EEUU ordena salir de Venezuela a familias del personal de su embajada

La embajada de Estados Unidos en Caracas. Foto: runrun.es

HAVANA TIMES – Estados Unidos ordenó hoy la salida de los familiares del personal de la embajada en Venezuela y autorizó la partida voluntaria de los empleados del Gobierno que así lo quieran, según informó el Departamento de Estado, reportó dpa.

“La situación política y la seguridad en Venezuela es impredecible y puede cambiar rápidamente”, indicó el Gobierno estadounidense en un comunicado.

Para quienes se quedan allí, el Departamento que dirige Rex Tillerson ha ordenado una restricción de movimiento y de horas para hacerlo. En Caracas no hay embajador estadounidense desde 2010, cuando los dos países retiraron los que había en las respectivas capitales.

La decisión de sacar de Venezuela a los familiares de los funcionarios de la embajada y a los propios empleados que así lo soliciten se tomó tres días antes de la elección de la Asamblea Constituyente, que Nicolás Maduro quiere que redacte una nueva Carta Magna en el país.

El presidente Donald Trump advirtió al mandatario venezolano de que tomará “acciones económicas fuertes y rápidas” si no desiste en ese proceso, al que altos funcionarios de su administración calificaron esta semana de “línea roja” que marca “el final de la democracia”. El miércoles, además, la administración estadounidense impuso sanciones a otros 13 altos funcionarios venezolanos.

El Departamento de Estado emitió también una alerta de viaje a sus ciudadanos para que no se desplacen al país ante “disturbios sociales, crímenes violentos y escasez generalizada de comida y medicinas”.

Venezuela está inmersa en una crisis política, económica y humanitaria. La última ola de protestas sostenidas contra el Gobierno de Maduro comenzó a principios de abril. En el marco de esas protestas ha muerto un centenar de personas.

“Se ha sabido de ciudadanos estadounidenses arrestados, detenidos y robados en las proximidades a las protestas” que tienen lugar contra el Gobierno de Maduro, indica el comunicado.

En él se alude también a personas -entre ellas estadounidenses- detenidas durante largos períodos de tiempo con escasa o nula evidencia de que hayan cometido un crimen.

“La embajada estadounidense puede no ser notificada de la detención de un ciudadano estadounidenses y el acceso a detenidos puede ser negado o retrasado mucho”, según el Departamento de Estado, que añade que los detenidos pueden no tener acceso a atención médica, agua potable y comida.

A principios de esta semana, la propia embajada estadounidense en Caracas instó a los ciudadanos norteamericanos a tomar medidas preparatorias, incluyendo el acopio de alimentos y agua, para la huelga de 48 horas a la que la oposición llamó el miércoles y el jueves.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *