a una persona que coincidía con la descripción de Esquivel cuando intentaba cruzar ilegalmente la frontera, y señaló que los efectivos lo habían detenido por negarse a mostrar su documento de identidad.

La unidad de derechos humanos del Ministerio Público paraguayo abrió una investigación sobre el incidente, de acuerdo con Ezcurra.

El CPJ envió un correo electrónico al Comando del Ejército Paraguayo para obtener una declaración, pero no recibió respuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *