EEUU pide a Cuba gesto “humanitario”

Con el preso estadounidense Alan Gross

From Havana Daily Life photos by Elio Delgado Valdes.

HAVANA TIMES (dpa )— El gobierno de Estados Unidos reclamó hoy una vez más la liberación por motivos “humanitarios” del contratista encarcelado en Cuba Alan Gross, en el tercer aniversario de su arresto y encarcelamiento en la isla, hecho que Washington considera “injustificado”.

“Mañana Alan Gross comenzará su cuarto año de encarcelamiento injustificado en Cuba (…) seguimos pidiéndole al gobierno cubano que acepte la petición de Alan Gross de viajar a Estados Unidos a visitar a su madre, Evelyn Gross, de 90 años, que está gravemente enferma. Esto es una cuestión humanitaria”, dijo el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, en un comunicado.

“El gobierno cubano debería liberar a Alan Gross y devolverlo a su familia, donde pertenece”, agregó Toner, repitiendo así un mensaje que Washington ha enviado una y otra vez a La Habana, hasta el momento sin resultados.

El caso de Alan Gross es uno de los que más lastra actualmente las tensas relaciones entre Washington y La Habana. El contratista estadounidense fue detenido el 3 de diciembre de 2009, cuando intentaba entrar en la isla con sofisticados equipos de comunicación prohibidos en Cuba, aunque habituales en otros países.

Un tribunal condenó al estadounidense a 15 años de prisión en marzo de 2011 por “actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado”. Gross sostiene que los equipos estaban destinados a facilitar el acceso a Internet a la comunidad judía en Cuba.

Su familia ha denunciado un gran deterioro en estos últimos tres años en la salud de Gross, de 63 años, algo que las autoridades cubanas niegan.

De hecho, la semana pasada, el gobierno de Raúl Castro descartó oficialmente que Gross padezca cáncer, una evaluación médica que la familia del estadounidense sigue poniendo en duda, por lo que reclama que se permita que un médico elegido por los Gross pueda realizar más pruebas al contratista.

Con la vista puesta en el tercer aniversario del arresto de Alan Gross que se cumple hoy, su esposa, Judy Gross, inició en los pasados días una nueva campaña pública para presionar por la liberación de su esposo que culminó la víspera con una vigilia nocturna frente a la Sección de Intereses de Cuba en Washington.

“Tenemos que hacer borrón y cuenta nueva, ambos países deben dejar las acusaciones y comenzar conversaciones legítimas”, reclamó.

“Liberar a Alan sería una señal del gobierno cubano de que Cuba quiere mejorar las relaciones bilaterales”, aseguró Judy Gross junto a algo más de medio centenar de personas, entre ellas miembros de la comunidad judía a la que pertenecen tanto ella como su marido y el congresista de Maryland -donde vive la pareja- Chris Van Hollen.

Cuba por su parte también ha aprovechado esta nueva oleada de atención pública para volver a recordarle a Washington el caso de los “cinco héroes”, como denomina a los cinco espías presos en Estados Unidos desde hace 14 años por acusaciones de espionaje.

El gobierno cubano realiza frecuentes campañas internacionales para la liberación de los cinco agentes, declarados “héroes” en la isla antillana. Los cinco eran parte de una red de inteligencia, la “Red Avispa”, que espió durante años a la comunidad anticastrista del exilio cubano.

La cadena NBC emitió en los pasados días un largo reportaje sobre la relación entre ambos casos para el que recibió permiso de las autoridades cubanas para entrevistar no sólo al líder de la “Red Avispa” encarcelado en Estados Unidos, Gerardo Hernández, sino, en La Habana, a la esposa de éste, Adriana Pérez, y hasta al presidente de la Asamblea nacional, Ricardo Alarcón.

Además, el jefe de la Sección de Intereses cubana en Washington, José Ramón Cabañas, replicó la semana pasada en sendas cartas a senadores y miembros de la comunidad judía que han reclamado al presidente cubano, Raúl Castro, la liberación de Gross.

“Le aseguro que el gobierno cubano es sensible a las inquiteudes humanitarias asociadas con este caso y le ha expresado al gobierno de Estados Unidos su disposición a encontrar una solución humanitaria recíproca que también tenga en cuenta inquietudes humanitarias altamente sensibles de la máxima importancia para Cuba y para su gente”, escribió Cabañas.

Con todo, exigirle a La Habana una “decisión unilateral” de liberar a Gross “sin darle consideración alguna a las preocupaciones legítimas” de la isla es un enfoque “no realista”, puntualizó el alto funcionario cubano en su misiva.

Junto a ésta, Cabañas adjuntó información sobre “el caso de los cinco cubanos que siguen encarcelados injustamente en Estados Unidos, respecto a los cuales Cuba tiene preocupaciones humanitarias legítimas”, indicó parafraseando el lenguaje de Washington sobre Gross.


3 thoughts on “EEUU pide a Cuba gesto “humanitario”

  • el 7 diciembre, 2012 a las 8:09 am
    Permalink

    el_pidío hablar en el granma, pero no lo dejaron. Así que vino a HT a echar su muela.

  • el 6 diciembre, 2012 a las 1:12 pm
    Permalink

    Como siempre la prepotencia y la arrogancia del gobierno de los Estados Unidos se muestra con sus mejores laureles, tal parece que ellos son el ombligo del mundo, o que ellos son los embajadores de Dios en la tierra, o que ellos han sido dotados por alguien que no conocemos como los mas justos, los mas dignos y los mas indicados para dar lecciones de los pobres e indefensos paises del sur.

    Bueno esa epoca ya paso, Alan Gross fue juzgado con todas las garantias procesales habidas y por haber, sus consules, familiares y hasta el mismo diablo estuvo en el jucio, no pudieron hacer un comentario sobre el jucio, como lo podemos hacer nosotros sobre el juicio a los cinco cubanos antiterroristas que hoy sufren prision por evitar muerte y destruccion, tanto en EEUU como en Cuba, esto parece que los gringos en el poder lo han olvidado.

    Alan Gross no es un ciudadano norteamericano que visitaba Cuba para descansar o por placer, fue enviado por la CIA atraves de su organizacion pantalla en el mundo, la USAID, con el fin de dotar a los mercenarios a su servicio en la Isla, de la ultima tecnologia para comunicacion por satelite, este senor no es inocente, no padece de cancer, ni se esta muritendo, tiene una prision mejor que la de los cubanos antiterroristas presos injustamente por el gobierno del genocidio, el crimen y las violaciones de los derechos humanos en el mundo, el gobierno del senor Obama.

    Si quieren a Gross en los Estados Unidos, tienen que sentarse con Cuba y discutir hasta el ultimo detalles para liberar a los cinco presos antiterroristas presos, mientras el terrorista mayor en los Estados Unidos Posada Carrriles esta libre, gozando de la vida, protegido por el FBI, la CIA, el Pentagono, la CSN, el Departamento de Estado, el Departamento de Justica y Homeland Security.

    Senores gobernantes norteamericanos, estan tratando con Cuba, no con Islas Marshall, Pakistan, Afghanistan, Iraq, etc. no lo olviden nunca.

  • el 4 diciembre, 2012 a las 11:41 am
    Permalink

    Vivo en España y hace unos días me ofrecieron una conexión satelital de Internet. Me dijeron que tiene la ventaja de que funciona desde cualquier sitio cuando salga a pasear con el yate. Pero como no tengo yate no me interesó.

    Alan Gross fue a Cuba a ofrecerle a sus compañeros judíos algo que es totalmente legal en todo el mundo menos en Cuba y en Corea del Norte. La idea de que una conexión satelital a Internet se puede usar para desestabilizar un gobierno es demencial. Se puede hacer exactamente lo mismo desde cualquier conexión a Internet solo con encriptar los mensajes.

    De hecho una magnífica manera de superar el bloqueo de Estados Unidos que tanto perjudica a la conectividad de Cuba a Internet, consiste precisamente en legalizar en Cuba compañías de telecomunicaciones que ofrezcan conexiones satelitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *